Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

"La tecnología siempre ha sido un elemento clave en la gestión del tráfico y por consiguiente uno de los ámbitos de la ciudades que más rápidamente ha adoptado innovaciones tecnológicas"

Entrevista a Marc Boher, director de Ventas y Marketing en Urbiotica

Mª Carmen Fernández24/07/2015

Urbiotica nació en 2008 como un ambicioso proyecto en Barcelona, una ciudad con gran tradición en gestión y planificación. Su misión es llevar la tecnología más innovadora a la sociedad a través de su aplicación en entornos urbanos. Además, su visión conlleva ayudar a las ciudades a ser más fáciles de gestionar, eficientes y sostenibles, mejorando la calidad de vida de las personas. Interempresas ha querido entrevistar a su director de Ventas y Marketing, Marc Boher, para que explique de manera más detallada el proyecto de monitorización de tráfico urbano que han llevado a cabo en la localidad francesa de Sete y las ventajas que ofrecen este tipo de tecnologías a los ciudadanos.

¿Cómo surgió la idea de monitorizar el tráfico?

Vamos a empezar por el principio. El proyecto de Urbiotica nació de la visión de sus fundadores sobre las ciudades y lo poco tecnificadas que estaban comparado con nuestros hogares, oficinas o industrias. Tenían muy claro que la tecnología basada en sistemas de sensorización iba a cambiar cómo gestionamos nuestras ciudades. Esto abarca muchísimos aspectos de las ciudades, pero nosotros nos centramos en tráfico, parking, gestión de residuos y la contaminación acústica y del aire.

foto
Marc Boher, director de Ventas y Marketing en Urbiotica.
En el caso de tráfico estaba muy claro. Existe una tendencia a la sobrepoblación en las ciudades y sus periferias y a su vez las personas tienen una clara predisposición por el vehículo privado para entrar y moverse por la ciudad. Esto se traduce en situaciones de tráfico y congestión insostenibles que generan niveles de contaminación nocivos para la salud y pérdidas económicas significativas para las ciudades. Afecta al bienestar de sus ciudadanos que invierten demasiado tiempo en desplazarse al trabajo, a los colegios o por ejemplo a realizar compras. Les genera estrés y malestar. Se desplazan cada vez menos al centro a comprar perjudicando por lo tanto el comercio local.

Monitorizar el tráfico es fundamental para las ciudades. Tener datos reales sobre el tráfico o la disponibilidad de parking es una información valiosísima para el que gestiona la ciudad. Con los datos que reciben pueden diseñar estrategias más eficientes de la gestión del tráfico y la movilidad en base a información real sobre el tráfico y definir los planes de mantenimiento de las vías así como los planes estratégicos de infraestructuras de la movilidad. Al proporcionarles información en tiempo real, pueden configurar alertas ante situaciones críticas a gestionar de manera inmediata. Por otro lado, pueden transmitir esta información del estado del tráfico y la disponibilidad de aparcamiento al ciudadano para que este determine la mejor forma de moverse por la ciudad en cada momento. Es un win-win para todos, para las ciudades, las empresas y las personas.

¿Qué problemas se encontraron en el desarrollo e implantación del sistema?

Estos sistemas utilizan múltiples tecnologías de última generación como protocolos de radio avanzados para garantizar la comunicación minimizando el consumo, baterías de tamaño reducido que nos permiten dar una vida útil de 10 años o tecnologías Big Data, que permiten el procesado y análisis de las ingentes cantidades de información generadas por este sistema. Actualmente generamos y operamos decenas de millones de datos.

¿Cuáles están siendo los resultados?

Actualmente tenemos proyectos desplegados en diversas ciudades europeas y los primeros resultados están siendo muy positivos. Mejora las prestaciones de los sistemas existentes haciendo que éstos sistemas de monitorización sean accesibles a Administraciones Públicas de menor tamaño.

¿Podría detallar cómo funciona exactamente el sistema?

Lo explico de una manera sencilla y entendible. Es un sistema de sensorización compuesto por sensores, routers y la plataforma software donde se recogen y procesan todos los datos, y a su vez donde se define y aplica toda la inteligencia de los sensores. El sensor se instala en los puntos estratégicos de la calzada definidos. Estos sensores detectan las variaciones en el campo magnético terrestre al pasar un vehículo. Captan la información y la envían a través de la red de comunicación hasta la nube que llamamos U-Base. En U-Base se reciben los datos en bruto y se transforman en la información útil que precisa el cliente respecto a: Volumen vehicular, la ocupación de la vía, la velocidad del tráfico, el tamaño de los vehículos y los aforos de circulación. Esta información es la que transmitiremos al cliente a través de herramientas de business intelligence, aplicaciones y sistemas de señalización diversos, orientadas a la gestión o a informar a los ciudadanos.

foto
Sensores en la carretera C-60.

¿Supone una gran inversión la implantación de estos sensores? ¿Y su mantenimiento?

La inversión en soluciones de tráfico suele ser costosa cuando hablamos de instalaciones que se realizan con espiras inductivas, cámaras de lectura de matrículas y radares infrarrojos. En nuestro caso hay que decir que el sistema de sensorización tiene un precio competitivo, pero además es rapidísima de instalar y apenas se precisa obra civil. Lo bueno de nuestro sistema además es que se puede integrar fácilmente con cualquier solución o sistema existente.

Es decir, existen muchos casos en los que ya se ha probado un sistema de monitorización pero que por la razón que sea se pretende ampliar con otra tecnología. En estos casos, lo que tienen, lo pueden seguir usando si quieren y ampliarlo con los sensores sin tener que invertir de cero. Nos integramos 100% en su sistema actual o bien pueden integrarse ellos sin problemas en el nuestro. Ésto en muchos casos supone un gran ahorro en términos económicos, pero también en dolores de cabeza.

Pero la clave no es ésta, la clave está en el mantenimiento. Los sensores se instalan una vez y duran 10 años. No tienen mantenimiento. Esto es gracias a que los sensores, a diferencia de otros, lo único que hacen es captar los datos y enviarlos. Su inteligencia está en la nube. Gracias a esto pueden captar datos de hasta 10.000 vehículos/día durante 10 años sin necesidad de alimentación o de mantenimiento. Toda su inteligencia se aplica en la nube, donde se procesan los datos y se convierten en información útil, se aplican los algoritmos de decisión y donde se definen todos los parámetros de los sensores para aplicarlos de forma remota en todos los sensores de una vez.

¿Cuáles destacaría como sus principales ventajas?

Muchas ya las hemos comentado. Está claro, por todo lo explicado, que el ahorro y el no requerir mantenimiento es una clara ventaja competitiva. Para las Administraciones pequeñas es la diferencia entre poder o no poder permitirse la solución. La integración e interoperabilidad con los sistemas de terceros es muy importante y diferencial como también lo es obtener información con una fiabilidad del 99% durante los 10 años de la vida útil de los sensores. En resumen, es poder disponer de información del tráfico urbano y/o interurbano fiable, minimizando la inversión y su mantenimiento.

¿Utilizan diferentes sensores o un único sensor es capaz de medir toda esa información a la vez?

Utilizamos un único tipo de sensor para la generación deeéstas informaciones. La cantidad de sensores dependerá de la información que le quieras pedir, pero lo normal es instalar un par de sensores por carril y sentido de la circulación.

foto
Tráfico urbano.

La información que recoge el sistema permite a los usuarios conocer la situación del tráfico en tiempo real. ¿Cómo lo hacen? ¿A través de alguna APP…?

Exacto. La información se transmite a los ciudadanos a través de aplicaciones de muy fácil uso y sistemas de señalización diversos. De ésta manera conocen el estado del tráfico e incluso las opciones de parking y precios y les permite decidir si coger el coche u optar por alternativas como por ejemplo el transporte público.

¿Disponen de algún sistema de monitorización de tráfico urbano en activo actualmente?

Sí, tenemos sistemas de monitorización de tráfico urbano funcionando en varias ciudades. Está por ejemplo el Caso de Sete, que es un proyecto interesante por su curiosa localización y distribución geográfica. Está comunicada en varios puntos por puentes que cruzan sus canales y que son las vías principales para acceder a la ciudad. En estos puntos de acceso se generaban unos atascos monumentales. La Administración Local buscaba una solución para monitorizar el tráfico urbano en puntos estratégicos de la ciudad que permitiese implantar planes de acción para descongestionar estas vías de acceso mediante una instalación y mantenimiento asequible. Instalaron 30 sensores a través de los que informan a los ciudadanos con aplicaciones y paneles informativos, mejorando sustancialmente la calidad de vida de sus ciudadanos.

¿De qué manera ha favorecido la pujanza de las nuevas tecnologías a la gestión eficiente del tráfico? ¿Y en general al desarrollo de las smart cities?

La tecnología siempre ha sido un elemento clave en la gestión del tráfico y por consiguiente ha sido uno de los ámbitos de la ciudades que más rápidamente ha adoptado innovaciones tecnológicas basadas, tanto en nuevas tecnologías de sensorización (como nuestro sensor inalámbrico), como en sistemas de procesado de datos utilizando tecnologías Big Data y de predicción. La smart cities para nosotros significa una gestión más eficiente de la ciudad en beneficio de sus ciudadanos. La tecnología sólo es una herramienta para conseguir el objetivo final de hacer una ciudad más agradable para sus ciudadanos.

¿Están desarrollando algún otro proyecto actualmente que ayude a la gestión eficiente del tráfico en la ciudad?

Sí, proyectos hay varios tanto de monitorización urbana como interurbana:

En Cataluña se pretendía dar con una tecnología alternativa para ampliar la monitorización de tráfico en la Carretera C-60. La solución que venía desplegando a base de espiras inductivas tenía un coste de instalación y mantenimiento muy elevado y perdía fiabilidad con el paso del tiempo. El objetivo del proyecto que estamos desarrollando persigue desplegar una solución alternativa de monitorización del tráfico más fiable que el que venían utilizando, con una instalación y mantenimiento mucho más asequible y totalmente integrable con su sistema de gestión de tráfico.

Por otro lado, como proyecto urbano, Figueres que con una modesta extensión de menos de 19,38 km, es el principal núcleo urbano, por lo económico y comercial de ésta comarca. Cada día 109.600 vehículos acceden o salen de la ciudad y en consecuencia se enfrentaba a diario a congestiones de tráfico alarmantes. Perjudicaba el comercio local, generaban altos niveles de CO2 en el ambiente así como estrés y malestar entre los ciudadanos. Mediante el despliegue de una red de sensores de tráfico y parking se monitoriza y controla las entradas principales y calles de acceso al centro de la ciudad. Los datos captados son transformados en información valiosa que el Ayuntamiento transmitirá en tiempo real a los ciudadanos a través de paneles para que conozcan el estado del tráfico y puedan determinar la mejor manera de llegar y moverse en la ciudad.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

Kineo

Verificación de aforos

Kineo

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y CartónTrafic - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS