Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Punto de partida del proceso de recolección

Los cabezales convencionales en cosechadoras de grano

Redacción Tierras11/12/2020
El cabezal o plataforma es una de las partes más importantes de las cosechadoras de grano. Comprende la barra de corte, el molinete y el sinfín y constituye el punto de entrada de la mies hacia el interior de la máquina.
Una de los grandes avances tecnológicos vividos en el campo fue la mecanización de las labores de recolección, especialmente en aquellos cultivos que han visto espectacularmente incrementados sus niveles de producción.

Y si hay una máquina que vino a marcar un antes y un después fue, sin lugar a dudas, la cosechadora para granos y semillas, capaz de realizar una serie de funciones muy complejas que no solo han cambiado para bien la vida y la forma de trabajar del agricultor, sino que se han vuelto imprescindibles en la ardua tarea de proveer de alimentos suficientes a la población mundial.

foto
Utilizar el cabezal adecuado en función del tipo de cultivo y las condiciones que presenta resulta fundamental para el éxito de la cosecha.
Todos esos procesos comienzan en lo que se conoce como plataforma o cabezal, el elemento que agrupa los dispositivos directamente relacionados con la siega, que son la barra de corte, el molinete y los órganos de alimentación. La primera se ocupa del corte del tallo, el segundo ataca la parte superior de la mies, asegurando su caída hacia el tornillo sinfín embocador, y desde allí hacia la boca de alimentación para alcanzar el cilindro de trilla ayudada por una banda elevadora interior.

La oferta comercial de cabezales es hoy en día muy amplia, con modelos muy diversos en función de una serie de características que los hacen más adecuados para unos cultivos u otros, y en según qué condiciones.

Además, se da la circunstancia de que en este mercado compiten grandes grupos industriales con presencia global, con otros de tamaño mucho menor pero que son auténticos especialistas de este producto. Precisamente, en algunos casos esta evolución tecnológica les ha hecho acreedores del interés de los ‘grandes’ y se han establecido acuerdos industriales.

Más allá de las cuestiones estrictamente empresariales, los cabezales considerados convencionales, enfocados a cereales como el trigo o la cebada, presentan una plataforma de corte con una línea de cuchillas triangulares con filo dentado en dos de sus lados y contracuchillas —conocidas como dedos— recogidas en los laterales por pantallas verticales que se prolongan hacia los divisores, que se ocupan de la separación entre las plantas segadas y las que perduran. Las posibles sacudidas provocadas sobre las plantas, que derivan en pérdidas de grano en ciertos cultivos, se evitan manteniendo el filo de las cuchillas. Conviene tener en cuenta que el desplazamiento de la cuchilla suele superar en su movimiento alternativo el establecido entre dedos contiguos.

foto
Elementos principales del cabezal.
Todo el conjunto descansa sobre unos patines que favorecen el mantenimiento de una altura de corte constante, mientras que en la parte inferior se pueden colocar pantallas de protección frente a obstáculos en el terreno. Por detrás queda un tornillo sinfín con doble hélice para el agrupamiento de la mies en la zona central, y los dedos retráctiles—en ocasiones también en otras zonas del sinfín—, que ayudan a llevar el material hasta la garganta de alimentación y ser ‘tragado’ por la cosechadora.

Un tubo de diferente diámetro según el fabricante incluye las aletas del sinfin y la altura de la espiral ronda los 100 mm o algo más. El sentido de giro hace que la mies pase por debajo del embocador, cuyo eje se ajusta en función del volumen. Este ajuste es una información sensible y valiosa, que conviene realizarse inicialmente de acuerdo con el manual facilitado por el fabricante, y depende de las condiciones del cultivo.

Un elemento decisivo durante el corte es el molinete, un rotor con paletas con un diámetro variable ubicado por encima de la barra de corte, que acelera la aproximación del material a la barra de corte. Su régimen de giro se ajusta de tal forma que la velocidad periférica sea superior a la de avance de la máquina en trabajos, adaptándose en función de las condiciones de cosecha gracias a un variador de velocidad en la transmisión.

El viaje de la mies desde la zona de corte hasta el cilindro trillador discurre por un conducto conocido como canal de alimentación, articulado sobre un eje en el interior de la máquina y, en el otro extremo, un sistema de enganche para fijar el cabezal, que suele contar con guías en la parte superior y pasadores de bloqueo en la inferior. Cilindros hidráulicos situados por debajo del canal ajustan la posición. La elevación de la plataforma de corte respecto a la horizontal conviene que sea amplia para poder salvar obstáculos.

Un transportador de cadenas enlazadas por travesaños se localiza en el interior del canal. Está accionado desde el rodillo más próximo al cilindro trillador, actúa arrastrando la mies segada apoyándose en la superficie inferior del canal de alimentación. Generalmente dispone de un sistema para invertir el sentido de movimiento cuando se producen sobrecargas, que afecta también al sinfin embocador. La anchura del canal de alimentación condiciona la capacidad de trabajo de la máquina.

Claas

Una de las marcas con una mayor oferta de cabezales es Claas. En su extenso catálogo destaca la serie Vario (adaptable a sus cosechadoras Lexion, Tucano y Avero), que según la marca ofrece un incremento del rendimiento de la totalidad de la máquina de hasta un 10%. Incluye mesa del mecanismo de corte con chapas de colza integradas, posición variable de la mesa de – 100 mm a + 600 mm ajustable en el mando multifuncional, recorrido total de desplazamiento continuo de 700 mm de la mesa del mecanismo de corte y eje cardan telescópico automático para el accionamiento de las cuchillas. El molinete cuenta con soportes de púas optimizados y nuevo diseño para menor enrollamiento y transporte de tallos.

foto

Cosechadora Claas Lexion con detalles de los cabezales Maxflex (flexible) y Vario (con mesa variable del mecanismo de corte).

Esta campaña, el fabricante alemán Claas amplió su gama de cabezales Convio, de hasta 9,30 m e integrado de forma óptima en el terminal Cebis y también apto para la gama de cosechadoras Tucano. El sistema Auto Contour permite adicionalmente la compensación automática de irregularidades transversalmente al sentido de avance. El rotor presenta un diseño renovado con el fin de asegurar un flujo de cosecha óptimo en todas las condiciones, evitando atascos. Se acciona hidráulicamente y un control automático del par evita que las púas se claven en el suelo.

Fendt

En el caso de Fendt tenemos el cabezal PowerFlow, cuyo acoplamiento puede efectuarse en apenas 5 segundos gracias a la conexión automática AutoDock (opcional) con solo pulsar una tecla en el terminal.

Un cilindro hidráulico en el centro del bastidor del elevador de cultivo bloquea mecánicamente el cabezal. Al mismo tiempo, dos acoplamientos empujan hacia fuera para conectar los accionamientos de la TdF. Autodock conecta el multiacoplador por separado con el cabezal y la máquina. Un código RFID, la 'etiqueta Ag', detecta el cabezal y recupera los últimos ajustes utilizados para dicha unidad.

La barra de corte Schumacher efectúa más de 1.220 cortes limpios por minuto y, a continuación, las correas PowerFlow transportan el producto, incluidas las espigas, hasta el sinfín SuperFlow, de más de 76 cm de diámetro con dedos retráctiles.

foto

El cabezal PowerFlow llega a compensar hasta +/-8°.

El sistema TerraControl guía el cabezal de manera totalmente automática con la distancia y la inclinación adecuadas respecto al suelo y le permite interactuar con diversas funciones para optimizar el resultado. Entre estas se incluyen el ajuste de la altura de trabajo, el restablecimiento, la presión sobre el suelo, diversas alturas de corte preseleccionables, la elevación en marcha atrás, la velocidad del molinete, la posición y el sistema de gestión de cabeceras, todo de forma completamente automática.

El diseño del elevador presenta un despeje máximo al suelo de 1.270 mm en la posición superior. Dos cilindros en el elevador de cultivo compensan las inclinaciones y responden con rapidez y precisión a las superficies cambiantes y compensan hasta +/-8°.

Para la alimentación, cuenta con tres cadenas en el elevador de cultivo y un tambor delantero cerrado. Se puede cambiar la altura de las cadenas entre 50 y 98 mm girando un eje y ajustar la tensión correcta mediante precarga de muelle. Dos cilindros hidráulicos en la parte inferior permiten ajustar desde la cabina el ángulo entre el elevador de cultivo y el cabezal.

A una velocidad de corte fija se le añade la posibilidad de elegir entre una velocidad variable y diferentes ajustes de potencia. Con un accionamiento de cabezal variable, siempre está instalado el elevador de cultivo de dos etapas. Las velocidades entre 250 o 525 rev/min permiten realizar el ajuste sin necesidad de herramientas para una mejor calidad del cultivo, sobre todo en condiciones secas.

Deutz-Fahr

Deutz-Fahr ofrece en sus cosechadoras cabezales de corte de altas prestaciones (con una longitud estándar de 5,40 m a 9,00 m y variables de 5,5 a 9 m) fabricados en una sola pieza para garantizar una gran durabilidad, una excelente distribución del peso, estabilidad y alto rendimiento con cualquier longitud de corte.

El sinfín de alimentación es de gran diámetro, con espirales altas y dedos de alimentación distribuidos de forma helicoidal, asegura una alimentación y un transporte continuo del producto.

Sistema de corte en Tándem de altas prestaciones (modelo Schumacher Easy Cut II) constituido por una cuchilla con secciones atornilladas individualmente.

Las cuchillas de corte están dispuestas de manera alterna para poder funcionar de manera limpia, silenciosa y con el mínimo desgaste; de ser necesarios, también están disponibles rodillos guía que mantienen la cuchilla presionada en la mejor posición, con lo que se reducen notablemente las vibraciones y el desgaste de la cuchilla.

foto
Sinfin de alimentación con dedos ajustables en espiral. A la derecha, patines con sensores para controlar la posición del cabezal en terrenos irregulares.
Los dientes porta-cuchillas (dobles y con la parte superior e inferior atornillada) son muy robustos y de alta densidad para evitar que se dañen las cuchillas.

El accionamiento mediante engranajes planetarios es un sistema sumamente eficiente (especialmente para frecuencias de corte muy elevadas como 1.220 cortes por minuto) que permite guiar la cuchilla completamente rectilínea y obtener un rendimiento mecánico superior, una excelente transmisión de potencia y bajos costes de mantenimiento.

La regulación electrónica del cabezal de corte garantiza una dirección uniforme de la plataforma de corte en cualquier terreno y con cualquier tipo de cosecha. El AutoControl permite, mediante sensores situados en palpadores de chapa de grandes dimensiones, monitorizar y conservar las configuraciones realizadas por el operador adaptándose a la forma del terreno automáticamente. La adaptación automática del cabezal, la altura de corte y la regulación de presión de apoyo son parámetros que, una vez configurados, se gestionan mediante la centralita de la cosechadora, de modo que aumentan el confort y se optimizan los tiempos de trabajo. Durante el transporte, el sistema amortigua automáticamente las oscilaciones del cabezal para proteger los componentes mecánicos de la cosechadora.

El molinete proporcional está dotado de seis barras y en cada una de ellas hay montada una serie de dientes de plástico, resistentes, flexibles, fácilmente reemplazables y con inclinación regulable. Está montado sobre guías de teflón que se deslizan por los brazos y se puede mover de varias maneras (horizontal o verticalmente con respecto a la cabina) para adaptarse perfectamente a las diferentes condiciones de uso. Además, está dotado de sincronización automática de su velocidad con el avance de la máquina: el operador programa estos dos parámetros iniciales y el molinete se adapta automáticamente de forma proporcional al posible aumento o reducción de la velocidad de la cosechadora.

Moresil

Moresil es un fabricante nacional con más de 60 años de experiencia en el sector agrícola. Una de sus líneas de productos es la de Cabezales para la recolección adaptables a cosechadoras de cereales (maíz, girasol y adormidera).

El modelo plegable CV 720 P para cosechadoras de cereal, de 7,20 m con sistemas de plegado en tres partes y empalme de cuchillas patentado, dispone de sistemas de acoplamientos para el sinfín, el molinete, la cuchilla de corte y la transmisión que se ajustan de manera automática.

Fondo del bisinfín fabricado en acero inoxidable para un mejor flujo del material. Cierre de seguridad para evitar incidencias durante el trabajo. El sistema de corte Schumacher de última tecnología y calidad compuesto por rodillos guía que disminuyen la fricción y dedos de alta dureza y diseño que disminuye los requerimientos de potencia.

foto
Sistema de corte Schumacher compuesto por rodillos guía que disminuyen la fricción y dedos de alta dureza y diseño que disminuye los requerimientos de potencia.

El sistema de unión de la cuchilla de corte se asemeja al usado durante años en los cabezales de girasol plegables, el cual está patentado y ha demostrado ser de una gran fiabilidad. El corte se realiza a todo el ancho del cabezal sin tener ningún tipo de interrupción.

Sistema de plegado en tres partes para conseguir una mejor alimentación. Se consigue una distancia mínima entre el sinfín y la garganta de la cosechadora para una mejor alimentación independientemente de las condiciones del producto.

El molinete es de gran diámetro para cosechar en cualquier tipo de condiciones y de velocidad regulable hidráulicamente por el conductor. Sinfín de alimentación de grandes dimensiones (610 mm) con dedos replegables en toda su longitud. Ofrece la posibilidad de variar el ángulo de inclinación de la plataforma para permitir una mejor penetración en los productos aleteados o tipo soja.

Sistema de palpadores para copiar el terreno y adaptarse a los desniveles de este. La transmisión del corte se realiza mediante toma de fuerza solamente por el lado izquierdo teniendo un sistema de acoplamiento automático que facilita la maniobra de plegado.

El sistema de plegado es compacto permitiendo así una buena visibilidad desde el puesto de conductor de la cosechadora. También se consigue una gran seguridad tanto en los traslados en carretera como por los terrenos más accidentados.

Empresas o entidades relacionadas

Agco Iberia, S.A.
Claas Ibérica, S.A.
Deutz-Fahr - (Same Deutz-Fahr Ibérica, S.A.)
Fendt - (Agco Iberia, S.A.)
Moresil, S.L.
Same Deutz-Fahr Ibérica, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Interempresas Media, S.L.U.(webinar cultivos leñosos 16-17 de marzo 2021)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (III): Castilla y León

Juan Pedro Medina, director general de la PAC en Castilla y León: "Es necesario incentivar al joven agricultor que se inicia en la actividad a través de un cambio en la percepción que la sociedad en su conjunto tiene del sector agrario"

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS