Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Pérdidas récord de Bayer en 2003

23/03/2004

23 de marzo de 2004

El grupo farmacéutico alemán Bayer tuvo en 2003 unas pérdidas netas récord de 1.361 millones de euros, frente a los beneficios de 1.060 millones de euros en 2002. El presidente del tercer grupo químico de Europa, Werner Wenning, expresó en un comunicado de prensa su insatisfacción con estas pérdidas netas, las primeras desde 1969. Estas cifras son principalmente el resultado de amortizaciones por las correcciones en el valor de sus participaciones, que ascienden a 2.200 millones de euros. Wenning explicó que el pago de amortizaciones ascendió a 500 millones de euros y que también hubo que hacer frente a elevados gastos de reestructuración por la consolidación de algunas ubicaciones.
En los ámbitos industriales de Polímeros y Química, la débil coyuntura, la creciente presión competitiva, los crecientes precios de las materias primas y la energía y los desfavorables tipos de cambio hicieron que las condiciones de mercado fueran extremadamente difíciles. La facturación de Bayer Polymers descendió en un 5 por ciento, a 9.900 millones de euros, mientras que la de la sociedad operativa Bayer Chemicals se redujo en un 21,3 por ciento, llegando a 3.400 millones de euros. 
Acorde con los datos suministrados por el máximo ejecutivo del Grupo, el año 2004 será un año marcado por una nueva mejora del rendimiento. El foco principal de atención lo constituye la puesta en práctica de la decisión estratégica tomada de segregar el ámbito químico –con excepción de H.C. Starck y Wolff Walsrode– así como alrededor de un tercio de las actividades de polímeros, creando una nueva empresa que, con el nombre de Lanxess, saldrá a Bolsa a más tardar a principios del 2005. El proceso de reorganización está prácticamente concluido, de modo que las actividades afectadas podrán segregarse internamente el 1 de julio, de forma que Lanxess podrá actuar de manera prácticamente autónoma a partir de ese momento.
Wenning se mostró confiado en que Lanxess, con su multiplicidad de negocios cíclicos, se beneficiará en gran medida de la recuperación de la coyuntura, después de que en el 2003 sufriera los efectos de la atonía general del mercado y tuviera que hacer frente a numerosos extraordinarios. También la contribución adicional al resultado proveniente de los proyectos de reducción de costos y las menores amortizaciones tendrán un efecto positivo.
En cuanto a las actividades que permanecerán en Bayer, la prioridad número uno será la mejora de la rentabilidad. Por ello, es necesario seguir adelante de forma consecuente con los programas de aumento de la eficacia, con los que se prevé un ahorro neto superior a los 900 millones de euros para el presente año. Wenning considera que Bayer se encuentra bien preparada para la evolución a medio y largo plazo: “En este punto apostamos sobre todo por el potencial innovador de nuestra compañía”. También en el futuro se quiere seguir poniendo el acento en los ámbitos basados en la investigación, por lo que el presupuesto de investigación y desarrollo del presente año se cifra en 2.300 millones de euros, de los cuales el 85 por ciento recaerá sobre los ámbitos innovadores de las ciencias de la vida.

Más información: www.bayer.es

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS