Las previsiones del sector para este año en curso son moderadamente positivas

Balance económico de un año de reestructuraciones, adquisiciones y ventas

María Escribano01/04/2006
Los elevados precios de las materias primas, de la energía y de los transportes han sido algunas de las causas por las que las empresas químicas han tenido resultados más bajos que en años anteriores. Aún así, el ejercicio 2005 no se ha cerrado mal. Las empresas han contrarrestado el contexto económico mundial con fusiones, adquisiciones y ventas.
Reestructuraciones, adquisiciones, ventas... éstas han sido palabras muy repetidas al informar sobre las empresas químicas durante 2005. Un ejercicio que a nivel económico se ha caracterizado por la volatilidad de los precios de los materiales, de la energía y de los transportes, lo cual afectó de forma significativa a las operaciones de las compañías y consecuentemente elevó los precios de venta. Las previsiones para este año en curso, “para todos los gustos y en todas las direcciones”.
foto

Repsol Química

El resultado de las operaciones del área química de Repsol YPF en 2005 ascendió a 308 millones de euros, un 17,6 por ciento superior que en el ejercicio 2004. Este mayor resultado fue consecuencia de los mayores márgenes internacionales de su portafolio, la aportación a los resultados de la adquisición del complejo de Sines y el impacto positivo de la desinversión de la participación en PBB Polisur. Las ventas totales de productos petroquímicos fueron de 4.649 miles de toneladas, superiores en un 13,3 por ciento a las del mismo periodo del año anterior por la adquisición del Complejo de Sines y del 50 por ciento de TDP. En el ejercicio 2005, las inversiones alcanzaron los 170 millones de euros, un 41,8 por ciento inferiores a las del ejercicio precedente, consecuencia de que en 2004 incluían la adquisición del Complejo de Sines (Portugal). Las inversiones de 2005 se han destinado fundamentalmente a incrementos de capacidad y mejoras en las unidades existentes, especialmente la de la planta de óxido de propileno/estireno de Tarragona.
El resultado de las operaciones del área química de Repsol YPF fue un 17,6 por ciento superior en 2005

Solvay

La evolución de las actividades del Grupo Solvay en la Región Ibérica en 2005 estuvo marcada por los excelentes resultados del sector químico. La cifra de negocios consolidada del grupo Solvay en la Región Ibérica en 2005 alcanzó un importe de 683 millones de euros, con una ligera disminución en relación al ejercicio anterior. El sector químico registró un importante aumento en sus resultados, muy superiores al año anterior, debido en gran media al aumento de las exportaciones y a la contención de la competencia externa a la Unión Europea en el ámbito regional, y ello a pesar de que continuó la debilidad del dólar.

La cifra de negocios del Sector Plásticos en 2005 fue ligeramente superior a la del año anterior debido fundamentalmente a un aumento de las cantidades vendidas en el mercado de exportación. No obstante, los resultados fueron inferiores debido a un deterioro del precio de venta de PVC suspensión, sobre todo en el primer semestre del año, y a un mayor coste de transporte y de una de sus principales materias primas, el etileno. Los negocios de hojas industriales y automóvil experimentaron asimismo disminuciones en sus resultados finales. El Sector Farmacéutico registró en 2005 uno de los mayores incrementos en su cifra de negocios, un +11,8 por ciento respecto al año anterior, a pesar de haber sufrido un descenso general de precios del 4,2 por ciento desde el 1 de febrero. El factor más determinante ha sido la buena evolución de los productos con más peso en el negocio, como el eprosartán, el Digaril, Influvac, etc. Las inversiones realizadas por el grupo Solvay en la Región Ibérica durante 2005 aumentaron un 14 por ciento en relación al año anterior y alcanzaron la cifra de 50 millones de euros.

foto

Basf

Basf obtuvo un beneficio neto de 3.007 millones de euros (3.578 millones de dólares) en 2005, un 50 por ciento más que en 2004. La empresa asegura que los de 2005 han sido los mejores resultados de la historia de la compañía, habiendo aumentado su rentabilidad y presencia en el mercado gracias a las “adecuadas” adquisiciones hechas el pasado año.

El presidente de Basf, Jürgen Hambrecht, apuntó que el mantenimiento a largo plazo de la competitividad del grupo es la prioridad de la compañía, por lo que continuará aplicando “consecuentemente medidas de reestructuración y de aumento de la eficiencia”. Hambrecht se mostró optimista ante la evolución del consorcio en el presente ejercicio y consideró que Basf crecerá más rápido que la media del mercado y repetirá “el éxito del año pasado”. En 2005, la compañía consiguió crecer en todas las regiones. Por segmentos de negocio, Basf destacó la mejora de su división de petróleo y gas, cuya facturación y beneficios crecieron “en tasas de dos cifras”.

Clariant

El grupo químico suizo obtuvo en 2005 un beneficio neto de 192 millones de francos (unos 123,9 millones de euros), lo que representó una subida del 29 por ciento respecto al año anterior.

Las ventas de la empresa también mejoraron y subieron el tres por ciento en 2005, hasta alcanzar los 7.970 millones de francos (unos 5.141 millones de euros), mientras que en su último trimestre la cifra de negocios progresó el 8 por ciento.

No obstante, el resultado bruto de explotación o Ebitda (el beneficio antes de contabilizar intereses, impuestos y amortizaciones) registró una importante caída del 18 por ciento en el ejercicio, aunque en el último trimestre ese descenso se atenuó y fue sólo del 12 por ciento.

Pese a esa disminución, los resultados financieros de Clariant fueron considerados positivos por sus directivos, que explicaron que la compañía tuvo que hacer frente a unos elevados costes de las materias primas, de la energía y de los transportes.

foto

Dow Chemical

El grupo químico norteamericano consiguió un resultado neto de 4.515 millones de dólares (3.690 millones de euros) en 2005, con un aumento del 61 por ciento respecto al año anterior, por el aumento de los precios de sus artículos, según indicó la compañía.

Dow Chemical alcanzó un volumen de negocio de 46.307 millones de dólares (37.850 millones de euros) en el conjunto del año, lo que representa un incremento del 15 por ciento respecto al año anterior. La compañía precisó que el volumen de ventas se redujo un 2 por ciento durante el último año, mientras que el precio de sus artículos se incrementó un 17 por ciento.

La compañía explicó que el aumento del beneficio durante el último año está también relacionado con las ganancias por la venta de UOP y por la cesión de la participación del 2,5 por ciento en la “joint venture” Equate.

El presidente y consejero delegado de Dow Chemical, Andrew Liveris, afirmó que las previsiones de la compañía para 2006 son positivas, a pesar de la volatilidad de los precios de los materiales y de la energía, que afectó de forma significativa a las operaciones de la compañía, elevando los precios de venta. Dow Chemical registró en el ejercicio 2005 un beneficio neto aumentó un 6,8 por ciento en el cuarto trimestre, con un aumento del 9 por ciento en las ventas.

Dow Chemical elevó su beneficio neto un 61 por ciento en último año por el aumento de los precios

Ercros

El beneficio neto atribuido a Ercros en 2005 fue de 38,25 millones de euros y el resultado bruto de explotación (Ebitda) de 86,46 millones de euros. En 2004, los correspondientes resultados fueron de -31,41 millones y –12,12 millones. La cifra de negocios, por su parte, se elevó a 432,80 millones de euros, más del doble que la del año anterior, que se había situado en los 211,64 millones de euros.

Esta mejora viene explicada, por una parte, por la incorporación en el perímetro de Ercros de las actividades del Grupo Aragonesas a partir del 2 de junio de 2005, fecha en que se produjo la adquisición de dicho grupo, y, por la otra, por la consolidación de la tendencia alcista del ciclo químico. La fortaleza de la actividad, que se debe tanto a la mejora de los precios como al mayor volumen expedido, ha permitido absorber las paulatinas subidas del coste de los aprovisionamientos, especialmente los derivados del petróleo, como es el etileno. La recuperación ha sido general en todas las actividades de la compañía.

Las previsiones de Ercros para el año en curso apuntan hacia una prolongación del escenario de 2005. Estas previsiones se sustentan en el mantenimiento de los altos precios de los principales productos de la compañía y en el crecimiento de las exportaciones, animadas por la recuperación del mercado europeo, el alza relativa del dólar y la fortaleza del comercio mundial.

foto

Air Liquide

La cifra de negocio consolidada de Air Liquide en 2005 se elevó a 10.435 millones de euros creciendo un 10,7 por ciento. El resultado operacional corriente fue de 1.518 millones de euros, con una subida del 10,4 por ciento. Los márgenes mantuvieron su progresión, pasando del 14,6 por ciento en 2004 al 14,8 por ciento en 2005 sin el efecto subida de gas natural.

El resultado neto en 2005 alcanzó 933 millones de euros, con un aumento del 19,7 por ciento. Sobre bases comparables, y conforme a las previsiones dadas, el crecimiento del resultado neto es de 10,9 por ciento (900 millones de euros en 2005 frente a 812 millones de euros en 2004). El beneficio neto por acción (8,66 euros) aumenta el 19,8 por ciento.

Según palabras de Benoît Potier, presidente, “Air Liquide registra en 2005 un nuevo año con buenos resultados. El grupo ha reforzado sus posiciones con las actividades adquiridas a Messer, cuya integración se ha realizado perfectamente anticipándose a lo planificado. Todas nuestras actividades y zonas geográficas están en crecimiento. Aumentamos así nuestra penetración en mercados en fuerte desarrollo como son los cuidados a domicilio y el hidrógeno”.

La cifra de negocio de Air Liquide en 2005 creció un 10,7 por ciento respecto a 2004

Ciba Speciality Chemicals

La firma química suiza registró en 2005 pérdidas por 256 millones de francos (unos 165 millones de euros) frente a un beneficio neto de 306 millones de francos (197,4 millones de euros) el año anterior. El presidente de la compañía, Armin Meyer, reconoció que “el ejercicio 2005 ha sido el más difícil para la compañía desde su creación” como firma independiente en 1997. Estos resultados negativos fueron atribuidos sobre todo a los costos vinculados a medidas internas de reestructuración, así como al aumento del precio de las materias primas y la energía. Como aspecto positivo, la compañía mencionó el aumento del 2,5 por ciento de sus precios y la reducción de 60 millones de francos en costos a través de la supresión de 650 empleos. Estos despidos formaban parte de un plan anunciado en el tercer trimestre de 2004 para eliminar un total de 950 puestos de trabajo hasta finales de 2006. Con respecto a sus previsiones para 2006, Ciba espera un alza de sus ventas en monedas locales, aunque se abstiene de ofrecer cualquier cálculo sobre su rentabilidad. 

Empresas o entidades relacionadas

Air Liquide España, S.A.
Clariant Masterbatch Ibérica, S.A.
Repsol Química

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS