Coface estima un crecimiento del 3,6 por ciento para la industria química en 2006

17/02/2006

17 de febrero de 2006

Coface estima un crecimiento del 3,6 por ciento para la industria química en 2006

Según afirma Coface en un informe, factores como la ralentización económica o el incremento de los precios de las materias primas y de la energía empeoraron en 2005 las condiciones del comercio en muchos sectores económicos, afectando a la solvencia de las empresas más débiles. Como consecuencia de ello, varios sectores, incluidos el transporte aéreo, el textil, el químico, el automóvil y el farmacéutico han empeorado.

Sin embargo, en 2006, la leve disminución de los precios de las materias primas y la próspera demanda mundial a cargo de las sustituciones de valores e inversiones industriales podrían tener un efecto positivo. Además, las innovaciones técnicas seguirán impulsando el rendimiento de varios sectores.

Para este año, el crecimiento en el sector de productos químicos estará impulsado por los países industrializados a una tasa más o menos equivalente (3,6 por ciento). Sin embargo, los fabricantes de los productos químicos intermedios y en fin de proceso siguen luchando para repercutir los costes elevados sobre sus clientes. Esto contribuye a la erosión de sus márgenes de beneficios. En un intento de controlar los costes, las empresas se están trasladando cada vez más hacia regiones ricas en materias primas y mercados fluctuantes.

Otro sector, el farmacéutico, obtiene mejores resultados. Es un mercado que, para Coface, sigue al alza, aunque más lentamente que en el pasado (auge del 7 por ciento en 2005 y previsión del 6 por ciento en 2006), a cuenta del envejecimiento de la población en los países industrializados. Los amplios márgenes de beneficio son de ese modo recortados por el veloz desarrollo de los medicamentos genéricos, por la caducidad de las patentes de los medicamentos punta de lanza, por la presión en los precios ejercida por la sanidad pública y por el incremento de los costes de la prevención de riesgos de tratamiento. A pesar de un entorno menos favorable, el comportamiento de pago de las empresas se mantiene satisfactorio.

En cuanto al sector del papel, los precios de la pasta, de los productos químicos y de la energía se mantuvieron altos en 2005. La industria papelera europea experimentó una ligera disminución en los márgenes de beneficio frente a la lentitud de la demanda y al exceso de la capacidad de producción. Por otra parte, los fabricantes papeleros estadounidenses y asiáticos han disfrutado de una mayor demanda y han sido por tanto capaces de repercutir los incrementos de los costes sobre los clientes. Según Coface, 2006 puede llegar a ser un año mejor debido a la tendencia bajista de los precios de la pasta y al mantenimiento del elevado nivel de la demanda internacional así como a su aumento en Europa. Los mayoristas del papel de imprenta y de escritura continuarán sin embargo haciendo frente a la gran competitividad entre los fabricantes para garantizar la distribución.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS