Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
“El hidrógeno es un actor imprescindible para la movilidad sostenible y para nuestras estaciones de servicio”

Entrevista a Zoilo Ríos, asesor de Nuevas Energía del presidente de CEEES

Salva Bravo Nebot11/01/2022

Zoilo Ríos Torre acude a nuestras páginas atendiendo a su triple faceta como empresario; asesor en Nuevas Energías del presidente de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio, Jorge de Benito; y como socio, a través del Grupo Zoilo Ríos, de SHiE, compañía que fabrica, comercializa e instala sistemas móviles de obtención y dispensación de hidrógeno verde.

El empresario zaragozano se muestra muy optimista ante el papel que jugarán las estaciones de servicio en la descarbonización de la movilidad, pero llama la atención sobre la sostenibilidad de este proceso, que debe serlo desde el punto de vista medioambiental, pero también económico y social. El mundo rural, por tanto, no puede quedarse fuera de un proceso que supone un reto “tan inmenso como necesario”.

El próximo año Zoilo Ríos S.A. cumplirá 95 años de historia. En la actualidad, ¿cuántas estaciones de servicio forman parte del grupo?

Somos una empresa aragonesa de larga trayectoria que fue fundada por mi abuelo en 1927, y en la actualidad, casi 95 años después, somos un proveedor de servicios energéticos y complementarios integral que emplea a más de 150 personas. En la actualidad gestionamos 19 estaciones de servicio, todas ellas abanderadas por dos petroleras.

Además del suministro atendido de carburantes y energías en estación de servicio o a domicilio, la actividad del Grupo también abarca el lavado de turismos; talleres de reparación rápida; tiendas de conveniencia; aparcamientos vigilados para camiones, mercancías peligrosas y autocaravanas, así como la consultoría y el desarrollo de sistemas informáticos.

Estamos adheridos a la Red de Empresas del Pacto Mundial por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 y hemos realizado también en los últimos años importantes inversiones en materia de digitalización para facilitar los servicios a los usuarios.

En 2020 la compañía se adhirió a la iniciativa Sumamos #PorelClima en colaboración con Ecodes con el compromiso de medir la huella de carbono generada por su actividad en 2019, reducirla un 50% para el 2030 y ser neutros en huella de carbono para 2050, en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 13 de Naciones Unidas (ODS Acción por el Clima).

foto

Tras haber crecido mediante la adquisición de varias estaciones de servicio, y después de las obras de ampliación y mejora de alguna de ellas, ¿qué planes tiene a corto y medio plazo para su red de estaciones de servicio?

Concebimos la sostenibilidad como el eje vertebrador de todas nuestras acciones desde el punto de vista laboral, medioambiental, económico y social. Y aspiramos a ser partícipes de la transición energética del sector de las estaciones de servicio contribuyendo a mitigar el cambio climático.

Por ello continuamos trabajando en optimizar nuestra gestión e incorporar los servicios y productos con mayor demanda. Próximamente vamos a realizar una renovación de algunas de nuestras tiendas, tenemos prevista la ampliación de aparcamientos de camiones donde más demanda tenemos y continuaremos con la incorporación de nuevas energías: puntos de carga rápidos y ultrarrápidos, suministro de hidrógeno e incorporación de otros combustibles que reduzcan la huella de carbono como son biogás y eco-combustibles.

¿Qué iniciativas relacionadas con la digitalización están llevando a cabo en las estaciones del grupo? En este proceso, ¿qué papel juegan las operadoras energéticas?

En los últimos cinco años hemos logrado unos avances tremendos en lo que a digitalización se refiere: tanto en procesos internos -administrativos de nuestra gestión, en los controles de personal (fichajes de turnos) que nos permiten saber la productividad hora a hora-, como en los procesos de ‘front office’, como la eliminación del ticket de nuestros clientes o utilización de APP para fidelización y pago de nuestros clientes propios.

Nuestro objetivo de ‘papel cero’ está cada vez más cerca. La digitalización nos permite tener muchas más posibilidad y herramientas para analizar los datos en tiempo real y poder poner en práctica acciones de forma inmediata.

Dentro de los proyectos de innovación en los que nuestra empresa participa, también hemos desarrollado soluciones de sensorización y digitalización de procesos en los equipos e instalaciones de nuestras estaciones de servicio; por ejemplo hemos desarrollado varios proyectos con Libelium, una empresa tecnológica del IoT de primer nivel, que nos permite contabilizar el tráfico de los vehículos que pasan frente a nuestra estación en cada momento, y aquellos que entran, tomando decisiones importantes respecto a los horarios, los turnos del personal, o la política de ‘pricing’.

También estamos incorporando sensores de detección de vehículo en los puntos de carga eléctrica o surtidores para que den un aviso a la persona que está de turno y salga a atenderle o supervise la operación.

Las operadoras lógicamente están ayudando enormemente a este proceso. Por ejemplo, Repsol está llevando a cabo una migración muy relevante en sus sistemas informáticos, subiendo la información a la nube, lo que nos ha permitido tener un único terminal de cobro (Dyngas) integrado con Repsol/Solred. Estamos muy satisfechos con el proceso, porque todos hemos ganado en sencillez de uso, fiabilidad y rapidez, algo muy valorado por los clientes. Nuestra empresa Advance Soluciones fue la primera homologada por Repsol en este proceso.

Por último, hemos ido subiendo paulatinamente toda nuestra información y aplicaciones a la nube, lo que nos ha permitido mejorar la seguridad de la información y su disponibilidad. Ha sido tremendamente útil especialmente durante la pandemia.

Además de la comercialización de combustibles, de las áreas de lavado, de las tiendas y del área de restauración, ¿qué otros servicios y productos se pueden obtener en su red de estaciones de servicio?

Todo lo que nuestros clientes, profesionales o no, puedan necesitar personalmente o para sus vehículos. Desde duchas hasta supermercados; incorporamos productos de proximidad, ecológicos y de consumos responsable; pasando por recogida de envíos o la actividad de nuestras áreas de aparcamiento seguro y vigilado. Y todo ello sin olvidar una cuidada oferta de restauración o potentes programas de fidelización que se traducen en importantes ahorros económicos para nuestros usuarios.

foto
“Concebimos la sostenibilidad como el eje vertebrador de todas nuestras acciones desde el punto de vista laboral, medioambiental, económico y social”, declara Zoilo Ríos Torre.

¿Qué ventajas ha aportado al grupo contar en su estructura con una empresa como Advance Sistemas?

Para nosotros es un ‘partner’ muy importante, porque además de haber nacido en el ecosistema del Grupo Zoilo Ríos, es una garantía segura de gestión eficaz y rentabilidad basada en las soluciones tecnológicas más punteras que hay en el mercado. Y que además hemos querido compartir con colegas del sector, lo que nos permite seguir mejorándolo e incorporando nuevas prestaciones.

En la actualidad Advance Soluciones cuenta con más de 150 clientes en sectores tan diversos como la industria, la logística o la actividad agroganadera, ya que, aunque sus orígenes están en las estaciones de servicio gracias a Dyngas, los últimos años también han supuesto un espaldarazo a su objetivo de diversificar los ámbitos de implantación de sus ERP (Enterprise Resource Planning en inglés, es decir, sistema de planificación que permite integrar operaciones empresariales).

Desde el punto de vista energético, ¿cuál cree que será el escenario que ofrecerán las estaciones de servicio en diez años? El abanico de fuentes energéticas, ¿será tan abierto y variado como se anuncia?

Me atrevo a pronosticar que será así y que veremos estaciones de servicio en las que coexistan muy diversas tecnologías y fuentes energéticas para que cada persona y empresa opte por la o las que mejor se ajusten a sus necesidades. El reto que tenemos por delante es tan inmenso como necesario. No va a haber una energía ganadora. Todas aquellas que descarbonicen, que ayuden a neutralizar las emisiones de carbono, van a ser necesarias. Lo que sí habrá serán determinadas energías más adecuadas para determinados vehículos o usos. El GLP es una opción transitoria y válida mientras se extienden otras fórmulas de movilidad aún incipientes, pero totalmente descarbonizadas. Por sus costes y facilidad de aplicación es muy interesante para el usuario medio, como se ve mayoritariamente en países muy cercanos como Italia, por ejemplo. El despliegue de infraestructura de repostaje que se ha hecho en España es un factor importante.

Dicho lo cual, tampoco tendremos un escenario multienergía en el que todo valga, porque no sería viable económicamente, ni para fabricantes de coches como para el resto de los actores (recambistas, talleres, estaciones de servicio…) Habrá que optar y desechar las menos convenientes. Las políticas europeas y los fabricantes tienen mucho que ver en las decisiones que se tomen.

Parece evidente que el consumo de combustibles de automoción irá descendiendo progresivamente, pero ¿qué otras fuentes energéticas tomarán el relevo? ¿Qué papel cree que jugará el GNC?

El GNC es válido para ambas cosas y lo cierto es que, si miramos los números, es probablemente el combustible más económico de entre los de amplia difusión, además de que la red de puntos de suministro no cesa de crecer. Claro que su futuro dependerá también de las decisiones que al respecto adopten los fabricantes de vehículos -si potencian o no sus gamas de GNC- y las Administraciones, si valoran la reducción de emisiones contaminantes que supone el gas natural o el biometano y promueven, cuando no priman, su extensión, tal y como ha ocurrido en el norte de Europa.

Y no olvidemos el GNL, la opción hoy por hoy menos contaminante y tecnológicamente madura en el mercado del transporte pesado.

No sé si el gas natural será combustible de transición, con menor nivel de emisiones, o transitará a cero emisiones netas o incluso negativas con la incorporación del biometano. Pero hay que tenerlos muy en cuenta. España tiene un gran problema que resolver (metano emitido por depuradoras, vertederos, sector ganadero) y una gran oportunidad con el biometano. Y es una oportunidad para reducir la dependencia energética del mercado gasista que tenemos en Europa.

foto
foto
La estación de servicio Los Ibones es una de las 19 que forman parte del Grupo Zoilo Ríos.

Gran parte de las nuevas soluciones de movilidad están orientadas a las grandes concentraciones urbanas, pero ¿qué opciones tienen pequeñas ciudades y zonas rurales para lograr descarbonizar la movilidad de bienes y personas? ¿Qué papel jugarán en estos ámbitos geográficos los combustibles con emisiones netas cero? ¿Qué recorrido augura a estos combustibles que presentan la ventaja de no requerir cambios ni en vehículos ni en su red de distribución y comercialización?

Pues un papel importante, precisamente por eso, porque son fáciles de extender y son asequibles para un usuario medio, cuyas necesidades pueden diferir mucho en función de cuál sea su lugar de residencia, los viajes que realiza o la utilización que hace de su vehículo, sea doméstica o profesional. Si circunscribimos la descarbonización a las grandes áreas urbanas habremos fracasado, porque son precisamente los núcleos rurales los que muchas veces están más cerca de las áreas con mayor sensibilidad paisajística o ambiental y, en definitiva, porque la transición ha de ser energética y ecológica, pero -sobre todo- social para no dejar a nadie fuera de ella.

Es fácil implantar modelos de generación y dispensación distribuida de este tipo de energías limpias, aprovechando además los recursos locales y potenciando actividades que también lo son, como la agro-ganadera. Todos los días vemos ejemplos al respecto que, en una gran ciudad, donde la demanda es mucho mayor, serían muy difíciles de llevar a cabo. De ahí que el hidrógeno verde y el biometano se configuren como una gran oportunidad para nuestro país.

España no es Holanda, es el segundo país más extenso de Europa de Europa Occidental. Los recorridos son largos, se necesita autonomía, y el despliegue de infraestructura es complicada o imposible en algunos lugares de España. Ya lo vemos con las bombonas de butano y propano: no es fácil llegar con gasoductos a muchas poblaciones o viviendas de nuestro país.

Y algo parecido pasa con las recargas de coche eléctrico: más del 70% de los coches duermen en la calle en nuestro país. Y las líneas eléctricas no van a llegar con la potencia necesaria a todos los municipios, especialmente los pequeños.

¿Qué escenario prevé para el hidrógeno aplicado a la movilidad?

Un escenario de progresivo despliegue, no explosivo, pero sí sostenido, que hará que cada vez esté más presente, especialmente cuando las infraestructuras que han de permitirlo vayan siendo una realidad, lo que requiere inversiones privadas como las que nosotros estamos haciendo, pero también apoyo público, que no se puede quedar en la confección de planes y hojas de ruta a cinco, diez o veinte años vista.

En una primera fase vamos a ver cada vez más autobuses de hidrógeno en nuestras ciudades. Y determinadas flotas de transporte ligero o última milla (ya han anunciado lanzamiento de furgonetas de hidrógeno Opel, Citroën, Peugeot y Renault), y también algún tren.

Posteriormente iremos viendo cada vez más vehículos ligeros como Toyotas Mirai y Hyundai Nexo, para flotas de taxis, VTC, o clientes que hasta ahora se compraban Tesla y algunas empresas con fuerte compromiso medioambiental. Paralelamente, se irán desarrollando camiones, en el que los diferentes actores de la energía, ecología y la movilidad coinciden en que el hidrógeno será la mejor solución.

Pero no olvidemos que para que el hidrógeno despegue en la movilidad su precio debe ser competitivo. Y esto sólo se conseguirá cuando se haga una producción en masa para la demanda de otros sectores que son potenciales grandes consumidores de hidrógeno: fertilizantes, química, acero, industria intensiva, cementeras, refinerías y almacenamiento de energía.

foto
Las estaciones de servicio del Grupo Zoilo Ríos ofrecen a los clientes una variada oferta de combustibles y energías aplicadas a la movilidad.

¿Cómo surgió la idea de crear SHiE? ¿Cuáles han sido las principales dificultades que se han encontrado para poder diseñar y fabricar tanto el módulo de generación de almacenamiento como el dispensador?

Las dos empresas promotoras de SHiE, Arpa Equipos Móviles de Campaña y Grupo Zoilo Ríos, llevábamos tiempo dando vueltas a un proyecto que nace del propio compromiso de ambas empresas contra el cambio climático y de nuestro convencimiento de que el hidrógeno es un vector energético clave para acelerar la transición energética y la descarbonización de la economía, porque es un sector en el que estamos trabajando desde hace tiempo, participando en una gran cantidad de proyectos además de en éste.

A partir de ahí solo había que aunar nuestras capacidades y experiencia en el diseño de equipos móviles para llevar a cualquier sitio del mundo, por un lado, y el suministro de energías limpias para la movilidad integrado en la estación de servicio, por otro.

En los últimos meses el trabajo ha sido más intenso, tanto en la parte técnica como en la de definición de la cartera de servicios de la nueva compañía. Las principales dificultades se han dado en el diseño y fabricación de un módulo de generación y almacenamiento eficaz, fiable y replicable, así como en un dispensador que se pueda igualmente comercializar e instalar en cualquier lugar, porque se trata de dos tareas que no son sencillas.

Las últimas pruebas nos confirman que vamos por el buen camino y que hemos superado esos escollos, así que a partir de ahora nos centraremos en completar los equipos y añadirles funcionalidades para trasladarlas al mercado tan pronto como sea posible. Ya estamos generando hidrógeno verde, lo almacenamos y podemos distribuirlo y suministrarlo a los coches con pila de combustible Toyota Mirai que hemos adquirido.

Además de en la estación de servicio El Cisne, ¿en qué otras ubicaciones de su red de estaciones se instalarán equipos de SHiE?

Comenzaremos por ubicar la hidrogenera en la estación de servicio El Cisne, pero nuestro deseo es ir extendiendo esta oferta progresivamente a otras estaciones de servicio, al igual que hemos ido haciendo con otras energías limpias, como la electricidad aplicada a la movilidad mediante recarga, acompasando su despliegue con el crecimiento de la demanda.

En la estación de servicio El Cisne hay un proyecto muy potente que se desarrollará el próximo año por el que se realizará una instalación permanente de producción de hidrógeno, almacenamiento y dispensación a 350 y 700 bar de presión. Durante las obras e instalaciones dispensaremos hidrógeno con el módulo de SHiE. Una vez finalizado el nuevo proyecto, trasladaremos el módulo a otra de nuestras estaciones, la que tenga más sentido por demanda o la que busque el objetivo de cubrir alguna ruta de nuestros potenciales clientes. Es una de las grandes ventajas de nuestro dispensador portátil: podemos trasladarlo a donde haga falta, sin apenas coste, y dar servicio durante algún proyecto demostrador o si alguna estación de servicio quiere probar las posibilidades de dispensar hidrógeno en su zona.

foto
La consejera delegada de Arpa, Clara Arpa, y el director técnico del Grupo Zoilo Ríos, Nacho Ríos, durante la presentación a la prensa el pasado 1 de diciembre de SHiE.

¿Cuál ha sido la inversión conjunta que se ha realizado en SHiE hasta la actualidad?

Es complicado cuantificar exactamente la inversión, porque ambas empresas somos pymes y recurrimos mucho a los recursos propios disponibles: personal, equipos, conocimientos… En cualquier caso, estimamos que la inversión total realizada en I+D+ i ha rondado el millón de euros. Hemos incurrido en muchos costes de prospección en el mercado europeo y americano para la selección de nuestros componentes, que posteriormente hemos chequeado para su perfecto funcionamiento del sistema hasta lograr lo que pretendíamos.

Sabemos que estamos tratando con hidrógeno y, por tanto, vamos a máximos en cuanto a cumplimientos de seguridad; no hemos querido reparar en costes cuando se trata de buscar los elementos de máxima calidad y fiabilidad del mercado. Esto es compatible con tener visión de Pyme, y tenemos claro que la inversión en un equipo por un empresario que quiera dispensar hidrógeno debe ser limitada y proporcional a la demanda y rentabilidad esperada en estos momentos.

Lo que me gustaría dejar claro es que hasta ahora no hemos recurrido a ninguna subvención, todo lo que se ha hecho ha sido “a pulmón”, y pensado en su utilidad y en la proporcionalidad de la inversión. Es por eso por lo que en nuestro modelo se contempla la escalabilidad: el ir aumentando en capacidad de almacenamiento, presión de suministro y prestaciones de suministro ‘back to back’ (número de coches que se pueden suministrar de forma concatenada), conforme lo vaya requiriendo el mercado.

¿Cuáles son los sectores/empresas que han mostrado un mayor interés en disponer de equipos de almacenamiento y suministro de hidrógeno verde SHiE? ¿Qué acogida han tenido los productos y servicios ofrecidos por SHiE?

Hay mucho interés por el hidrógeno verde. Por ejemplo, operadores de grandes y medianas flotas de carga dedicadas al transporte y al reparto de última milla, pero también empresas que tienen vehículos auxiliares de logística como carretillas elevadoras, uno de los campos donde la aplicación del hidrógeno ya es una realidad.

Hemos tenido múltiples conversaciones con operadores del transporte y logística en todos los ámbitos (mercancías, autobuses, última milla, transporte especializado…) Ya estamos haciendo una labor comercial, como es normal en cualquier empresa que nace. Y ya hay un equipo de personas que se ocupa de esta tarea. En cualquier caso, nuestra mejor labor comercial es demostrar con hechos y no con palabras. Queremos testar en primera persona lo que estamos creando para así estar completamente seguros de que lo que ofrecemos es lo mejor en calidad/precio. No obstante, ya nos han solicitado varias ofertas muy prometedoras.

Hasta ahora la acogida que hemos tenido ha sido muy buena gracias a los “mimbres” de nuestro planteamiento en los productos: modular y fácilmente instalable, escalable según la demanda, aprovechamiento de excedentes de energía fotovoltaica y producción en lugares aislados…y con costes contenidos.

También estamos desarrollando contactos con entidades locales y regionales, servicios municipales (transportes, recogida residuos, mantenimiento…) así como con consorcios de transportes, asociaciones de taxis, empresas VTC… que tienen especial interés en el desarrollo del hidrógeno como vector energético clave en la descarbonización.

foto
El Grupo Zoilo Ríos forma parte de la Fundación Hidrógeno Aragón desde 2003.

¿Se ha mostrado el proyecto a estaciones de servicio?

Sí, lo hemos mostrado y estamos en contacto especialmente con los asociados de CEEES, informando sobre todos los avances realizados y vamos a hacerlo más aún. El sector está interesado porque se siente protagonista en la transición energética y quiere contribuir a ella, máxime cuando se explica que son equipos accesibles para cualquier empresario del sector de las estaciones de servicio.

Además, estamos viviendo en primera persona las dificultades de la transición al coche eléctrico de batería, que tiene su lugar en la movilidad, pero déficits importantes: tiempo de recarga, falta de autonomía, dificultad para instalar cargadores en algunas ubicaciones, imposibilidad de aplicar en la actualidad a camiones…. A nosotros nos gusta ir paso a paso, pero si atendemos a las estadísticas y a las principales publicaciones oficiales españolas y europeas al respecto, tenemos que pensar que en la próxima década la movilidad asociada al hidrógeno va a experimentar un crecimiento notable y sostenido en el tiempo, especialmente cuando sus costes se vayan rebajando.

La visión que tenemos es que no sabemos la velocidad, pero sí que el hidrógeno es un actor imprescindible para la movilidad sostenible y para nuestras estaciones de servicio. Europa lo tiene muy claro, y nuestro gobierno también. El impulso económico y legislativo que va a tener la Ruta del Hidrógeno va a ser impresionante y el que no se sume al carro puede quedar en la cuneta.

¿Qué fórmulas de uso se han tenido en cuenta para que las estaciones de servicio puedan contar con equipos SHiE? Además de la compra, las empresas interesadas, ¿podrán utilizar los equipos mediante un renting?

Sí. Además de proyectos llave en mano, SHiE hará estudios de viabilidad, comercializará módulos de generación y dispensación de hidrógeno verde, prestará servicios de distribución y venta de hidrógeno en movilidad (estaciones de servicio) o a consumidores logísticos y de transporte (flotas de carretillas, camiones y autobuses).

Por otro lado, también ofrecemos la posibilidad de producir hidrógeno verde instalando hidrogeneras portátiles, es decir, módulos de generación de 1 a 100 kilos diarios escalables y ajustables en cualquier ubicación donde exista producción renovable, tanto para el consumo propio como para la venta a terceros. 

Estamos diseñando con entidades financieras diferentes fórmulas para adaptarnos a las necesidades de cada cliente, sin contar además con todas las ayudas europeas ya publicadas a las que también se podrán acceder, los ‘Pertes’ con casi 7.000 millones de euros de ayudas aprobadas para el desarrollo del hidrógeno verde y otras líneas de financiación que están por venir.

¿Cuál es el coste, tanto de generación y almacenamiento como de dispensación, de un equipo medio?

Como comentaba, estamos experimentando en primera persona todos estos costes y “afilando el lapicero”, porque creemos que es lo más realista.

Nuestros módulos de generación de hidrógeno son escalables de 1 a 100 kilos de hidrógeno al día y, por tanto, los costes proporcionales. Un equipo de dispensación básico, con todo lo necesario para dispensar, cobrar e integrarlo en la estación de servicio, lo podemos ofrecer a partir de los 275.000 euros.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.