Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
Áreas de lavado de las estaciones Tamoil en Granada y Jaén y de TiburónOil en Albolote, Granada

Fiabilidad contrastada

Salva Bravo Nebot21/09/2018

Muchos son los factores que determinan la elección de un puente de lavado. Desde la calidad del lavado a su eficiencia energética y consumo de agua, pasando por el servicio posventa y la fiabilidad. La suma de todos ellos ha convertido a Francisco Javier Díaz en un cliente fiel de Christ.

foto

Díaz es gestor de dos estaciones de servicio abanderadas por Tamoil (una de ellas ubicada en la ciudad de Granada y la otra en Jaén) y, además, propietario de una estación de servicio independiente que opera en el mercado bajo el nombre de TiburónOil y que se encuentra en la localidad granadina de Albolote. Las tres cuentan con sendas áreas de lavado equipadas por Christ.

“Tras once años de experiencia con los equipos de Christ, he de decir que se trata de máquinas muy fiables. De hecho, la unidad que se instaló en octubre de 2007 en la estación de servicio de Tamoil en Granada se cambió a finales de 2017. Para su sustitución volvimos a confiar en la marca alemana, porque sus equipos son muy fiables. A pesar de que el precio de adquisición es algo más alto que el de otras marcas, la diferencia merece la pena. A largo plazo son máquinas más rentables y ofrecen una imagen de superior calidad -que se confirma en cada lavado- mejorando la percepción que los clientes tienen tanto de la propia máquina como de la estación de servicio”, explica Díaz, quien añade que “también es muy importante la calidad final del lavado. Los clientes más preocupados por la limpieza y el aspecto de su coche son conscientes de que nuestra máquina es mejor que las que tienen nuestros competidores, y eso nos asegura un flujo de usuarios superior al que lograríamos con otra marca. Esto lo hemos confirmado en numerosas ocasiones porque muchos clientes nos lo han comentado”, afirma.

foto
Francisco Javier Díaz es gestor de dos estaciones de servicio abanderadas por Tamoil. En ambas se han instalado equipos de lavado Christ.

El valor de ser diferente

Desde el punto de vista del propietario es muy importante disponer de equipos fiables, duros, que aguanten mucha carga de trabajo. “Evidentemente”, continúa Díaz, “cuanto más trabajan los equipos más incidencias sufren, pero hay marcas que empiezan a dar problemas mucho antes que los equipos de Christ”. Con sinceridad, nuestro interlocutor matiza que “esta opinión se basa en mi experiencia con otras marcas, pero de hace unos diez años, por lo que no sé cómo han mejorado en este tiempo. Pero hace diez años la diferencia entre Christ y el resto era muy evidente. Si tenemos en cuenta que la marca alemana ha ido mejorando sus equipos, que han evolucionado tecnológicamente de una manera muy clara, tengo la impresión que esa diferencia se mantiene, sino que se ha agrandado”.

“Hace once años, cuando instalamos la unidad que sustituimos a finales de 2017, ese puente ya incorporaba alta presión en el lavado de las llantas, que era una prestación muy poco vista por los clientes, que alucinaban con el resultado que se lograba. La máquina era un espectáculo, y eso nos ayudó a captar y fidelizar clientes”, agrega Díaz.

La fiabilidad de los puentes Varius de Christ es uno de los aspectos más destacados por Díaz durante la conversación. Y no es para menos: “La máquina que se instaló en octubre de 2007 sigue funcionando en una estación de servicio de mi propiedad. La conozco perfectamente y sé de lo que es capaz de ofrecer aún. Como es lógico, antes de ser instalada en mi gasolinera fue sometida a una profunda puesta a punto y su imagen se ha actualizado. Sé que aún puede seguir ofreciendo un buen resultado, por lo que aún le queda un tiempo de actividad. Cuando dejó de realizar su trabajo en la estación de servicio de Tamoil, había completado más de 114.000 lavados”, concreta el empresario.

“Las máquinas de Christ son diferentes al resto y las últimas mejoras se perciben claramente por los clientes finales, porque son muy espectaculares: En el equipamiento de serie se han eliminado los reductores de los cepillos, con lo que se obtiene una reducción en el consumo eléctrico y un menor mantenimiento. Tienen muchas luces, incorporan cascada de espuma, las guías luminosas LED del suelo resultan muy llamativas... son extras que no son habituales y generan una expectación en los clientes que siempre ayuda a que repitan. La imagen, el aspecto, es muy importante”, afirma Díaz.

foto
Los puentes Varius 1 + 1 de Christ "ofrecen una imagen de superior calidad -que se confirma en cada lavado- mejorando la percepción que los clientes tienen tanto de la propia máquina como de la estación de servicio”, afirma Díaz.

Una relación de confianza

El empresario confía en toda la gama de productos de Christ, también en sus consumibles. “Los productos químicos son los que recomienda la marca, y la verdad es que cunden mucho y son muy efectivos. Lo cierto es que desde la marca y desde su SAT siempre hemos recibido consejos para mejorar la rentabilidad. Están pendientes de nuestro rendimiento y siempre está dispuestos a ayudarnos”.

“El enfoque que tiene Christ es distinto al de otras marcas, que están siempre intentando convertir a sus clientes en cautivos. Obviamente, nosotros somos fieles a Christ, pero por convencimiento, no por obligación. De hecho, Christ está incorporando a sus equipos un sistema de diagnosis remota gracias al cual los propietarios podremos comprobar el estado de los principales parámetros del mismo, lo que nos permitirá solucionar incidencias leves que, de otra forma, deberían pasar por el Servicio de Asistencia Técnica (SAT). Este es un método con el cual el propietario de la máquina gozará de más independencia y control, y una muestra de transparencia de Christ”, relata Díaz.

En contra de lo que pudiera pensarse, en las tres estaciones de servicio la proporción del uso de los puentes y los boxes está bastante igualado. “En Jaén, cuya estación de servicio cuenta con un puente y dos boxes, también de Christ, la facturación casi se reparte al 50%. Yo, como usuario, recurro más a los puentes. El resultado es mucho mejor y son mucho más cómodos”, mantiene Díaz.

Otra de las posibilidades de los puentes, continúa nuestro interlocutor, es la variedad de programas disponibles. Dos de las máquinas ofrecen cuatro variedades, mientras que la unidad más moderna incorpora una quinta posibilidad. “Se trata de un encerado especial que acelera el secado y mejora el resultado final, dándole más brillo. Se nota y a la gente le gusta. A pesar de ser el programa más caro (siete euros), los clientes lo escogen, aunque no es el programa más vendido”.

Durante la conversación, que tuvo lugar a mediados de junio, el empresario hizo referencia a la adversa (para el lavado de vehículos) climatología sufrida en gran parte del primer semestre en gran parte de Andalucía. “Este año no está siendo bueno para el lavado, ya que aquí empezó a llover en febrero y no ha dejado de hacerlo, con más o menos frecuencia e intensidad, hasta principios de junio. Y vamos por debajo de los lavados que hicimos el pasado año por estas fechas. Ha habido pocas semanas en las que no haya llovido dos o tres días, y eso desanima a los conductores, como es lógico. En febrero y marzo es normal que llueva en las provincias de Granada y Jaén, pero que lo haga en abril, mayo e incluso junio, no es frecuente”.

foto
Francisco Javier Díaz es propietario de una estación de servicio de bajo coste en la localidad granadina de Albolote. En ella también ofrece a sus clientes un puente de lavado Christ Varius 1 + 1 C163.

Un área de negocio imprescindible

“La gasolinera de Albolote, de la que soy propietario, es de bajo coste, pero tiene personal en horario diurno, aunque por las noches funciona en régimen desatendido. Está en una zona con una gran competencia. En el mismo polígono hay seis puntos de venta de carburante, y en el pueblo, que tiene una población de poco más de 18.500 habitantes, hay once. Somos muchos. Yo soy de la opinión que es mejor vender muchos litros con menos margen que vender pocos con más beneficio; hay que tener en cuenta que el precio es determinante para muchos clientes. Pero, además, he decidido instalar el puente de lavado para captar a clientes que no solo buscan precio, sino que quieren contar con más servicios. A mí me está ayudando a contar con clientes de otro perfil y que, ya que están en la estación, terminan repostando”, explica Díaz, quien acumula trece años de experiencia en el sector de las estaciones de servicio. “Me gusta este mundo. Es una actividad que me atraía y aún hoy, con la fuerte competencia existente sigue haciéndolo”.

Sobre el futuro que se avecina, Díaz declara que “ahora mismo, no sabes qué pensar con respecto al camino que va a tomar la actividad. Creo que la gasolina va a seguir siendo muy importante durante unos cuantos años. Llevamos escuchando que el coche eléctrico se va a generalizar, y eso no es así aún. Es un nicho de mercado que tiene cierta presencia en algunas grandes ciudades, pero ni siquiera como vehículo particular. Son estas empresas que permiten el uso compartido de coches, pero pocas familias cuentan con un eléctrico como vehículo único”.

A pesar de que se vende más coches de gasolina que hace un tiempo, las ventas de gasóleo no han caído. Gran parte del parque rodante sigue siendo diésel y casi la totalidad de los vehículos que recorren más kilómetros utilizan gasoil. En nuestro caso, las tres estaciones de servicio se ubican en polígonos industriales, en los que los furgones, furgonetas y vehículos usados por los comerciales son todas de gasóleo.

“Eso sí, utilicen la energía que usen para circular, todos los vehículos necesitarán ser lavados. De hecho, a largo plazo el lavado de vehículos será más estable y previsible que el de carburantes”.

foto
foto
Los tres puentes de lavado Christ están equipados con alta presión (85 bar de presión total) e incorporan un sistema de seguimiento de la silueta de los vehículos, mejorando así el resultado final.

Múltiples posibilidades para ajustarse a cada cliente

 

Los tres puentes de lavado que protagonizan este reportaje corresponden al modelo Varius 1+1 C163, que se encuadra en la zona alta de la gama de producto del fabricante alemán.

Se trata de un puente de doble pórtico. Uno de ellos alberga el sistema de secado, mientras el otro sustenta los cepillos de lavado. De esta manera, apunta Luis del Valle, delegado comercial España Este de Christ, “conseguimos un lavado de alta calidad en tiempos muy reducidos. Además, se puede configurar cualquier programa para adaptarse a las necesidades del cliente”. El secado se confía a cuatro motores que suman con una potencia total de 16 KW, “lo que garantiza un perfecto secado del vehículo”.

Una de las características sobre las que se asiente la proverbial fiabilidad de estos equipos es que tanto en los cepillos verticales como en el horizontal “se han eliminado los reductores de giro, solo llevan un motor eléctrico, transmisión directa y un variador de velocidad. Con este sistema el coste de mantenimiento se reduce mucho, se ahorra un 20% de consumo eléctrico, disminuye el ruido y los cambios de giro de los cepillos son más rápidos y seguros”, detalla Del Valle.

Por lo que respecta a las dimensiones del Varius 1+1 C163 instalados en las tres estaciones de servicio, el ancho de paso estándar “es de 2.400 mm, lo que permite lavar vehículos mayores con más seguridad. No obstante, bajo pedido se puede ampliar a 2.550 y 2.700 mm. En cuanto a la altura de lavado, podemos hacer el equipo en diferentes alturas (2.300, 2.400, 2.500, 2.600 y 2.700 mm)”.

El cliente también puede elegir diversas opciones, como luces Led; diferentes altas presiones; la incorporación de programas de pulido ‘Protec Shine’; cepillos articulados (una patente Christ); un sistema excéntrico inteligente para el lavado de ruedas (cuya denominación comercial es ‘Wheel Master’); así como la inclusión de un programa químico específico para eliminar los insectos y otro con productos químicos especiales para limpiar las llantas.

Por lo que respecta a los cepillos verticales articulados, “se acoplan al perfil del lateral de cada vehículo frotando en una sola pasada todas las partes del lateral del mismo, por lo que la calidad de lavado es superior y se realiza en menos tiempo, incrementando así la rentabilidad del equipo”, señala Luis del Valle.

Los tres puentes están equipados con alta presión (85 bar de presión total) con un sistema de seguimiento de la silueta del vehículo integrado en la tobera de secado que puede orientarse en + - 45º en los laterales para la zona media alta del vehículo, así como en la parte inferior del mismo para logra una mejor limpieza en los neumáticos y llantas.

Tanto los dos cepillos verticales como el horizontal cuentan con pelo ‘Sensomix’, “un material desarrollado por Christ que incorpora una mezcla de dos tipos de tejido, uno de espuma (que es muy suave sobre la pintura del vehículo) y otro textil que da un alto grado de brillo al lavado”.

En cuanto a la cera caliente, proporciona al vehículo una película protectora que incrementa el brillo y lo mantiene en el tiempo.

Empresas o entidades relacionadas

Christ Equipamiento Lavado, S.L.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.