Las cabinas inteligentes GreenFumeHood, equipadas con la tecnología Neutrodine, representan la última novedad en filtración de productos químicos sobre carbón activo

Erlab, a la vanguardia de la seguridad en los laboratorios

David Pozo03/06/2009

3 de junio de 2009

Corría el año 1968 cuando Erlab lanzó al mercado Captair, la primera vitrina de filtración de gases del mundo, desarrollada en la por entonces modesta fábrica en Val de Reuil, una pequeña localidad en la región francesa de la Alta Normandía. Hoy, 40 años después, Erlab está a la vanguardia de la innovación en el ámbito de la seguridad, de las prestaciones, de los ahorros energéticos y del desarrollo sostenible en la tecnología de cabinas de filtración no conducidas para laboratorio.

En la actualidad el grupo Erlab cuenta con tres centros de producción en Francia, Estados Unidos y China, y con ocho sociedades repartidas por todo el mundo, que permiten satisfacer las necesidades de todos sus clientes. Entre ellas se encuentra Erlab S.L., presente en nuestro país desde 2004. “Nuestras primeras cabinas se comercializaron en España a mediados de los 70 a través de un antiguo distribuidor. Después de algunos años, la actividad comercial pasó a gestionarse directamente desde nuestra sede en Francia, y finalmente hace cinco años decidimos fundar la filial española del grupo”, explica Alberto Landeta, jefe de ventas de Erlab S.L..

GreenFumeHood: Cabinas inteligentes para un uso multidisciplinar

Tras 40 años de investigación y desarrollo en los laboratorios Erlab en el ámbito de la filtración sobre carbón activo, Erlab ha lanzado recientemente GreenFumeHood, una cabina basada en la tecnología de filtración Neutrodine, un carbón activo evolucionado que ofrece un espectro de retención prácticamente total (es capaz de filtrar un 99,9% de las moléculas que podemos encontrar en un laboratorio) y con una capacidad de retención aumentada, con lo que tarda más en saturarse. Además, las nuevas cabinas inteligentes permiten una reducción del consumo energético de hasta un 96%, reduciendo el coste global de la explotación hasta un 70% en comparación con una cabina de extracción tradicional, y sus columnas modulares de filtración son fácilmente adaptables a cualquier aplicación (líquidos, sólidos o ambos e incluso en salas limpias).
La nuevas cabinas inteligentes GreenFumeHood pueden ser supervisadas remotamente mediante el software de vigilancia gGuard
La monitorización del conjunto de parámetros de seguridad de los aparatos se realiza desde un ordenador remoto (también Pocket PC o incluso smartphone) gracias al software de comunicación y de vigilancia gGuard. El sistema comunica con los ordenadores o teléfonos móviles de los responsables de seguridad que pueden gestionar el parque a distancia. “Podemos tener una instalación en un laboratorio con una red de cabinas dispersas en varios laboratorios (de 1 a 250), cuyo mantenimiento y gestión se puede realizar de forma totalmente remota”, remarca el jefe de ventas de Erlab en nuestro país. “El software gGuard, desarrollado conjuntamente con Microsoft, monitoriza y controla el funcionamiento de los aparatos proporcionando acceso y actualización de estado de parámetros tan importantes para la seguridad de los usuarios como el nivel de saturación de los filtros, consumo de los ventiladores, calidad del aire ambiental del laboratorio, posición de las puertas, datos sobre ahorros energéticos logrados y de tiempo de uso, identificación de usuarios, etc.”
En cuanto a la introducción de GreenFumeHood, Alberto Landeta es cauto aunque optimista: “En estos momentos estamos aún en la fase de introducción del GreenFumeHood en el mercado, con presentaciones a empresas y centros de investigación oficiales. No obstante, esperamos que en muy poco tiempo pueda convertirse en alternativa a la extracción de gases y podamos competir de tú a tú con las cabinas de extracción de gases en los grandes proyectos de equipamiento de laboratorios”.
foto
Las nuevas cabinas GreenFumeHood ofrecen un espectro de retención de productos químicos prácticamente total.

Un centro preparado para desarrollar la tecnología más avanzada

El centro de I+D del Grupo Erlab cuenta con un director de investigación, un responsable de laboratorio I+D (doctor en química), tres químicos multidisciplinares y tres técnicos de desarrollo de producto. El laboratorio está equipado con un espectrómetro infrarrojo para medir el gas trazador SF6 en los tests de contención, un espectrofotómetro, un cromatógrafo, una burbuja de test (la única en el mundo en este campo) y un banco de control ASTM.

Erlab cuenta con un departamento de puesta en marcha y mantenimiento de las cabinas de filtración y de armarios ventilados
Tan importante es desarrollar nuevos modelos para su comercialización como también realizar un seguimiento exhaustivo de los productos vendidos ya en servicio. Erlab cuenta con un departamento de puesta en marcha y mantenimiento de las cabinas de filtración y de armarios ventilados y la formación de personal de laboratorio. “Erlab pretende por encima de todo garantizar la protección y seguridad del usuario”, remarca Alberto Landeta. Para ello la compañía cuenta con el programa ESP (Erlab Safety Program), que consta de una serie de etapas:
- En la primera, y a través del cuestionario registrado ValiQuest, se estudian las manipulaciones que el cliente proyecta realizar. Los especialistas del laboratorio de validación en Francia propondrán entonces el tipo de cabina y filtro correspondiente a su uso y se determinará la duración del filtro, el método de detección de la saturación del filtro, etc.

- A continuación Erlab emitirá el certificado ValiPass, que asegura al cliente que la cabina se va a adecuar a las manipulaciones que él pretende realizar y que recuerda permanentemente al usuario o al responsable de seguridad los parámetros relativos al correcto uso del equipo.

- Finalmente, y gracias al servicio ValiGuard, periódicamente (cada 6 meses aproximadamente) una vez instalada la cabina se hace un seguimiento de la vida útil del aparato. Un agente del servicio de mantenimiento se pone en contacto telefónicamente con el usuario para asegurarse que las manipulaciones no han cambiado y que el filtro permanece activo. Le indicará paso a paso cómo efectuar el test de saturación del filtro así como el procedimiento para su reemplazo.
foto
Alberto Landeta, jefe de ventas de Erlab S.L.

Erlab España, en plena expansión

Según Alberto Landeta, el objetivo de la filial española del grupo Erlab es seguir creciendo Y ganando cuota de mercado: “Estamos convencidos de que el GreenFumeHood, en combinación con la nueva gama Captair, lanzada recientemente, nos otorgue una ventaja competitiva en un momento en que el mercado potencial de nuestro país está creciendo. Estamos observando como los usuarios han elevado su nivel de concienciación respecto a las cuestiones de seguridad. No es que el número de laboratorios esté aumentando espectacularmente, sino que los que ya existen se están dotando mucho más y mejor de lo que lo hacían hasta ahora”.

Cumpliendo la normativa más exigente

Erlab pone énfasis en el cumplimiento de sus equipos con norma AFNOR NFX 15-211, la más estricta en materia de cabinas de filtración. La norma gala obliga a que en clase I el filtro no libere más del 1% del VLA (Valor Límite Ambiental) del o de los productos manipulados. La cabina debe estar equipada con un sistema de detección simple y eficaz para medir la saturación del filtro. Además, los vapores de los productos químicos manipulados deben ser eficazmente contenidos dentro del recinto según las normas de contención en vigor, y la velocidad de aire en fachada deber ser suficiente para evitar un escape de contaminantes químicos al exterior (0,5 m/s). Cada fabricante debe publicar, según la norma, una lista oficial de los productos químicos retenidos que mencione para cada uno de ellos la cantidad máxima retenida por el filtro y el medio de detección necesario a fin de que no haya ninguna emisión superior al 1% del VLA en clase I, y del 50% en clase 2. “Como compañía comprometida con la seguridad y el medio ambiente que somos, nos gustaría que en el futuro pudiéramos disponer de normas europeas que recojan los requisitos específicos concernientes a las cabinas de filtración que la norma francesa ya establece”, añade el jefe de ventas de la filial española del grupo Erlab.

Captair: la nueva generación

Las cabinas móviles sin conducto para la filtración total de tóxicos Captair son la apuesta histórica de Erlab. Una gama de 13 modelos diferentes, conformes a la norma AFNOR NFX 15-211 (la más estricta en materia de cabinas de filtración) y fácilmente instalables hacen de Captair la cabina de filtración óptima para manipular los productos químicos tóxicos y los polvos con total seguridad. Su éxito queda demostrado con las más de 80.000 unidades vendidas por todo el mundo desde 1970.


Pero el cambio en las necesidades y el desarrollo constante de las nuevas tecnologías han hecho que Erlab haya dado un paso mas lanzando al mercado una nueva generación Captair, que introduce la modularidad en las columnas de filtración. “Ahora las cabinas se podrán configurar para distintas aplicaciones: para la manipulación de líquidos, de líquidos y polvos, e incluso para la manipulación de líquidos en el contexto de salas blancas, es decir, se podrán instalar modularmente los filtros que se quiera.Y el cambio de una configuración a otra podrá ser realizado de manera sencilla por el propio usuario mediante la simple adición o eliminación de los filtros correspondientes", puntualiza Alberto Landeta.

Empresas o entidades relacionadas

Erlab España

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS