Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
EFQM ha reconocido a Solvay Martorell y Solvay Pharma su excelencia empresarial

La búsqueda de la excelencia, una larga tradición en Solvay

Redacción QU01/08/2004
Tras el lanzamiento de la política de calidad total a nivel de grupo en 1991, Solvay ha apostado por la mejora continua como el requisito más lógico, deseable y necesario para afrontar los desafíos del futuro. Los niveles “Finalist” y “Recognised for Excellence” otorgados por EFQM a Solvay Martorell y Solvay Pharma respectivamente, responden a esta dinámica de excelencia impulsada durante los últimos años en la Región Ibérica.
La Fundación Europea para la Gestión de Calidad, EFQM, es una organización sin ánimo de lucro formada por 800 miembros pertenecientes a organizaciones y empresas de la mayoría de los países europeos y sectores de actividad, de la que Solvay forma parte.

EFQM fue creada por catorce importantes empresas europeas con el apoyo de la Comisión Europea en 1988 y, desde entonces, ha tenido como visión ayudar a las organizaciones europeas que aplican los principios de “gestión de la calidad total” en sus prácticas empresariales y en sus relaciones con los accionistas, clientes, personal, sociedad y proveedores.

Aunque con el tiempo la terminología ha ido evolucionando, reemplazando el término “gestión de la calidad total” por excelencia, los principios de la fundación de EFQM siguen siendo los mismos.

El impulso que inició esta potente red empresarial fue la necesidad de desarrollar un marco europeo para la mejora de la calidad en la misma línea que el “Malcolm Baldrige Model” en Estados Unidos y el “Premio Deming” en Japón. En los años 1988 y 1989, expertos de distintos países y sectores trabajaron para crear el primer Modelo EFQM de excelencia, lanzado oficialmente en 1991 como un referencial de evaluación de los candidatos al Premio Europeo a la Calidad (European Quality Award –EQA-).

El Modelo EFQM es un proceso de mejora continua que prevé la autoevaluación como forma de medir el avance empresarial. Un equipo internacional de expertos externos evalúa un “dossier” elaborado por la empresa que se complementa con una visita a las instalaciones de la misma. Los resultados obtenidos se comparan con los de las empresas más competitivas.

La primera ceremonia de entrega de premios tuvo lugar en Madrid en octubre de 1992, contando con la presencia del Rey Don Juan Carlos y, desde entonces, distintas ciudades europeas han acogido las ceremonias posteriores.

La finalidad del Premio Europeo a la Calidad es estimular y crear sinergias destinadas a promover la excelencia como una fuerza para asegurar el éxito sostenible de las empresas. El Grupo Solvay incorpora el modelo EFQM como modelo de gestión de referencia interno en 1992. Más adelante, con el fin de reconocer los avances alcanzados por algunas de sus organizaciones en el desarrollo del modelo instituye el Premio Solvay a la Excelencia.

Este galardón, del que han sido merecedoras varias organizaciones ibéricas (Solvay Pharma, la BU Química Ibérica y la fábrica de Martorell), se ha otorgado anualmente hasta 2002, en que Solvay decidió dejar de hacerlo, en favor de un reconocimiento externo como es el Premio Europeo a la Calidad.

Además, el compromiso de colaboración de Solvay con EFQM contempla también la aportación cada año de 5 ó 6 personas de la organización como asesores EFQM. La Región Ibérica está representada en este ámbito por Aurea Xumetra, Francesc Gay, Luis Saldanha y Marc Duhem, quienes recibieron una formación por parte de EFQM para poder participar como asesores en el proceso de evaluación de otras empresas europeas que cada año se presentan al Premio Europeo a la Calidad.

En la Región Ibérica se ha producido una incorporación generalizada del modelo EFQM en casi todas las organizaciones. A ello contribuyó, sin duda, el efecto movilizador y aglutinador de esfuerzos del programa Siete Claves. Y el trabajo realizado en estos últimos años en la búsqueda de la mejora y la excelencia empresarial, comienza a ser reconocida ahora en el exterior.

En la edición de 2002 del Premio Europeo a la Calidad, la BU Química Ibérica y Solvay Martorell decidieron presentar sendas candidaturas y obtuvieron ambas el nivel de “Recognised for Excellence”.

En 2003, los candidatos fueron el Grupo Solvay Pharma y, una vez más, Solvay Martorell. El Grupo Solvay Pharma obtuvo el nivel de “Recognised for Excellence” y la fábrica de Martorell quedó “Finalist” en la categoría de Unidades Operativas junto a otras tres organizaciones europeas: Bosch Sanayi (Turquía), Grundfos (Dinamarca) y TNT Post Group Information Systems (Reino Unido).

foto

Solvay Martorell

La calidad ha sido desde siempre una constante para la fábrica de Martorell, aunque el año 1992 marca un importante hito con la puesta en marcha del proyecto que les llevaría, dos años después, a la obtención de la certificación Iso 9002.

En 1997 decide adoptar el Modelo EFQM, obteniendo dos años más tarde una mención especial por parte del Jurado del Premio Solvay a la Calidad por la excelente gestión en sus procesos.

En 2001, vio una vez más reconocida su labor con la obtención del Premio Solvay a la Calidad en su forma de Premio al Progreso, tras haber mejorado en cien puntos la evaluación de su sistema de gestión empresarial del año anterior.

Finalmente, durante la última edición del Premio Solvay a la Calidad, el jurado le concedió el Premio a la Excelencia en la modalidad de “centros de producción”. Por su parte, EFQM le otorgó el nivel “Finalist” en la pasada edición de los Premios Europeos a la Calidad, en la categoría de Unidades Operativas, reconociendo el esfuerzo realizado en Martorell en la puesta en práctica del desarrollo sostenible y los logros alcanzados en sus relaciones con el entorno social: mundo académico, autoridades, vecinos, etc.

El Modelo EFQM es un proceso de mejora continua que prevé la autoevaluación como forma de medir el avance empresarial
foto

Solvay Pharma

Solvay Pharma, por su parte, tras el lanzamiento de la política de calidad total en el grupo en 1991, apostó fuerte por la mejora continua como el requisito más lógico, deseable y necesario para afrontar los desafíos del futuro. Desde 1994, y con el apoyo de un consultor externo, Solvay Pharma comenzó a trabajar con toda su organización para hacer llegar a sus colaboradores el mensaje de que la gestión de la calidad no era algo aislado, sino que debía formar parte del día a día del negocio. Y, pese a las dificultades encontradas en algunos momentos, sin duda lo consiguieron.

Así lo atestiguan los diversos reconocimientos cosechados hasta ahora, entre los cuales destacan el Premio de la Generalitat de Cataluña a la Calidad 1995, el Premio Solvay a la Calidad y el Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial, recibidos ambos en 1997. Por esas fechas, más o menos, adoptaron el Modelo EFQM como marco de referencia y, desde entonces, han continuado trabajando con la búsqueda de la excelencia en todas sus actuaciones.

Niveles EFQM de excelencia

EQA Winner

foto

El Premio Europeo a la Calidad constituye el mayor reconocimiento dentro de los niveles EFQM de excelencia, correspondiéndole a aquellas empresas que superan los 700 puntos sobre un total de 1.000 dentro de la escala de valoración de la fundación.
Las empresas que hasta la fecha han conseguido alcanzar esta difícil puntuación, no han logrado sin embargo superar los 800 puntos. Existen categorías independientes para grandes organizaciones, unidades operacionales, sector público, así como pequeñas y medianas empresas (Pymes).

EQA Prizewinner

foto
En 2003, EFQM introdujo categorías especiales de “prizewinners” para aquellas empresas que alcanzan los 600 puntos, basadas en cinco de los conceptos fundamentales que sostienen el Modelo EFQM de excelencia: orientación al cliente, liderazgo y coherencia en los objetivos, orientación hacia los resultados, desarrollo e implicación de las personas y responsabilidad social.

Estos nuevos premios ayudarán a identificar áreas en las que las organizaciones reconocidas pueden servir de ejemplo a otras empresas.

EQA Finalist

foto
Cada año, se declaran varios finalistas en cada una de las categorías. Los finalistas son organizaciones que demuestran un alto nivel de excelencia en la gestión de la calidad como proceso fundamental para la mejora continua y que han superado los 550 puntos.

Recognised to Excellence

foto
El reconocimiento a la excelencia se basa en una evaluación de la organización según la totalidad del Modelo EFQM de excelencia, y ofrece a quienes lo solicitan la ventaja de un enfoque estructurado que les permite identificar sus puntos fuertes y áreas de mejora; asimismo, reconoce el éxito de los esfuerzos por implantar los conceptos de la excelencia y las buenas prácticas. El reconocimiento a la excelencia se otorga a aquellas organizaciones que alcancen una puntuación igual o superior a 400 puntos.

Committed to Excellence

foto
El compromiso con la excelencia va destinado a aquellas organizaciones que inician su viaje hacia la excelencia. Por ello, este nivel hace hincapié en ayudar a las organizaciones a comprender cuál es su nivel actual de rendimiento y establecer prioridades de mejora. Para obtener el reconocimiento de este nivel, la organización deberá superar los 300 puntos, demostrando que ha implantado y desplegado con éxito unas determinadas acciones de mejora.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS