Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Trabajar globalmente por un fin común: la salud laboral

Susana Romero Miguel, secretaria general Junta Directiva de Aepsal, Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral

04/09/2019
foto
Susana Romero Miguel, secretaria general de Aepsal.

292 personas fallecieron en la primera mitad de 2019 como consecuencia de su trabajo (datos de siniestralidad enero-junio 2019 del Ministerio de Trabajo). En los primeros seis meses del año tuvieron lugar 664.332 accidentes de trabajo, de los que casi la mitad (310.130) ocasionaron la baja médica de los trabajadores. Supone que cada día se producen en España más de 1.700 accidentes laborales con consecuencias en la salud de los trabajadores que requieren ausentarse de sus puestos. Los datos interanuales marcan un crecimiento continuado de un 4-5% de media respecto del año anterior.

A las puertas del 25 aniversario de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, y a la vista de estos datos, cabría cuestionarse la eficacia del sistema preventivo diseñado a partir de la Ley para lograr el objetivo de equidad en el acceso a la salud laboral.

En estos últimos más de 20 años, en los que se ha producido un importante cambio en nuestro tejido económico y demográfico en las relaciones laborales y las demandas de salud laboral, nuestro sistema preventivo y marco regulador han tenido que adaptarse para dar respuesta a todos estos cambios, reduciéndose el índice de incidencia de los accidentes laborales mortales en un 66,3%. Entre estos cambios destacamos:

  • Una modificación en la estructura demográfica de la población trabajadora, fundamentalmente el incremento de peso específico de la mujer i y un progresivo envejecimiento de la población activa.
  • Una modificación del tejido económico con dos hitos claramente determinantes: la digitalización de trabajo y con ello la aparición o transformación de empresas tecnológicas y de servicios en detrimento de un descenso de empresas del sector productivo y de recursos naturales; la externalización de actividades y deslocalización de estructuras empresariales.
  • Una modificación en la relación laboral, cambiamos del concepto de ‘trabajo para toda la vida’ al trabajo por proyectos; relaciones laborales dinámicas como el teletrabajo y las plataformas de trabajo cuya gestión esconde precariedad.
  • Una evolución de la demanda en salud y cuidado del bienestar laboral, con una progresiva emergencia de una demanda (petición) orientada a la promoción de la salud y entornos de conciliación, frente a la demanda de la seguridad y la búsqueda de la felicidad en el trabajo.
foto
Junta Directiva de Aepsal.

Ante este escenario y estos datos globales, nos hemos de preguntar: ¿Cuáles son los retos que nos depara el horizonte laboral y social? ¿Qué estrategia hemos de definir?

Aepsal, Asociación de Especialistas en Prevención, Seguridad y Salud, con motivo de la celebración del XXXIV ENSHPO Meeting, en España, aprovechó la ocasión para organizar en abril 2018 paralelamente, y de forma que hubiera un intercambio profesional entre líderes europeos y españoles, un foro donde los profesionales de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) de nuestro país pudieran debatir, reflexionar y alcanzar propuestas de consenso y mejora, para el presente y futuro de la SST en España. Durante 2018-2019 los diversos grupos de trabajo generados estuvieron trabajando conjuntamente, fruto del cual se redactó un Memorándum Consolidado que recopila la esencia del diálogo llevado a cabo sobre temas cruciales que hoy ocupan la agenda investigadora y preventiva de instituciones públicas y privadas en este ámbito: el envejecimiento en el trabajo y sus herramientas de adaptación, los cambios necesarios para comprender y prevenir mejor los riesgos que afectan a las mujeres en el lugar de trabajo, las dificultades para gestión de la SST en las pymes y cómo ayudar a un mejor cumplimiento de sus obligaciones preventivas, la formación como herramienta de cambio y, por último, el crucial papel de la Vigilancia de la Salud y la Medicina del Trabajo en la labor preventiva.

¿Cuál es el futuro que queremos, como debemos orientarlo, y como vamos a abordarlo?

Una primera decisión, previa al resto de acciones a evaluar, podría ser definir la nomenclatura de nuestra profesión. ¿Prevención de Riesgos Laborales (PRL) o Seguridad y Salud en el Trabajo (SST)? El uso de esta terminología de manera indistinta crea no sólo confusión en nuestro país, sino también cuando cruzamos las fronteras esta doble dualidad de nomenclatura, que en otros países implica conceptos distintos entre PRL y SST, nos obliga a explicar este paralelismo de conceptos.

El segundo aspecto fundamental para afrontar estos cambios es plantearnos el futuro de nuestra profesión como prevencionistas y sus necesidades.

Aepsal, en colaboración con otras entidades, en 2017 lanzó una encuesta a la que respondieron unos 1.000 técnicos de prevención (10% del colectivo). En ella se muestran aquellas necesidades clave sin las cuales no podremos afrontar estos retos en continuo cambio:

  • Una proporción importante del colectivo no parece sentirse suficientemente capacitada para el desempeño de su tarea: solo un 16,4% cree que domina las tres especialidades, frente a un 28,8% que opina todo lo contrario. Abogan además por una formación continua especializada.
  • El tema más tratado es el de la infravaloración de los TPRL, que está asociada a unos salarios muy bajos lo que repercute en una sobrecarga de trabajo para los TPRL. Actualmente la actividad del TPRL no es la adecuada a las necesidades que requiere la implantación de un SGPRL, una mayor presencia en las zonas de trabajo y un mayor esfuerzo en el apartado formativo son las bases de la integración. Actualmente los TPRL dedican el 50% o más en el despacho y ese es uno de los aspectos relevantes, la exigencia en la dedicación documental
  • La actitud de las empresas es destacable ya que el 42% no cree en absoluto que la PRL sea hoy relevante para la empresa. Ello va implícito a que en términos generales el empresario (ante todo pyme), no relaciona la PRL con las necesidades de su empresa (beneficios productivos, satisfacción del trabajador…). También por la poca implicación de los trabajadores, la mala información que se le traslada y lo poco que interviene en todos los procesos facilitan su ausencia

Desde Aepsal somos conscientes de todo aquello por lo que hemos de seguir trabajando, para ello trabajamos en la difusión de la PRL, en la investigación y análisis preventivo, en colaboración con otras entidades, que nos permiten trabajar de una forma global por un fin común, la salud laboral.

foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

Casco

Doble carcasa y visera

Casco

ENLACES DESTACADOS

Salón Internacional de la Piscina - Fira de Barcelona

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS