Interempresas.net

es en ca
Madera
 
  1. eMagazine Madera
  2. Ganar no es siempre ganar - perder no es siempre perder   (09/09/2009)

Ganar no es siempre ganar - perder no es siempre perder

Ibon Linacisoro. Director

9 de septiembre de 2009

¿Usted qué prefiere, ganar o perder? Con motivo de la Vuelta a España nos entró una duda. ¿Qué es ganar y qué es perder? Trataba la crónica de una de las etapas sobre un ciclista que, a sus 37 años, seguía allí, en el pelotón de los profesionales, pero que nunca había ganado nada. “Un ciclista acostumbrado a la derrota”. El comentario chocaba. Una persona con 37 años, capaz de estar entre los 200 mejores del mundo, de recorrer más de 3.000 kms en 21 días ¿es una persona acostumbrada a la derrota? El deporte como tema mediático se ha popularizado tanto, que pasa por muchas manos que, más que de deporte, saben de victorias y derrotas, que no es exactamente lo mismo que el deporte. Es el modo de vida de ‘winners’ y ‘loosers’ que proyectan por la tele y que sitúa a la gran mayoría de los deportistas de élite en un montón considerado de torpes. Cualquiera que haya montado alguna vez en una bici sabe lo que tiene que ser encadenar 20 días superando recorridos de más de 150 kms todos los días. Cualquiera que haya jugado a fútbol, baloncesto, balonmano o voleibol, que haya hecho atletismo, natación o remo, sabe calibrar lo que significa estar en la élite. Y, por ejemplo, jugar en una primera división, es estar en la élite, aunque no salgas en los informativos todos los días.

Y en esta segregación del mundo entre ganadores y perdedores también están las empresas. Perdedora, según la lógica ilógica, sería una empresa que lleva 20 años dedicándose a la misma actividad, con una clientela fiel y buena pagadora, con clientes que ya son amigos, unas cuentas que no dejan lugar a dudas sobre su solvencia, una plantilla discreta y un porvenir prácticamente asegurado. Sí, sí, sería perdedora solo por su tamaño, por la ausencia de ‘cracks’ de renombre en su plantilla o por su nombre poco conocido. Una empresa perdedora se reconoce con facilidad: los cargos de sus empleados en las tarjetas figuran en castellano. Eso, señores, no se lo puede permitir una empresa ganadora.

Ganadores, serían los magacines de la tele por la tarde. Esos que miden su éxito por su audiencia y que pagan a sus colaboradores más normalitos 1.500 euros al día y 3.000 euros en el caso de los tertulianos estrella. Eso es ganar, amigos, ir a la tele a poner a bajar de un burro a otros conciudadanos y ganar 3.000 euros en una tarde. Hasta 150.000 euros al año se embolsan algunos. Sin haber estudiado para ello, sin haber descargado un camión de ladrillo, sin haber arado un campo, ni haber arriesgado un euro.

Ganar y perder, dos términos absolutamente relativos. Sobrevivir a la crisis es ganar. Vivir amargado es perder, incluso con la tarjeta en inglés.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Identificarse | Registrarse 
Aviso
Los comentarios pasan por un proceso de moderación, por lo que pueden tardar un tiempo en aparecer publicados.

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no los del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

Empresa en portada
Newsletter
Acepto las
condiciones de uso y registro

Empresas destacada