Bioferma instala en Murcia la mayor fábrica del mundo en la producción de intermedios cefalosporánicos

Nuevas tecnologías en la producción de antibióticos

María Escribano01/02/2004
La nueva planta de producción industrial de intermedios avanzados de cefalosporinas (antibióticos) de Bioferma en Murcia, empresa perteneciente al grupo farmacéutico suizo Anbics AG, incorpora las tecnologías más avanzadas y vanguardistas a escala mundial. Al contrario que la mayoría de sus competidores internacionales en el sector que fabrican la cefalosporina a través de un proceso químico, Bioferma Murcia emplea una vía biotecnológica basada en un proceso enzimático.
foto
Bioferma Murcia es una empresa fabricante de principios activos farmacéuticos, especializada en la investigación, producción y comercialización internacional de cefalosporinas de tercera generación, lo que conocemos comúnmente con el nombre de antibióticos.

La producción de los principios activos farmacéuticos se realiza mediante la utilización de tecnologías de fermentación y biosíntesis, desarrolladas en su centro tecnológico en estrecha colaboración con universidades españolas y del resto de Europa.

Bioferma Murcia, empresa perteneciente al grupo farmacéutico suizo Anbics AG, cuenta desde el pasado verano con una nueva planta de producción industrial de intermedios avanzados de cefalosporinas (antibióticos), a la que se han incorporado las tecnologías más avanzadas y vanguardistas a escala mundial.

Esta importante planta de producción, que ha tenido el apoyo incondicional del Instituto de Fomento, se suma a las instalaciones de que dispone Bioferma en el Polígono Industrial de Alhama de Murcia, esto es, un centro tecnológico donde personal científico y técnico desarrolla y consolida nuevas tecnologías de proceso para la elaboración de componentes farmacéuticos.

La compañía está participada por un 51 por ciento por Anbics AG con sede en Zürich, Suiza, con un 20 por ciento por la Caja de Ahorros de Murcia, un 20 por ciento por la Caja de Ahorros del Mediterráneo y con un 9 por ciento por Invermurcia Capital, fondo de capital riesgo.

I+D

Los trabajos de investigación y desarrollo que Bioferma Murcia ha realizado hasta la fecha en la región se han llevado a cabo a través de convenios con la Universidad de Murcia, el Instituto de Catálisis de Madrid y Anbics Laboratories AG.

Hay que destacar que la propiedad intelectual de estas investigaciones es de la empresa española, quien los ha patentado en más de 30 países de todo el mundo. Entre estas actividades sobresale el haber optimizado los procesos de fermentación y purificación en la producción de la cefalosporina, aplicando para ello nuevas tecnologías de procesos industriales, desarrolladas y patentadas por Bioferma.

Al contrario que la mayoría de sus competidores internacionales en el sector que fabrican la cefalosporina a través de un proceso químico, Bioferma emplea una vía biotecnológica basada en un proceso enzimático.

Asimismo, la empresa radicada en Murcia tiene como prioridad elevar los estándares de calidad para todo el sector mediante la gestión de calidad, salud y seguridad y medio ambiente.

En este contexto, la fábrica cuenta, por ejemplo, con una moderna planta para el tratamiento del agua residual y recicla los residuos de la fermentación, de los que obtiene un aditivo alimentario apto para el consumo humano.

La inversión de la compañía en Murcia, entre la planta de producción y el centro tecnológico, ha ascendido a 100 millones de euros, y ha contratado a más de 150 empleados, entre doctores, licenciados, diplomados, técnicos y operarios.

Un proyecto hecho realidad

El proyecto de construcción de la nueva planta de producción de antibióticos surge en 1995, fecha en la que se inician los trabajos con la Universidad de Murcia. Cuatro años más tarde, se remite el proyecto al Instituto de Fomento de la Región de Murcia y posteriormente se crea Bioferma Holding y se adquiere la parcela industrial, de aproximadamente 90.000 metros cuadrados en Alhama de Murcia.

Tras la reestructuración del capital social de la compañía, se inicia, en mayo de 2000, la construcción del centro tecnológico y se estudia la ingeniería básica; y un año más tarde se inaugura este centro.

Se inician entonces las obras de la planta industrial, mientras que la planta piloto se finaliza en 2002. Unos meses más tarde, en octubre de 2002, Bioferma se presenta en la feria internacional ICPh de París. Pero no es hasta el 27 de junio de 2003 cuando se inicia el arranque de las producciones y se obtienen los primeros lotes de producto. La planta se convertirá en la mayor fábrica del mundo de intermedios cefalosporánicos, con la producción de 800 toneladas de productos intermedios avanzados.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS