Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Serie de cosechadoras 250 AFS Harvest Command, gafas HoloLens para asistencia técnica por control remoto y Soluciones de Tráfico Controlado (CFT)

La automatización marca las novedades de Case IH para 2019

Ángel Pérez02/08/2018

Procesos cada vez más automatizados. Es el común denominador de las novedades adelantadas por Case IH de cara a 2019, que son la serie de cosechadoras 250 AFS Harvest Command, las gafas de realidad aumentada HoloLens para asistencia técnica por control remoto y el concepto bautizado como Agricultura de Tráfico Controlado, que engloba soluciones dirigidas a reducir la compactación del terreno.

foto
La presentación incluyó demostraciones en campo en una parcela situada a unos 60 km de Dresde (Alemania).

No se trata únicamente de presentar nuevas máquinas. Las grandes marcas globales van más allá y en plena explosión de la Agricultura 4.0 se ven obligadas a ofrecer soluciones que den otro paso más a la búsqueda de una mayor eficiencia, preservando los medios disponibles y favoreciendo el confort y la seguridad de los agricultores.

Así es como Case IH afronta la campaña 2019, cuyo abanico de novedades no solo incluye la actualización de su gama de cosechadoras con el conocido y emblemático sistema de recolección por rotores Axial-Flow, sino que también da otro paso más en las soluciones enfocadas a lo que se conoce como ‘Agricultura con Tráfico Controlado’ e incluso se adentra en un espacio que parece futurista, pero que ya está aquí, que es el de la asistencia técnica por control remoto, gracias en su caso a la utilización de las gafas de realidad aumentada HoloLens, desarrolladas por Microsoft.

Case IH eligió la ciudad alemana de Dresde para reunir a la prensa técnica europea a finales de julio y organizar un programa que incluyó en primera instancia una presentación teórica y, posteriormente, la demostración en campo, con tres estaciones específicas en las que ofreció todo lujo de detalles.

foto
Las novedades de la Axial-Flow serie 250 se centran en la mejora de la productividad de la cosechadora y del operador

Cosechadora 250 AFS Harvest Command

Case IH renovará su oferta de cosechadoras de cara a la campaña 2019. Llegará al mercado la Serie 250 AFS Harvest Command con tres modelos que destacan por las novedosas funciones automatizadas que incluyen, con el fin de incrementar las prestaciones en términos de rendimiento y calidad del cultivo, sin olvidar un mayor nivel de confort para el operador, simplificando los ajustes y facilitando la tarea.

La principal actualización es el nuevo sistema de automatización de AFS Harvest Command, un paquete de tecnologías que utiliza 16 entradas de sensores para monitorizar la máquina de manera continua y ajusta siete valores para maximizar las prestaciones. Se gestiona desde la cabina a través del terminal AFS Pro700 y puede trabajar con trigo, colza, maíz y soja. Existen tres posibilidades del AFS Harvest Command:

  • Versión básica. Cuenta con el sistema de ajuste automático al cultivo ACS (Automatic Crop Settings), que permite regular la velocidad del ventilador y la separación del cóncavo, sin necesidad de realizar ajustes individuales. El operador puede ajustar la cosechadora sobre la marcha y guardar los ajustes en memoria para su uso futuro.
  • Versión con Feedrate Control. Ajusta la velocidad de avance en función de la carga de cultivo para conseguir el resultado o rendimiento deseado, como el control de pérdidas, la productividad máxima o la productividad fija. El operador fija los objetivos de carga de motor y velocidad de avance máximas, y el Feedrate Control funciona con esos límites. Este sistema controla con mayor precisión la velocidad de avance basándose en la carga de cultivo y de conducción, puede utilizarse como función independiente y es apto para todo tipo de cultivos.
  • Versión completa. Realiza ajustes automáticos del sistema de trilla y limpieza basándose en los mismos resultados buscados que Feedrate Control con el añadido de que supervisa la calidad del grano. Utiliza tecnología basada en cámaras y detección de la presión de criba para guiar mejor el proceso de ajuste automático de la máquina, reducir las impurezas de la muestra de grano y mantener la mejor calidad del mismo, una característica que ha contribuido al prestigio de la cosechadora Axial-Flow. En esta tercera versión el AFS Harvest Command se puede utilizar de cuatro modos, en los que el operador fija un objetivo máximo de carga de motor y de velocidad de avance:
    - Modo Performance (rendimiento): la cosechadora funciona a una velocidad determinada atendiendo continuamente a los sensores de pérdida de grano del sistema de rotor y de limpieza.
    - Fixed Throughput (productividad fija): mantiene un objetivo de productividad mediante variando su velocidad y ajustando los valores de manera continua para reducir pérdidas.
    - Maximum Throughput (productividad máxima): funciona con límite de velocidad o potencia fijado por el operador a la vez que ajusta los valores para reducir la pérdida de grano del sistema de rotor y limpieza.
    - Grain quality (calidad de grano): ajusta los valores para mantener el objetivo de calidad de grano y de impurezas; también reduce las pérdidas.
foto

Esquema de la cosechadora 250 Axial-Flow AFS Harvest Command con los nuevos sensores y ajustes automatizados.

Desde la pestaña Basic se introduce el tipo de cultivo, el resultado o estrategia que desea y la velocidad de avance y carga de motor máximas. A continuación se activa el sistema y se inicia la cosecha. El reajuste se puede realizar mediante la pestaña Advanced que permite, por ejemplo, alterar los ajustes iniciales de arranque, la frecuencia de las alteraciones automáticas y la facilidad de trilla que debe tenerse en cuenta.

La cámara de grano utiliza una emisión patentada de luz multiespectral, visible e invisible, para identificar con mayor precisión los granos partidos y las impurezas. Se trata de una tecnología patentada, para controlar con más precisión la calidad de la muestra, iluminándola con luz ultravioleta, azul, verde, roja e infrarroja. La combinación de los cinco espectros de luz mejora la detección del almidón que queda a la vista en los granos rotos. El terminal AFS alerta al operador si la suciedad afecta a la nitidez de imagen de la cámara.

“No sustituye las decisiones del operador”

August von Eckardstein, responsable de producto de recolección de Case IH para Europa, Oriente Medio y África, advirtió durante la presentación que “el AFS Harvest Command™ no está diseñado para sustituir las decisiones del operador, sino para identificar los factores que limitan las prestaciones de la cosechadora al cambiar las condiciones y aplicar los ajustes necesarios para corregirlos. Se traduce en menor preocupación por factores como la pérdida de grano, la velocidad del ventilador y del rotor, y los operadores pueden centrarse más en la posición y la descarga del cabezal”.

Otras actualizaciones

Los tres nuevos modelos están equipados con álabes en la jaula del rotor ajustables, activados automáticamente o desde el interruptor de la consola derecha cuando no se utiliza AFS Harvest Command. Los seis álabes traseros están conectados, ofrecen una mayor escala de ajustes y también se pueden ajustar manualmente desde el nivel del suelo. Al cambiar el paso, el cultivo se desplaza con mayor rapidez o lentitud por la jaula del rotor, adaptando la trilla y la separación a las condiciones del cultivo.

Junto con el control de criba superior e inferior, el AFS Harvest Command™ también ofrece un nuevo ajuste precriba en la cabina, mediante el que modifica automáticamente los valores de acuerdo con la información que recibe de los sensores de pérdida, la cámara de grano y los sensores de presión de la criba, que aportan información de pérdidas inminentes para tratar de evitarlas con antelación.

foto
La actualización de la transmisión, complementada con transmisiones hidráulicas mejoradas, ofrece una capacidad de ascenso del 36% en los desplazamientos por carretera

Nueva transmisión hidrostática, con modo de campo y transporte

Es otra de las novedades de estas cosechadoras. Incluye control de gama de dos velocidades sobre la marcha, proporciona mayor tracción y evita tener que detenerse para realizar el cambio mientras se trabaja o en los desplazamientos en pendientes. Se acciona mediante un controlador de velocidad con palanca multifunción escalable, con control de velocidad en bucle cerrado para mantener la velocidad fijada en condiciones de suelo variables. Las velocidades máximas de la gama uno y de la gama dos son 18 km/h y 40 km/h, respectivamente, aunque es posible fijar otras velocidades máximas.

La mejora del bloqueo del diferencial sustituye al pedal mecánico anterior por un botón eléctrico situado en el suelo y el frenado se desplaza de un disco externo a un freno interno refrigerado por aceite, lo que reduce la presión necesaria para el mismo esfuerzo y se mejora la refrigeración en situaciones de frenado continuo.

Alimentador de grano

Además, se amplía la oferta de los alimentadores, pues el operador puede disponer de hasta 6,1 toneladas de capacidad de elevación, que completarán la oferta actual de capacidad de 4,5 y 5,2 toneladas. Esto permitirá en los modelos Axial-Flow más grandes manejar cabezales de cereal de 13,5 m y de maíz de 18 filas con más soltura.

Una nueva función controlada desde la cabina permite modificar hasta 11,9 grados el ángulo de la placa frontal del cabezal. También se han mejorado los softwares de la función de control de altura del cabezal, incrementando la capacidad de respuesta y flotación.

El sistema de sensibilidad adaptable a la velocidad de marcha GRAS (Ground Speed Adaptive Sensitivity) ajusta automáticamente la altura del cabezal según la velocidad de marcha, para mantenerlo estable.

foto
Terminal y consola desde donde se pueden controlar prácticamente todas las funciones de la cosechadora.

Disponibilidad de AFS Connect

Case IH puede instalar en fábrica la telemetría AFS Connect, para la transferencia bidireccional de archivos entre la cosechadora y un ordenador a través un portal web. Todas las cosechadoras se suministran con el cableado necesario y antena para el módem, que también puede entregarse ya instalado. Todo lo que se necesita para la versión con telemática completa es un código de desbloqueo. El módem se arranca en fábrica y el concesionario debe adquirir la suscripción.

Gafas HoloLens

Son una herramienta diseñada por Microsoft —compañía con la que CNH Industrial, matriz de Case IH, estableció un acuerdo hace unos meses— que abren un amplio abanico de posibilidades. En la presentación de Alemania enfocó su labor en tareas estrictamente vinculadas con el servicio de asistencia técnica por control remoto.

foto

Un usuario con gafas HoloLens puede 'visualizar' el interior de la cosechadora y transmitir las imágenes por ordenador para que un especialista del servicio técnico le indique los pasos a seguir y tratar de resolver el problema surgido con la máquina. Las gafas incluyen también recepción de audio.

Hay quienes definen las HoloLens como un ordenador holográfico autónomo, que carecen de cables e incluyen todo lo que necesitan: unidad de proceso, alimentación y almacenamiento.

En las pruebas efectuadas por los técnicos de la empresa, el usuario de la máquina se coloca las gafas y puede llegar a ser capaz de solucionar determinados problemas dirigido por los técnicos especialistas, que observan desde su despacho las imágenes que emiten las gafas de realidad aumentada.

Soluciones para controlar el tráfico en las explotaciones agrícolas

Reducir la degradación de la estructura del terreno se ha convertido en un reto de cara a los próximos años. Case IH dedicó una estación específica, en la que Ian Beecher-Jones, director de una consultoría sobre optimización del valor de los equipos de precisión, definió algunas de las medidas que los agricultores pueden adoptar para reducir la compactación del suelo, cómo valorar los problemas existentes y cómo subsanarlos. “Pequeñas mejoras en las prácticas de gestión pueden tener un gran impacto en el ahorro de costes”, afirmó.

A su juicio, “para subsanar problemas en el terreno y mantener su estructura, pueden ser útiles tanto medios naturales como mecánicos”. Entre estos últimos, los sistemas de autoguiado mediante señal RTK con una precisión reproducible de 2,5 cm permiten reducir el nivel de terreno transitado dentro de los campos sin que ello tenga que ser un proceso complejo que requiera grandes inversiones adicionales.

foto
Prevenir la compactación es uno de los grandes objetivos del Tráfico Controlado.

Apeló a un concepto que pretende ganar protagonismo, que es la Agricultura con Tráfico Controlado (Controlled Traffic Farming, CTF), en el que influyen diferentes factores, como el tipo de suelo, la pendiente, los implementos… De ahí que este experto se muestre más partidario del término ‘Tráfico Gestionado’.

En este escenario aparece el nuevo AccuTurn Pro, que amplía la capacidad de los tractores Case IH con autoguiado AccuGuide para minimizar los daños al suelo, al aportar las ventajas de la señal RTK de 2,5 cm a los giros en cabeceras, combinando las ventajas de la automatización del tractor/implemento mediante la gestión de giros en cabecera HMC II con las del autoguiado RTK en la siguiente pasada para limitar la compactación en cabecera y controlar los trayectos.

Se trata de una solución con un claro enfoque profesional, valorable a la hora de sustitución de cosechadoras y tractores, según explicó Hans-Werner Eder, responsable de Marketing de Producto de Case IH para EMEA, que anima a los agricultores a considerar si sus equipos llevan los sistemas de propulsión más adecuados para sus suelos y sus circunstancias específicas. “Las ventajas de distribuir el peso de las cosechadoras en superficies de contacto largas en lugar de anchas para reducir la zona transitada han quedado patentes gracias al éxito de las cosechadoras con orugas Axial-Flow, mientras que las anchuras de los cabezales y las longitudes de los sinfines de descarga en todos los modelos han sido diseñadas para controlar el tráfico del campo”, subrayó.

foto
El sistema CTF puede ser de interés en distintos tipos de labores agrícolas.

Case IH continúa desarrollando la red europea RTK “para garantizar que los clientes que utilicen nuestros sistemas de autoguiado AccuGuide se beneficien de una cobertura de señal lo más ininterrumpida posible, con la ayuda de nuestra tecnología xFill que tiende puentes en el improbable caso de una pérdida de señal”, detalló Eder.

La red RTK+ abarca actualmente 979 estaciones base que ofrecen cobertura RTK de 2,5 cm. “Dado que las explotaciones están creciendo y –por ejemplo, en Europa– a menudo traspasan las fronteras nacionales, muy pocos pueden ofrecer esta extensión de cobertura ininterrumpida a nivel paneuropeo”, concluyó el responsable de Marketing.

Empresas o entidades relacionadas

Case IH
Microsoft Ibérica, S.R.L.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

Teyme

Atomizadores arrastrados

Teyme

ENLACES DESTACADOS

Sant Miquel - Eurofruit (Fira de Lleida)Fórum Smart AgroAsociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios VerdesUniversidad de Sevilla - Área Ingeniería AgroforestalS-MOVING - Ferias y Congresos de MálagaDiputación de Salamanca - Salamaq

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS