Posicionamos su web SEO / SEM

Nueva función de software que limita el calentamiento de las probetas bajo carga dinámica

20/09/2013

20 de septiembre de 2013

Specimen Self-Heating Control (SSHC) es una nueva función del versátil paquete de software de ensayos WaveMatrix de Instron. Está diseñado especialmente para ensayos dinámicos y de fatiga para polímeros y materiales compuestos. Mantiene la temperatura de la probeta dentro de un intervalo estrecho, ahorrando tiempo, costes y energía – tanto en el control de calidad industrial como en el desarrollo y la optimización en formulaciones de materiales compuestos.

Los polímeros y materiales compuestos muestran un efecto de auto-calentamiento pronunciado durante la carga cíclica, así como una fuerte correlación con el funcionamiento a altas temperatura, por lo que el ensayo de fatiga se realiza normalmente a frecuencias relativamente bajas. La función SSHC utiliza la diferencia entre la temperatura de la probeta registrada continuamente y una temperatura preestablecida para maximizar la frecuencia de ensayo en un circuito cerrado. Con carga baja, con la que es de esperar un gran número de ciclos hasta la rotura, el sistema puede funcionar a una frecuencia mayor, lo que disminuye significativamente la duración del ensayo. Con carga alta se mantiene una temperatura constante de la probeta incluso en las etapas últimas del ensayo, durante las cuales los efectos del auto-calentamiento aumentan en grandes proporciones, ocasionando una temperatura incontrolada de la probeta con ensayos a frecuencia constante.

foto
Specimen Self-Heating Control es una nueva función desarrollada para el versátil software WaveMatrix de Instron para ensayos dinámicos de materiales plásticos y compuestos.
El Dr. Peter Bailey, especialista en sistemas de ensayos dinámicos de Instron UK comenta: “En materiales compuestos estructurados, una variación de la temperatura de unos 5 °C muchas veces tiene un mayor efecto sobre el resultado analítico que una duplicación de la frecuencia de ensayo, de modo que las ventajas de una regulación muy precisa de la temperatura superan claramente las potenciales desventajas de una variación moderada de la frecuencia. El SSHC permite realizar siempre un ensayo a la frecuencia máxima posible, manteniendo la temperatura de la probeta constante. De esa manera, podemos aumentar el rendimiento, reducir el consumo de energía y mejorar la eficiencia de costes. Adicionalmente, aporta mayor consistencia para polímeros y materiales compuestos debido a la confianza, previamente inalcanzable en la temperatura del ensayo.”

La señal de temperatura se puede tomar desde cualquier sistema de sensor de uso corriente en la industria, p. ej. a través de una conexión USB con un termopar, o a través de una conexión analógica de 0 a 10 voltios, incluyendo sensores de infrarrojos. Con la ventana de temperatura especificada por el usuario, se puede obtener una tolerancia de ± 0,5 °C. La tecnología SSHC es aplicable a cualquier geometría de la probeta siempre que pueda ajustarse un transductor de temperatura a la probeta, y también es compatible con ensayos en una cámara de temperatura.

Está disponible para todos los sistemas de ensayos dinámicos de Instron siempre y cuando estén equipados con el controlador digital Instron 8800 y la versión actual del software de ensayo WaveMatrix.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS