Posicionamos su web SEO / SEM

La subida del gas, un sobrecoste más para la industria española

24/10/2005

24 de octubre de 2005

Las industrias azulejera y cerámica, papelera, textil, química, de ladrillos y tejas y los cogeneradores denuncian que la política gasística del Gobierno les va a suponer un sobrecoste de más de 1.100 millones de euros. La situación que viven estos sectores se está haciendo insostenible: la tarifa regulada acumula ya en lo que va de año un incremento del 33 por ciento y el mercado supuestamente liberalizado funciona como un oligopolio, en el que se están renovando contratos con subidas de entre el 65 y el 90 por ciento.

La subida de tarifas que previsiblemente aprobará el próximo Consejo de Ministros agravará la situación que ya atraviesan los grandes consumidores de gas desde mediados de ejercicio como consecuencia de la nueva normativa y que ha provocado una escalada de precios en las renovaciones de los contratos del supuesto mercado liberalizado. Más de 12.000 empresas con más de 450.000 empleados directos, afrontan el inicio del ejercicio 2006 con subidas desorbitadas en sus costes energéticos, lo que les aboca a una difícil situación.

Los grandes consumidores industriales denuncian que el incremento de tarifa propuesto por el Gobierno no responde a la aplicación de la normativa y de la fórmula de cálculo vigente, por cuanto se le ha añadido un recargo adicional superior al 34 por ciento. Los industriales consideran que el Ejecutivo pretende justificar ese incremento adicional como una forma de resarcir a las compañías gasísticas, argumentando que la estricta aplicación de la formula no habría compensado el aumento de la demanda del primer semestre del año. Simultáneamente a esta insostenible justificación de los responsables gubernamentales de la medida, Gas Natural ha anunciado que sus beneficios por las actividades de distribución de gas han aumentado un 10 por ciento en relación con el mismo periodo del año anterior.

Además, el incremento de la tarifa del gas planteado por el Gobierno, que de media supone el 10,04 por ciento, ha sido distribuido desigualmente entre los distintos consumidores, penalizándose a la industria a la que se le trasladan subidas de incluso del 18 por ciento.

Hasta agosto pasado el consumo de gas natural se había incrementado un 20,7 por ciento, habiendo crecido un 81 por ciento el consumo de gas en el sector eléctrico y sólo en un 6 por ciento en el resto, incluida la industria. El desorbitado incremento de consumo del sector eléctrico, que no estaba previsto en absoluto y que corresponde en su mayoría a los ciclos combinados, ha sido el causante de las tensiones que vive el mercado y cuyas consecuencias económicas están siendo soportadas mayoritariamente por las industrias, que apenas han crecido en consumo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS