Prevé tener gestionados más de 6.000 megavatios en nuevas plantas de este tipo en 2008

Iberdrola pisa fuerte en ciclos combinados

Redacción QU01/04/2004
La empresa instalará aproximadamente el 48 por ciento de la potencia en ciclos combinados prevista hasta 2005 por el documento de Planificación Energética 2002-2011 del Gobierno. En concreto, Iberdrola invertirá un total de 4.300 millones de euros en el negocio de generación durante el periodo 2001-2008.
foto
En la actualidad, Iberdrola ya tiene en servicio ciclos combinados por 1.600 megavatios de potencia en España: con 800 megavatios, el más potente es el de Castellón, que se puso en marcha a mediados de 2002; los de Bahía de Bizkaia Electricidad (BBE), de 800 megavatios –del que tiene el 25 por ciento del capital (los otros socios son Repsol YPF, BP y el EVE)–, y Castejón (Navarra), de 400 megavatios, entraron en funcionamiento en el primer semestre del pasado año, y en diciembre lo hizo el de Tarragona, de 400 megavatios –del que tiene el 50 por ciento del capital (el otro socio es RWE)–.

Asimismo, los primeros ciclos combinados puestos en marcha por Iberdrola produjeron 4.555 millones de kilowatios hora (kWh) en 2003 (1.373 GWh a lo largo del primer semestre), el 392 por ciento más. La creciente aportación de estas centrales ha influido en una menor utilización de las de carbón (-25,1 por ciento) y fuel-oil (-70,2 por ciento), con la consiguiente reducción de las emisiones de CO2 –contribuyendo así al cuidado del medio ambiente– y de los costes de aprovisionamiento del negocio.

Principales proyectos de inversión

Iberdrola cuenta con uno de los programas de construcción de centrales eléctricas de ciclo combinado en España más ambicioso y avanzado del sector energético. La compañía prevé tener gestionados más de 6.000 megavatios en nuevas plantas de este tipo en 2008. En concreto, pondrá en marcha hasta 2005 centrales que sumarán 4.000 megavatios de potencia. Dos años más tarde, dispondrá de otros 1.600 megavatios mediante instalaciones de generación que emplean esta tecnología.

A lo largo de 2004, Iberdrola aportará 1.200 megavatios de potencia mediante ciclos combinados al sistema eléctrico nacional: la central de Santurce, en Vizcaya, de 400 megavatios, y los grupos I y II de la de Arcos de la Frontera, en Cádiz, de 800 megavatios. Y en el año 2005, pondrá en funcionamiento 1.200 megavatios más: la planta de Aceca, en Toledo, de 400 megavatios, y el grupo III de Arcos, de otros 800 megavatios.

Según estas cifras, la empresa instalará aproximadamente el 48 por ciento de la potencia en ciclos combinados prevista hasta 2005 por el documento de Planificación Energética 2002-2011, aprobado en 2002 por el Gobierno y que ha confirmado la buena orientación del plan inversor de Iberdrola. La empresa invertirá un total de 4.300 millones de euros en el negocio de generación durante el periodo 2001-2008.

La compañía se ha asegurado, además, el suministro de gas natural a todos estos ciclos, tras firmar una serie de contratos de aprovisionamiento que ya suman 5,5 bcm –con, entre otras empresas, Sonatrach (1 bcm anual), Eni-Snam (1,2 bcm) y Statoil (1,5 bcm)– y que se caracterizan por su flexibilidad y unos precios competitivos, gracias a su reducida exposición a los riesgos cambiarios o a la fluctuación de los precios del petróleo. Asimismo, Iberdrola cuenta con los pertinentes contratos para la regasificación y transporte del combustible hasta sus plantas españolas.

Singularidades tecnológicas

La tecnología implantada en las centrales de ciclo combinado evoluciona constantemente, incorporando turbinas y equipamientos que cada vez mejoran más el rendimiento. Iberdrola tiene como únicos suministradores de turbinas a General Electric en España y a Alstom en México y siempre cuenta en sus centrales con los últimos avances tecnológicos incorporados por ambas empresas.

En cuanto a singularidades tecnológicas, es destacable la implantación en el grupo 3 de la central de ciclo combinado de Arcos de la Frontera (Cádiz) de turbinas de gas de última generación, que permitirán una reducción de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Este grupo 3 contará con una turbina 9FB, fabricada por General Electric, y se convertirá en la primera central de todo el mundo en instalar este equipamiento. La nueva turbina de gas permite que la planta tenga un rendimiento del 57 por ciento, uno de los mejores del mundo. Esto conlleva importantes ventajas medioambientales, como el ahorro de energía primaria y de agua y la reducción de la emisión específica de gases por kWh producido.

Por su parte, los sistemas de combustión de la planta gaditana garantizan una baja emisión de óxidos de nitrógeno, gases en parte responsables de la lluvia ácida. Esta tecnología ha sido desarrollada por General Electric para cumplir las cada vez mayores exigencias medioambientales. Como se ha comentado previamente, todas las centrales de ciclo combinado de Iberdrola en España tienen instaladas turbinas de General Electric.

Perspectivas de futuro

Iberdrola apuesta claramente por las tecnologías más limpias para producir energía eléctrica, en línea con su postura de compromiso total con el Protocolo de Kioto y la Directiva Europea de Comercio de Emisiones.

Las nuevas centrales eléctricas que está construyendo Iberdrola, sobre todo los mencionados ciclos combinados y los parques eólicos –ya tiene 2.257 megavatios de potencia obtenidos mediante fuentes renovables y contará con más de 4.500 megavatios gestionados en 2008, tras invertir unos 3.100 millones de euros–, utilizan las tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, reforzando el modelo de desarrollo sostenible por el que apuesta la sociedad europea actual.

Empresas o entidades relacionadas

Repsol Química

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS