Las químicas de Huelva invirtieron en 2004 más de 500 millones de euros, un récord histórico

El polígono de Huelva incrementa su ritmo inversor

01/12/2005
foto
El presidente de la Asociación de Industrias Químicas y Básicas de Huelva (AIQB), Jesús Contreras, y el director del equipo que ha elaborado el informe económico, Francisco Ferraro, expusieron recientemente los detalles más significativos de la evolución de los quince centros de producción asociados a AIQB en 2004, destacando la inversión realizada en los últimos años.
En su último informe económico, la AIQB destaca la inversión realizada por la industria química y básica de Huelva durante el ejercicio 2004, que alcanza 523 millones de euros, duplicando el último récord alcanzado en 1995, además del importante avance en la creación de empleo, con un total de 6.333 personas contratadas de forma directa en este período.

Ferraro destacó además que el 12,7 por ciento de la inversión se destinó a la producción medioambiental y el 85,8 por ciento a la construcción o ampliación de procesos productivos, muy particularmente a los relacionados con la generación de la energía eléctrica.

La inversión acumulada desde 1990 asciende a 2.422 millones de euros, revelando el “constante esfuerzo modernizador, productivo y medioambiental” de las empresas, así como la idoneidad de esta localización industrial.

De ese total y desde 1993, la protección ambiental ha sido el destino de 360,6 millones de euros, sin incluir la totalidad del componente ambiental de algunas ampliaciones o mejoras del proceso de producción. Por otra parte, la inversión en seguridad y salud laboral de los seis últimos años asciende a 37,3 millones de euros. Sus resultados se traducen, entre otros extremos, en unas tasas de siniestralidad laboral sumamente reducidas.

Los recursos destinados a I+D en los últimos doce años (casi 23 millones de euros) no son muy importantes respecto a la inversión total, pero responden a que la tecnología se ofrece al mercado industrial a través de los nuevos equipos y procesos que la incorporan, antes de ser generada internamente.

foto

Valor de la producción

or otra parte, el informe pone de manifiesto que el valor de la producción de las empresas que constituyen AIQB fue de 3.316 millones de euros, una cifra próxima a la de 2003 y cercana a la cota máxima alcanzada en 2000. Asimismo, indica que el 54 por ciento de la producción de estas empresas se ha destinado al mercado nacional incluyendo Andalucía, mientras que el 31 por ciento se ha dirigido al mercado internacional. El estudio señala también que la integración productiva entre las empresas de AIQB, con intercambios por valor de 391 millones de euros.

Las actividades incluidas en refino de petróleo y gas son las más importantes (44%) habiendo crecido en su participación, seguidas de productos químicos básicos (23%) y minerales y metales (21%), fertilizantes (6%), pasta de papel (4%) y, finalmente, energía eléctrica (2%), donde se incluye la venta de los excedentes producidos mediante cogeneración y el inicio de la producción en una de las nuevas centrales.

El valor y el peso relativo de estas producciones, dado que se encuentran en situación de competencia abierta, es sensible a las variaciones de los precios en los mercados internacionales, algunos de los cuales se caracterizan por su volatilidad como es el caso del petróleo y del cobre, entre otros.

foto

Empleo en ascenso

En el ejercicio 2004 la industria química y básica alcanzó su mayor cifra de empleo de los últimos 15 años, proporcionando ocupación a 6.333 personas -605 más que en 2003 y 275 más que en 1990-. El tamaño conjunto de las plantillas ha permanecido prácticamente estable: 3.541 personas, de las cuales 3.297 –el 93%- disponen de contrato indefinido.

El moderado número de contratos temporales, sólo 244, en relación con el volumen de producción y el total de empleo en plantilla es un indicador de la estabilidad de los puestos de trabajo.

La permanente actividad de las empresas auxiliares, consustancial a la industria moderna, aumentó en 2004 con el consiguiente crecimiento de su empleo: 2.792 personas frente a 2.151 en 2003. Por otra parte, algunas de las empresas asociadas se apoyan en otras empresas filiales que también desarrollan actividades en la provincia, habiendo empleado a 407 personas en 2004.

El salario promedio por empleado, 35.600 euros, muy próximo al promedio del sector en la UE-15, es más elevado que el de la industria española y significativamente superior al promedio del mercado de trabajo nacional.

Es destacable la integración productiva entre las empresas de AIQB, con intercambios por valor de 391 millones de euros
foto

Conclusión

En su intervención en el acto de presentación, el presidente de AIQB, Jesús Contreras, incidió en que de los resultados del informe se desprende “un mensaje nítido y contundente: las empresas no hacen una inversión de este calibre si no es con una clara vocación de futuro, algo que es absolutamente incompatible con ideas como la de fecha de caducidad, fin de ciclos productivos y otras frases que desde hace tiempo se vienen usando en algunos foros para transmitir una imagen irreal de la industria de Huelva”.
En el ejercicio 2004 la industria química y básica alcanzó su mayor cifra de empleo de los últimos 15 años

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS