Por la injusticia, hacia el “rich”

01/04/2005
Tan preocupados aquí por el Reach cuando en realidad, “to be rich” es el “leit Motiv” de otros. ¡Pero Señores, qué me cuentan a mí de Kioto ni del Reach ni de historias triviales! ¡Que yo lo que quiero, es ser “rich”!. Siete años después de ser firmado, el Protocolo de Kioto ha tomado valor jurídico... claro está, para aquellos que ponen sobre la mesa otras consideraciones diferentes al “rich”. Estados Unidos, China y la India no ratifican el Protocolo, vaya, que sí quieren jugar, pero con unas reglas más laxas por decirlo de alguna manera. Yo sí, sí juego, pero por favor no me digas que no puedo coger el balón con las manos o que si el balón sobrepasa las líneas blancas que delimitan el campo ya no está en juego. A mí, si me viene bien, me vale todo, las manos, el balón fuera... ¡Que yo, Señores, quiero ganar, quiero ser “rich”, no quiero ser un “looser”!. En las películas importadas de Estados Unidos estamos acostumbrados a esta consideración del ciudadano como ganador o perdedor, habitualmente ligada, por cierto, a valores tangibles. Es decir, no es ganador un individuo con una familia feliz y un trabajo, sino aquel brillante personaje que ocupa una de las viviendas más caras de su ciudad. No es ganador por tanto, el que se preocupa por trabajar e intentar preservar el planeta sino el que a final de año presenta una cuenta de resultados más golosa.

El sector químico está muy ligado a las regulaciones legislativas, como es lógico. Pero hay otras cuestiones exógenas que preocupan al sector, según explica el presidente de Feique en este número de Química Universal: el escaso desarrollo de infraestructuras en nuestro país y los costes de la energía y el agua. En cualquier caso, el sector español, con un crecimiento del 5,7 por ciento frente al 2,4 por ciento europeo, ha amortiguado mejor las duras condiciones económicas en las que se movió el sector químico en 2004, como la apreciación del euro respecto al dólar, el alza en el precio del crudo, los precios de las materias primas y de la energía. Tras un 2004 de recuperación moderada, las perspectivas para 2005, en cambio, son un poco más halagüeñas.

Otra noticia muy bien acogida por Aepla, la asociación española de la industria fitosanitaria, es el acuerdo final alcanzado entre el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la Unión Europea sobre la nueva legislación que, por fin, armonizará los Límites Máximos de Residuos (LMRs) de productos para la protección vegetal. Este acuerdo permite superar la situación actual, en la cual cada país establece sus propios y distintos LMRs, que pueden cambiar dificultando enormemente el libre comercio y tránsito de mercancías, algo que se ha utilizado en ocasiones para desprestigiar y bloquear los productos frescos españoles en Europa. De nuevo, se trata de que todos juguemos con las mismas reglas. Dejémoslo en casi todos.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Empresarial de la Industria Química Española

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS