En el primer trimestre de 2004, los negocios agrupados en Lanxess lograron una mejora del 5,4 por ciento del Ebitda

Lanxess comienza a operar internamente de manera independiente

Redacción QU01/08/2004
Lanxess, la futura sociedad en la que el Grupo Bayer agrupa prácticamente todo su ámbito químico y algunas partes del negocio de polímeros, ha comenzado a operar internamente de manera independiente desde el pasado 1 de julio de 2004.
Ser independientes internamente es uno de los pasos importantes en el proceso de reorientación del grupo. De este modo, Lanxess podrá operar a partir de ahora de forma prácticamente autónoma. Está previsto sacar la sociedad a Bolsa a más tardar a principios de 2005 y en las próximas semanas se decidirá si se lleva a cabo como una escisión o mediante una Oferta Pública de Valores. Hasta su salida a Bolsa, Lanxess seguirá operando bajo el manto del “holding” de Bayer AG.

En el futuro, Bayer concentrará sus recursos en los innovadores ámbitos de salud, alimentación y materiales de altas prestaciones para expandir así la base de un crecimiento sostenido. “Estoy convencido de que ambas sociedades transitarán con éxito por sus respectivas vías”, declaró el máximo ejecutivo de Bayer, Werner Wenning.

Con una facturación de alrededor de 6.000 millones de euros y cerca de 20.000 empleados, 11.000 de ellos en Alemania, Lanxess se ubicará en el segmento líder de las empresas químicas europeas y, tras la prevista salida a Bolsa, podrá, como empresa independiente con un modelo de negocios propio, actuar de forma más rápida y flexible en el mercado.

El Dr. Axel C. Heitmann, futuro presidente del Consejo de Dirección de Lanxess, manifestó su satisfacción con el rumbo que ha seguido hasta ahora la segregación. En poco más de medio año se han conseguido integrar en Lanxess las actividades provenientes de Bayer Chemicals, Bayer MaterialScience y de las sociedades de servicios, creando un nuevo conglomerado. “Ahora lo importante es sacarle un partido óptimo a nuestros puntos fuertes, para lograr un resultado competitivo y conducir a Lanxess con éxito hacia su independencia del Grupo Bayer”, manifestó. “Para ello sigue siendo importante continuar aprovechando de forma consecuente tanto las posibilidades de ahorro como nuevas posibilidades que nos ofrezca el mercado”.

foto

El pasado

El anuncio de la separación del negocio químico y algunas áreas del negocio de polímeros se realizó el pasado 7 de noviembre. El Consejo de Supervisión aprobaba entonces los planes del Consejo de Dirección y decidía focalizarse en los negocios clave (salud, alimentación y materiales de alta calidad), para reforzar la competitividad de la multinacional alemana.

La nueva sociedad, que en un principio nació con el nombre provisional de NewCo, pronto cambió su denominación por el de Lanxess. “El nombre es un híbrido de la palabra francesa 'lancer', es decir, lanzar, y la inglesa 'success', éxito, pues se quiere alcanzar el éxito lo más pronto posible”.

La decisión se tomó después de un exhaustivo proceso creativo y selectivo: 1.000 empleados de la futura compañía propusieron un total de 1.200 nombres, a los que se añadieron otras 2.500 creaciones procedentes de una agencia especializada. Todos los nombres fueron sometidos a un proceso de selección en el que se examinó el cumplimiento de diversos criterios, como que se adecuara a los distintos idiomas, que fuera pronunciable, fácilmente memorizable, atractivo, se distinguiera de otros, así como se consideró su posible significado en los idiomas de todos los países en los que Lanxess desplegará su actividad.

Las propuestas resultantes de esta criba se compararon con la claramente definida filosofía de la compañía y las metas y valores que se persiguen. Lógicamente, según avanzaba el proceso de selección, iban quedando menos candidatos. Tras el examen jurídico final relativo al derecho de marcas y de competencia, de las 3.700 ideas quedaron sólo tres, entre las que el futuro Consejo de Dirección de la empresa se decidió por Lanxess.

Lanxess, con una facturación de 5.600 millones de euros y cerca de 20.000 empleados, formará parte del grupo de cabeza de las empresas químicas europeas: en más de dos tercios de los segmentos ya ocupa posiciones de liderazgo en el ámbito internacional, siendo los líderes absolutos en tecnología de producción. “Con la autonomía podemos darle a Lanxess fuertes impulsos empresariales para reforzar la competitividad también en este ámbito y hacer posibles un crecimiento superior a la media y un aumento del valor”, comentó Werner Wenning.

Está previsto sacar la sociedad a Bolsa a más tardar a principios del 2005
Como empresa independiente, deberá poder emplear de forma eficiente sus recursos de capital para mejorar su competitividad o poder buscar socios o inversores según sus propios criterios. Con la nueva estructura, además, también se podrá dirigir mejor el foco de la gestión hacia los requisitos específicos de los negocios químicos, adaptar las estructuras y acelerar los procesos en función de las demandas de la química, así como activar nichos de negocio mediante nuevos modelos, con el objetivo de seguir creciendo mediante una mayor innovación, un empleo más eficaz de los recursos y una más rápida ampliación de las atractivas aplicaciones especiales.
Lanxess podrá operar a partir de ahora de forma prácticamente autónoma

El presente y el futuro

En el primer trimestre de 2004, los negocios agrupados en Lanxess lograron una mejora del 5,4 por ciento del Ebitda hasta los 136 millones de euros, a pesar de un descenso de la facturación del 2,1 por ciento a 1.478 millones de euros (eliminados los efectos de los tipos de cambio, un aumento del 2,2 por ciento). El Ebit aumentó en 58 millones en comparación con el primer trimestre de 2003, cifrándose en 75 millones de euros.

Con alrededor de 5.000 productos, Lanxess dispondrá de un amplio surtido de productos químicos básicos, especiales y de química fina, así como polímeros, entre ellos, productos para la fabricación de principios activos en las industrias farmacéutica y fitosanitaria, productos para la protección de materiales, productos químicos para las industrias del cuero, textil y papelera, intercambiadores de iones para el tratamiento de agua, pigmentos inorgánicos para el coloreado de piezas de hormigón y de plástico, aditivos para plásticos y agentes ignífugos y plastificantes, caucho sólido y productos químicos para el caucho para la industria fabricante de neumáticos, así como estirénicos (ABS) y termoplásticos semicristalinos que se emplean fundamentalmente en la fabricación de automóviles, siendo también adecuados parar la producción de tapas y carcasas. Lanxess estará representada a nivel mundial y tendrá plantas de producción y organizaciones de distribución en 40 sociedades en 20 países.

El futuro Consejo de Dirección de la compañía estará integrado por el Dr. Ulrich Koemm, Bruce Olson, el Dr. Martin Wienkenhöver y Matthias Zachert, además de Heitmann.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS