Desde el 2007, España ha perdido un 28% de su producción industrial y ha enviado al paro a más de 900.000 empleados del sector de la industria

La cogeneración reclama un plan de futuro que garantice la competitividad de la industria manufacturera nacional

Ruth Roig Rocher26/11/2013

Acogen ha celebrado su Asamblea Anual 2013 en el Casino de Madrid con el propósito de hacer un balance del año de la cogeneración y las perspectivas del 2014, confiando en que el nuevo marco regulatorio restaure esa certidumbre y permita la supervivencia a una actividad clave para la economía real, su eficiencia, competitividad energética, exportaciones y empleo industrial asociado. Más de 1.000 empresas exportadoras que producen el 20% del PIB industrial sufren una situación de incertidumbre total que les puede llevar a perder su capacidad exportadora. La cogeneración sigue siendo una herramienta que contribuye al aseguramiento de la competitividad energética de la industria manufacturera española, y desde una situación de riesgo propio y de su industria asociada, la cogeneración reclama un plan de futuro que suponga certidumbre a la actividad.

foto

Casino de Madrid, fachada principal en donde Acogen celebró su Asambla Anual 2013.

La Asociación Española de Cogeneración, Acogen, ha celebrado su Asamblea Anual, en la que su presidente, José Manuel Collados, afirmó que “no se puede ignorar a la industria en la política energética, porque de los costes energéticos depende gran parte de la competitividad de un millar de industrias españolas que fabrican sus productos con cogeneración, industrias manufactureras que exportan, generan riqueza y sostienen empleo, a las que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar la reforma eléctrica. La industria es la economía real”.

foto

Algunas de las empresas cogeneradoras.

20 empresas han brindado su marca para visualizar la cogeneración en una campaña sin precedentes que ha alcanzado a más de 300.000 lectores. Empresas que representan una selección de los diferentes sectores de actividad cogeneradores, empresas referentes dentro del mercado al que pertenecen que invierten y exportan, como es el caso de ‘El Pozo’, ‘Cepsa’, ‘Central Lechera Asturiana’, ‘Porcelanosa’, ‘Seat’, etc. Estas industrias invirtieron en cogeneración para ser competitivas en costes energéticos. La actividad de un cogenerador es únicamente fabricar un producto industrial siendo competitivo. La situación actual de la cogeneración y su industria en España está al límite y por debajo de su nivel de subsistencia.

Sin la industria no hay crecimiento ni empleo

Collados le manda un mensaje con firmeza al ministro de Industria, José Manuel Soria: “sin la industria no es posible que haya crecimiento ni empleo, lo que supone una imposible recuperación económica. En España no hay una política industrial energética, cada uno se apaña como puede”, prosiguió su discurso declarando que “desde 2007 hubo una caída del producto del consumo; nos han quitado 700 millones de euros anuales de recortes que equivalen al 50% del Ebidta de todas sus industrias”, concluyó su intervención con total preocupación:”la industria está en juego y con ella la exportación, el empleo, el consumo, la supervivencia y el resurgimiento de la economía real española”.

foto

Un momento de la Asamblea.

Por su parte el director general, Javier Rodríguez, reiteró esta idea señalando que “Acogen confía en que los desarrollos de la Reforma restauren el futuro de la cogeneración y se logre dar la vuelta a la situación límite en la que están muchas industrias de sectores estratégicos”.

Para Rodríguez, “es prioritario situar a la industria en el centro de las políticas de recuperación de la economía y para ello hay que contar con la cogeneración como herramienta clave de competitividad, una herramienta a la que se ha puesto en riesgo, sin tener en cuenta las catastróficas consecuencias para industrias manufactureras que suponen más del 20% del PIB industrial español”. Coincide al igual que Collados en que “sin industria no hay crecimiento, ni empleo” y en que “desde el año 2007 la industria ha visto caer un 25% de su producción, siendo la que más ha caído en la Unión Europea”. Afirma que “con la cogeneración se produce el 20% del PIB industrial, aunque la situación actual de la cogeneración está al límite porque no ha crecido en los últimos 15 años”.

Efectivamente las empresas que cogeneran son una parte esencial del tejido industrial español. Las industrias manufactureras que cogeneran mantienen más de 200.000 empleos directos, en sectores tales como la industria de alimentación y bebidas, la química, el papel, la cerámica, refino, automóvil… Actualmente la cogeneración es una herramienta clave de competitividad en 1.000 instalaciones industriales. En estas industrias que cogeneran los costes energéticos son vitales para la competitividad y capacidad de exportación y con ello, para el mantenimiento de la producción y el empleo.

foto
José Manuel Collados, presidente de Acogen.
foto
Javier Rodríguez, director general de Acogen.

Colaboración con el Ministerio

El presidente, José Manuel Collados, reiteró ante el director general de Política Energética, Jaime Suárez, que inauguró el acto, la total disposición de Acogen para colaborar con el Gobierno en la consolidación de “un modelo energético al servicio de la industria que clarifique el futuro de la cogeneración con una normativa estable y razonable, acorde con las particularidades de esta forma de generar energía eficiente”. Jaime Suarez por su parte, dijo que “desde el Ministerio se va a seguir apoyando a la industria a pesar del delicado momento”.

foto

Asamblea Anual de Acogen.

Energía competitiva para la industria

Las diferentes intervenciones en la Asamblea coincidieron en que el sector industrial debe jugar un papel clave en la recuperación de la economía y del empleo, pero la condición para ello es mejorar la competitividad de los factores productivos. La cogeneración ha prestado un servicio histórico vital y equilibrado a la industria española en el aseguramiento de su competitividad energética, una contribución que hoy se encuentra en riesgo, como la propia industria, y que reclama un plan de futuro. La cogeneración eleva la competitividad de sus empresas asociadas lo que les permite exportar y mantener sus niveles de producción. Es evidente la mala situación de la industria nacional que en los últimos cinco años ha perdido un 28% de producción industrial y más de 900.000 empleos industriales, por eso urge volver la mirada a la industria y aprovechar las herramientas que aportan competitividad.

El futuro de la cogeneración en España requiere que ésta se reconozca como herramienta de competitividad que funciona y es legítima. El papel de la cogeneración y su contribución a los sistemas energéticos, a la industria, a la actividad económica y al empleo, encaja en cualquier modelo cuyo objetivo sea proporcionar una mayor eficiencia energética al país y una legítima mayor competitividad a su industria. Muchas industrias invirtieron en cogeneración para ser competitivas en costes energéticos, ese es el único objetivo de la cogeneración, que a su vez requiere invertir en las mejores tecnologías disponibles, tecnologías avanzadas y maduras, que ahorran energía y emisiones, aportan garantía de potencia y generación distribuida, e implica además operarlas y gestionar las instalaciones a través de una mayor expertización en las operaciones, los mercados y vectores energéticos.

foto

El interior del Casino.

Situación límite de la actividad de la cogeneración y de las industrias que la impulsan

La actividad de la cogeneración en España está al límite y por debajo del nivel de subsistencia. El crecimiento de la cogeneración es nulo desde hace 15 años. A pesar de ello y de distar un 30% del objetivo oficial marcado, se le impuso una moratoria a la renovación de instalaciones de enero de 2012, se le cargó con nuevos impuestos energéticos y del CO2 en enero 2013, se le eliminaron los complementos que reconocían su eficiencia y aportación de reactiva a las redes desde julio de 2013. Estas penalizaciones han sumido a la cogeneración en una situación de asfixia y paralización progresiva, arrastrando graves consecuencias en las industrias asociadas.

Desde la moratoria de enero de 2012 hasta agosto pasado, la potencia de cogeneración con inscripción definitiva en el registro (dato CNE) bajó en más de 205 MW. En el mismo periodo, la potencia eólica subió en 1.752 MW, la termosolar creció 1.001 MW y la fotovoltaica se alzó en 460 MW.

De enero a junio pasado (datos CNE) un 20% de las plantas de cogeneración (700 MW, 12% de la potencia del sector) tienen paralizada su producción. Y desde julio, la producción en cogeneración (datos REE) se ha desplomado respecto al año anterior, registrándose un 14% menos en agosto, un 10% menos en septiembre y hasta el 12% menos en octubre.

Todo ello es resultado de aplicar a los cogeneradores una reducción en su retribución de unos 700 M€/anuales, esto es un recorte promedio del 22%, al que se añade otra bajada del 17% adicional en plantas de más de 15 años. Estos recortes se hacen directamente a la competitividad de la industria nacional. Con la coyuntura actual, los 700 M€ de recortes a la cogeneración son equivalentes en términos económicos al 50% del Ebidta de todas sus industrias asociadas. Impuestos y recortes que gravan el 50% del resultado económico de mil industrias clave y que puede tener efectos devastadores. Adicionalmente a esta gravísima situación, se le añade desde julio que la facturación eléctrica se realice “a cuenta”, desembocando en una situación peligrosa para las empresas que producen y exportan en total incertidumbre sobre sus costes energéticos.

foto
Público asistente a la Asamblea Anual de Acogen 2013.

Balance 2013 de la cogeneración en España

La cogeneración genera el 12% de la demanda nacional de electricidad y utiliza el 25% del consumo total de gas natural (40% de todo el consumo de gas industrial). En España existen 999 cogeneraciones vinculadas a industrias -que suponen un PIB de 25.000 millones €/año (20% del PIB industrial)-, en sectores como alimentación y bebidas, químicas, papeleras, farmacéuticas, azulejeras, automóvil, petroquímicas, textiles y otras industrias manufactureras.

La potencia instalada alcanza los 6.033 MW, sin crecimiento significativo en los últimos diez años y con un cese de 200 MW desde enero de 2012. La producción prevista para el cierre de ejercicio es de 32,4 TWh, con una disminución anual de la electricidad producida del 5,5%, aunque desde julio se está desplomando a un ritmo del 12% dada la inviabilidad económica y la incertidumbre tras las últimas reformas. Acogen espera que el nuevo marco regulatorio y económico que el Gobierno tiene previsto promulgar antes de fin de año permita la supervivencia y reconocimiento de una actividad clave para el país, su actividad económica, su eficiencia y competitividad energética y sus exportaciones y empleo industrial asociado.

 

foto
Balance de cogeneración 2013.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Cogeneración (Acogen)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS