Se trata de un campo que va evolucionando a pasos agigantados

La soldadura orbital

Redacción QU / Elmec Instalaciones01/08/2005
La soldadura orbital es un método de soldadura TIG automática, que produce cordones de soldadura de alta calidad, con un porcentaje nulo o muy bajo de rechazo. Las uniones se logran con alta resistencia y elevada pureza metalúrgica, y como además presentan un buen acabado superficial, son ideales para soldaduras de responsabilidad como las empleadas en la industria energética, nuclear, química, aeronáutica, alimenticia y biotecnológica entre otras.
foto
En empresas tan exigentes como las de alimentación, química, aeronáutica, etc. no se pueden permitir paradas en la producción por problemas de mantenimiento industrial. Ni siquiera se pueden permitir tener problemas que puedan trascender a la opinión pública.

Por este motivo disponer de servicios preventivos y predictivos en estos términos se convierte en una condición indispensable.

Prevenir significa disponer de los mejores materiales y las últimas técnicas implantadas para conseguir acabados de primera calidad, sobre los que habrá que efectuar controles para evitar futuras averías.

En el contexto de estas empresas tan exigentes que buscan alcanzar altos niveles de calidad y cumplir los requisitos legales impuestos, es necesario disponer de servicios de mantenimiento de la maquinaria y de la planta de proceso en general que garanticen que no habrá paradas en la producción, porque han sido utilizados los mejores métodos iniciales.

En este punto es cuando surge la necesidad del uso de las últimas tecnologías, incluso en aspectos que pueden pasar desapercibidos, como el tipo de soldadura elegida, pero que se convierten en los motores del proceso.

Si los cimientos de una casa no son buenos, el edificio no tardará en venirse abajo.

Hay que asegurarse unas bases sólidas. En las empresas, los cimientos son los materiales y las técnicas para la elaboración de maquinaria y utensilios con los que se fabricará el producto final. Aunque el protagonismo es del producto acabado, las partes y los métodos que lo componen son los grandes desconocidos que le dan vida.

La importancia de la soldadura

Ha llegado el momento de dar a cada uno la importancia que se merece, como, por ejemplo, a la técnica de la soldadura, tan necesaria y tan poco valorada. En este sentido, y aunque todavía existan métodos tradicionales de soldadura, soplete y pantalla de soldar, es un terreno que va evolucionando a pasos agigantados. Se utilizan métodos avanzados para conseguir acabados de primera calidad y al alcance de todas las empresas.

La tecnología punta en soldadura permite agilizar los procesos de soldadura, mejorar el control de calidad y conseguir un coste menor por soldadura a una gran variedad de industrias. Se trata de la soldadura orbital, un método de soldadura TIG automática, que produce cordones de soldadura de alta calidad, con un porcentaje muy bajo o nulo de rechazo.

Las ventajas en cuanto a calidad y tersura se traducen en menos posibilidad de contaminación de los procesos
Las uniones se logran con alta resistencia y elevada pureza metalúrgica, y como además presentan un buen acabado superficial, son ideales para soldaduras de responsabilidad como las empleadas en la industria energética, nuclear, aeronáutica, alimenticia y biotecnológica entre otras.

Las ventajas en cuanto a calidad y tersura se traducen en menos posibilidad de contaminación de los procesos. La limpieza y pasividad de las tuberías se realiza de manera más eficiente, dando por resultado una mejora económica en estas labores.

Este método de soldadura ha encontrado aplicaciones en diversos sectores industriales, no sólo debido a una mejora de la confiabilidad y la calidad de las uniones, sino también, por razones de incremento de productividad debido a la automatización del proceso y que mejora la uniformidad de las costuras y la resistencia a la corrosión.

Cada vez más industrias adoptan, estandarizan y exigen esta tecnología por las ventajas que aporta

La realidad ampliada

Si a estos avances tecnológicos sumamos la informatización, logramos obtener un sistema en el cual no sólo es válido lo que ve el técnico mientras realiza su trabajo, sino también lo que ve el ordenador en tiempo real. Ampliamos así las perspectivas y reducimos al máximo el margen de error, pues lo que detecta el ordenador se superpone a lo que ve el técnico.

Es la realidad ampliada donde objetos reales y virtuales se funden para que los responsables de mantenimiento puedan entender lo invisible.

El sistema de realidad ampliada no sustituye la visión del usuario, sino que la amplía y la mejora con información virtual sensible al contexto y sincronizada con el mundo real.

Un sistema de realidad ampliada acaba en un monitor que muestra las imágenes generadas por un ordenador superpuestas a las imágenes reales, por lo que es necesario planificar las interacciones entre producción y mantenimiento.

La tecnología más puntera en materia de mantenimiento industrial, como las últimas innovaciones en soldadura, están encontrando un nuevo camino donde ser aún más eficaces.

El reto está ahora en conseguir que las empresas de mantenimiento implanten estos sistemas que mejorarán enormemente su trabajo, al llegar a niveles hasta hora inaccesibles, aumentarán la satisfacción de sus clientes e incrementarán su productividad.

Es el efecto dominó, positivo, que genera la informatización.

foto

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS