Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
‘La movilidad del futuro’, informe Aecoc

La movilidad urbana se dirige hacia la vía verde, digital e intermodal

Edi Cobas28/05/2019
En un camino al parecer sin retorno, también la futura movilidad urbana se sustenta sobre la transformación digital, que incluye el uso de todo tipo de plataformas colaborativas. Un trayecto que será recorrido por los futuros habitantes con un importante cambio cultural en lo referente a la propiedad de vehículos y donde las entregas serán más rápidas y, sobre todo, más baratas.

La creciente concentración de la población en ciudades es una de las tendencias que conllevan cambios sociales a afrontar a corto y medio plazo. Si en 2050 las previsiones de la ONU apuntan a que el 68% de la población mundial vivirá en grandes urbes, el estudio de Aecoc ‘La movilidad del futuro’ viene a mostrar la evolución del comportamiento de los habitantes de de esas cada vez más grandes ciudades.

El trabajo realizado por Aecoc Innovation hub muestra de qué forma los cambios sociales, tecnológicos, medioambientales, económicos y políticos están transformando a gran velocidad la movilidad de las ciudades. En una rápida definición de esa futura movilidad, para sus autores Albert Anglarill, Jordi Mur y Marc Nicolás, “el ecosistema de la movilidad del futuro girará alrededor de la transformación digital y el impulso de la sostenibilidad”.

Hasta aquí coincidencia total con los numerosos informes de futuro enfocados sobre este u otros temas en una vía en la que parece no hay marcha atrás, pero sus previsiones van más allá: “la demanda de energía disminuirá, los costes de los desplazamientos se desplomarán, se impondrá el transporte intermodal y la velocidad de las entregas se acelerará a la vez que los costes disminuirán”.

Además de esta rápida futura movilidad con bajada de costes en el medio plazo, el estudio abre el horizonte a 2050, ese año en el que según la ONU el 68% de la población mundial vivirá en grandes urbes, “ya no se producirán ni accidentes de tráfico, ni atascos, al tiempo que dejarán de existir los parkings”.

foto

Tecnología, economía colaborativa y cultura generacional

Pero, ¿cuáles son las claves de ese gran cambio? Esa ciudad diferente será una realidad, según el informe, “gracias al desarrollo tecnológico, la economía colaborativa y la necesidad de impulsar modelos de transporte más sostenibles”. Tres motores que encontramos habitualmente en las previsiones a corto y medio plazo acerca de la movilidad, sin embargo en el estudio de AECOC se señala también a sus futuros habitantes como claves para ese cambio. Así, cuando se pregunta acerca de los vehículos autónomos, mientras el 24% de mayores de 55 años afirma que le gustaría tener uno, el deseo crece hasta el 57% en los denominados nativos digitales o generaciones ZyX.

Asimismo, es remarcable un cambio en la cultura, ya que según el estudio “es notable la pérdida del sentido de pertenencia de las generaciones jóvenes, que valoran más disponer del servicio que necesitan y cuando lo necesitan, que el hecho de tener una propiedad”.

A esos nuevos valores se une el auge del consumo colaborativo que implica, por ejemplo, que el 64% de los nativos digitales se cuestionen tener un vehículo propio, mientras estos porcentajes son claramente inferiores en las generaciones anteriores (43% en el caso de la generación X y sólo 16% en el de los baby boomers y anteriores).

Coca-Cola y Calidad Pascual, su experiencia en el centro de Madrid

En el turno de los que se encuentran con los problemas del reparto urbano, Fernando Morales, director general Madrid EcoPlatform Coca-Cola European Partners, explicó de qué forma habían conseguido reducir costes y hacer más sostenible la distribución en el centro de Madrid. Aunque crítico con las restricciones de tráfico, señaló la importancia de llegar a acuerdos con los transportistas, “el transporte lo subcontratamos, al tiempo que apostamos por la renovación de la flota tanto de vehículos pesados como ligeros. Renovamos cada cuatro años, y ahora tenemos un problema con los pesados, al tiempo que hay dudas sobre si el futuro será el GNL o vehículos eléctricos”.

Como solución, José Carlos Espeso, mobility manager de Calidad Pascual, apuesta por la creación de hubs urbanos, “eso sí, que quede claro que funcionarán si se apuesta por un modelo de logística colaborativa y contando con la administraciones públicas, que deberán regular adecuadamente este sistema de distribución”.

foto

La logística en el escenario de los grandes cambios

En el ámbito de las mercancías, según el informe “se impondrán los camiones eléctricos, las entregas con drones, los centros de consolidación urbana que permiten optimizar las entregas de última milla agrupando los pedidos de distintos productos y los “load poolings” o viajes compartidos de mercancías”. Unas tendencias que se han ido dibujando en los últimos años, aunque las entregas con drones deben todavía superar numerosos obstáculos.

En cuanto al uso de combustibles, estará condicionado por la modalidad de transporte. “Todo apunta a que para el transporte ligero se van a imponer vehículos eléctricos y para el pesado el gas natural. De hecho, se prevé que en 2025 los vehículos eléctricos alcancen el 30 y el 35% de las ventas y que se llegue al 100% en 2050 y que en el año 2030 entre el 30 y el 35% de los vehículos pesados se muevan con gas natural”, explicaron.

El informe concluye que habrá más alternativas al transporte, especialmente para cubrir la última milla, al tiempo que también será mayor la trazabilidad y transparencia en los envíos, lo que conllevará una importante reducción de los costes, gracias a una mejor planificación de rutas y automatización.

La distribución seguirá teniendo el impacto del crecimiento del comercio electrónico, así como nuevas opciones de envío para los clientes; impulso de las ventas a sectores ahora desatendidos y, por último, se darán mayores oportunidades para la creación de centros urbanos de distribución.

En definitiva, en un contexto de crecimiento de las ciudades y de e-comercio, con previsiones del 25% anual hasta 2020, la logística tendrá una de las claves de la movilidad urbana. En definitiva, como señaló Alejandro Sánchez, director de Cadena de Suministro de AECOC, se trata de conseguir en definitiva que la distribución urbana sea cada “día más eficiente y respetuosa con el entorno, en un contexto marcado por el crecimiento imparable del ecommerce, sin olvidar el papel de la Administración muy activa a la hora de conseguir que se reduzca la contaminación de las ciudades”.

El gran reto de la DUM

Cuando se dibujan los proyectos de futuro, todo el mundo parece tener las ideas muy claras pero lo difícil siempre es llevarlas a cabo. En el foro de la DUM, la participación fue amplia entre representantes de la administración municipal de Madrid, junto a la invitación de ciudades como Londres donde se encuentran con parecidos problemas y visiones hacia el cero de contaminación, acuerdo en la teoría y problemas en la práctica.

De nuevo quedó claro que la DUM es “un gran reto que necesita la colaboración de Administración, empresas y ciudadanos”. Además, si ahora parece controvertida la restricción del tráfico de Madrid Central, se afirmó que “lejos de suprimirse irá a más, y es que mejorar la contaminación de las grandes ciudades, lejos de ser un capricho es una necesidad imperiosa ante la constancia de los problemas físicos que ésta conlleva”.

Y, desde luego, las nuevas tecnologías vienen a dar soluciones para mejorar la trazabilidad de las rutas y hacerlas más eficientes. Así, no faltaron a la cita cuatro reconocidas startup como Paack, Nektria, Koiki y Deliverea.

¿Cómo será la movilidad en 2050?

  • Sin accidentes de tráfico. Los vehículos autónomos y conectados eliminan el error humano.
  • Los atascos, una anécdota del pasado. Sensores que permiten menor espacio entre vehículos y sistemas inteligentes de gestión de los atascos en tiempo real.
  • La demanda de energía disminuye. Una masa y un peso más pequeños permiten que los automóviles sean propulsados por motores eléctricos más compactos, eficientes y ecológicos.
  • Los costes de viaje se desploman. Las economías colaborativas conseguirán un descenso en el coste medio de pasajeros de 0,5€/km hasta 0,15€/km.
  • Infraestructura financiada por su uso real. La tecnología de automóviles conectados permite que los sistemas calculen con precisión el uso de las carreteras.
  • Desaparecen los parkings. Los modelos de conducción autónoma y compartida disminuyen la necesidad de tener parkings.
  • Menos policía para controlar el tráfico. Los vehículos autónomos están programados para no violar las leyes de tránsito.
  • Se aceleran las entregas a menor coste. Los camiones de larga distancia autónomos bajarán los costes laborales y se optimizan las entregas de última milla.
  • El transporte intermodal se convierte en la nueva norma. Los consumidores llegan del punto A al punto B a través de modos de transporte múltiple y conectado a un precio fijo por un único sistema de pago.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Codificación Comercial

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridEasyfairs Iberia Empack-Logístics

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS