El IPRI energético fue el principal responsable de la desaceleración

El Índice de Precios Industriales (IPRI) retoma la tendencia descendiente

María Escribano01/02/2004
El Índice de Precios Industriales (IPRI) disminuyó un 0,1 por ciento respecto al mes anterior en el pasado diciembre, lo que contrasta favorablemente con el aumento que tuvo lugar el mismo mes del año anterior (0,1 por ciento), con lo que su tasa de avance anual bajó dos décimas y cerró el año en el 1,1 por ciento.
foto
Tras esta variación, la tasa anual del IPRI retoma la tendencia descendente que venía manteniendo, con alguna ligera interrupción, desde el pasado marzo. A lo largo del pasado ejercicio la tasa de aumento de precios a la salida de fábrica anotó un significativo recorte de casi un punto porcentual (0,9 pp). Por su parte, el IPRI no energético también registró un retroceso respecto al mes anterior del -0,1 por ciento, frente a la estabilidad de un año antes, por lo que su tasa interanual bajó una décima, hasta el 1,5 por ciento.

Analizando el último dato del IPRI desde la óptica del destino económico de los bienes, se observa que a la desaceleración de diciembre contribuyeron, en mayor o menor medida, todos sus grandes componentes, con excepción de los bienes de equipo y los bienes intermedios cuya aportación fue neutral. No obstante, cabe mencionar que la contribución de la energía fue la más relevante, seguida de los bienes de consumo. A la favorable evolución de los productos energéticos ha contribuido de forma decisiva la fortaleza del euro frente al dólar, que ha contrarrestado ampliamente el encarecimiento del barril de petróleo en dólares.

El componente bienes de consumo anotó un retroceso mensual en el último mes del año del -0,3 por ciento, frente a la estabilidad de un año antes, por lo que su tasa de variación interanual disminuyó dos décimas, situándose en el 2,4 por ciento. A la desaceleración del IPRI consumo del pasado diciembre contribuyeron por igual sus dos grandes componentes.

El componente bienes de equipo no registró variación respecto al mes anterior, frente al aumento del 0,1 por ciento de un año antes. Tras este resultado, su tasa de variación interanual disminuyó una décima, situándose en el 1,3 por ciento. Cabe mencionar que a lo largo del pasado año esta tasa anota un recorte de medio punto y que desde enero de ese ejercicio el pasado enero oscila en el estrecho intervalo de 1,0-1,4 por ciento.

El IPRI bienes intermedios se mantuvo estable respecto al pasado noviembre, igual que en el del mismo mes de 2002, con lo cual su tasa de variación interanual permaneció en el 0,9 por ciento. No obstante, cabe destacar la aportación de este componente a la desaceleración del IPRI general a lo largo de 2003, al haber recortado su tasa anual en un punto porcentual. La favorable evolución del precio de estos bienes se explica, en gran parte, por la fortaleza que el euro mantuvo frente al dólar y otras monedas en el pasado ejercicio.

El IPRI energético fue el principal responsable de la desaceleración del Índice General en diciembre. En dicho mes disminuyó un 0,3 por ciento respecto al periodo precedente, lo que contrasta favorablemente con el aumento que tuvo lugar un año antes (0,4 por ciento). Tras este comportamiento, su tasa de variación interanual anotó un fuerte descenso, desde el -0,4 por ciento del pasado noviembre hasta el -1,1 por ciento. Esta desaceleración se debe, principalmente, al descenso de la tasa interanual de la partida de refino de petróleo, desde el -0,3 por ciento del pasado noviembre hasta el -2,4 por ciento.

En síntesis, la desaceleración en diciembre de los precios a la salida de fábrica se explica fundamentalmente por el comportamiento de energía y bienes de consumo y, en menor medida, por los bienes de equipo e intermedios. El IPRI en diciembre retomó la tendencia descendente, tras la interrupción del pasado noviembre. Cabe destacar el favorable comportamiento de las manufacturas de consumo desde mediados de año, partida estrechamente relacionada con el IPC de bienes industriales no energéticos, lo que unido al buen comportamiento de la partida vestido y calzado en el último trimestre del pasado año ha hecho que el IPC de bienes industriales no energéticos haya reducido a la mitad la tasa de avance anual que mantenía a mediados de 2003, situándola en diciembre en un nivel muy favorable (1,2 por ciento).

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS