Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Protección Laboral

Principales diferencias de la actual guía respecto a la guía que sustituye

Nueva guía EN 458: selección y uso de protección auditiva

Ramón Torra Piqué, Dr. Ingeniero Industrial16/01/2019

Recientemente se ha publicado una revisión de la Guía EN458:2004 relativa a recomendaciones para la selección, utilización, precauciones en el uso y mantenimiento de la protección auditiva, documento EN458:2016 preparado por CEN/TC159, cuyo secretariado corresponde a DIN Alemania. La nueva guía anula y sustituye a la anterior y es vigente a partir de septiembre 2016. En este artículo se propone comentar principalmente las diferencias que aporta la nueva Guía EN458:2016, respecto a la anulada, resumiendo las partes coincidentes a fin de cohesionar el relato. Se omite la descripción de las características básicas de los diversos EPI de protección auditiva, en aras de comentar los avances tecnológicos que presentan los modelos actuales, tanto en eficacia funcional como en comodidad de uso.

foto
Antes de considerar el uso de EPI, deben agotarse todas las posibilidades técnicas para la eliminación o reducción en origen del ruido y disponer de elementos de control en la fuente emisora.

En mi artículo ‘¿Le corresponde aplicar el RD 288/2006?’ (partes 1 y 2), publicado en los números 51 y 52 de la Gaceta de la Protección Laboral (*), se desarrolla el RD 286/2006 concerniente a la reglamentación nacional sobre disposiciones mínimas de salud y seguridad relativas a la exposición de los trabajadores al ruido, en el cuál se exponen con detalle las características físicas del sonido/ruido, la clasificación y descripción de los protectores auditivos (activos y pasivos), la normativa aplicable para su Certificación CE y los métodos de ensayo. Otra razón que justifica la ausencia o resumida presencia de estos temas.

La nueva Guía EN 458:2016 es muy extensa (más de 50 páginas), pretende recomendar las pautas a seguir por los empresarios, supervisores y asesores de seguridad, así como informar a los operarios que precisen protección frente al ruido. Su objetivo principal queda definido en su título e incluye herramientas para determinar el nivel de exposición al ruido, cuando se usa un protector auditivo.

Como principio general para la previsión de los riesgos de exposición al ruido es necesario disponer de un Programa de Protección Auditiva (PPA), cuyo esquema de acciones vienen indicadas en el diagrama 1 adjunto. Antes de considerar el uso de EPI, deben agotarse todas las posibilidades técnicas para la eliminación o reducción en origen del ruido y disponer de elementos de control en la fuente emisora.

foto
Figura 1: Diagrama de actuación para establecer un Programa de Protección Auditiva (PPA) para un colectivo de personal cuya actividad se desarrolla en ambiente con ruido.

Normativa aplicable

La normativa aplicable a los equipos de protección auditiva (orejeras y tapones) se especifica en las ocho partes de la EN 352, bajo el siguiente detalle:

  • Orejeras: generalidades (tipos pasivos: partes 1 y 3), requisitos de seguridad y ensayos (tipos electrónicos: partes 4, 5, 6 y 8).
  • Tapones: generalidades (tipos pasivos: parte 2), requisitos de seguridad y ensayos para tipos dependientes del nivel (parte 7).

Normativa auxiliar: EN ISO4859-1/2 y 9612 (Acústica), EN ISO7731 y 9921 (Ergonomía)

Términos y definiciones

La revisión de la Guía introduce y aplica, entre otras, las siguientes definiciones:

  • Nivel de acción nacional (Lact): nivel de exposición diario al ruido (Lex,8h) por encima del cual es necesario usar protectores auditivos.
  • Nivel de acción pico nacional (Lact.pk): nivel de presión acústica de pico (Lp, Cpk) por encima de la cual es necesario usar protectores auditivos.
  • Atenuación efectiva: medida de la protección otorgada para un protector auditivo.
  • Nivel de presión acústica ponderado A (LpA): nivel de presión acústica en dB medido con el filtro de frecuencia ponderada A, conforme EN 61672-1 cuya atenuación efectiva por el protector acústico captada por el oído es el término L'pA
  • Nivel de presión acústica ponderado C (LpC): nivel de presión acústica en dB medido con el filtro de frecuencia ponderada C, conforme EN 61672-1
  • Nivel pico de presión acústica efectivo en el oído (L'pCpico): nivel pico de presión acústica en dB bajo el protector, originado por un nivel de presión acústica externa (LpCpico).
  • Sobreprotección: selección y uso de un protector auditivo con una atenuación demasiado alta que puede conducir a una sensación de aislamiento y dificultar la percepción de sonidos.

Según el RD286/2006 los valores inferiores de exposición diaria y pico en que se recomienda iniciar una acción se establecen en 80 dB(A) y en 135 dB (C), respectivamente y los valores superiores en los que se debe utilizar el protector auditivo son: LAeq, d = 85 dB (A) y LpCpico= 137 dB (C).

foto
Figura 2: Novedoso diseño de orejera pasiva con casquetes diferentes en el oído derecho e izquierdo, para un mejor acoplamiento a la morfología personal. El modelo mostrado incorpora sistema de recepción de señales de entretenimiento (radio FM), con pulsadores de mando.

Tipos de protectores auditivos pasivos

Diferenciamos dos diseños básicos cuya misión primordial es atenuar el sonido a niveles aceptables, conforme a reglamentación nacional, de forma cómoda y eficaz para el usuario.

  • Orejeras pasivas (ver figura 2), conforme a las normas UNE EN 352-1 o UNE EN 352-3 con arnés de cabeza y para acoplar a casco, respectivamente. En el anterior artículo mencionado (*) se describen las características de ambos modelos y se indican los requisitos a satisfacer conforme a Norma, así como los ensayos físicos y acústicos correspondientes. Cabe resaltar el nuevo diseño del arnés de cabeza (ya que las orejas no están posicionadas a ‘media altura’ en la cabeza) y los amplios casquetes usados, que son diferentes el derecho del izquierdo, para un mejor ajuste y personalización, porque todos somos morfológicamente diferentes.
  • Tapones pasivos (ver figura 3), conformes a UNE EN 352-2 y al igual que las orejeras se describen con detalle en el artículo referenciado (*). Son protectores auditivos que se introducen en el conducto auditivo o que lo cubren, para bloquear su entrada. Los tapones no han experimentado modificaciones, salvo los que incluyen banda de cabeza de un solo uso, que disponen de tapones de forma ovalada para el oído derecho e izquierdo, diferentes como en las orejeras.

Estos equipos tienen la particularidad de reducir el ruido por su diseño y por el tipo de material usado, mediante absorción y/o reflexión del sonido y no incluyen ningún otro mecanismo.

foto

Figura 3: Diversos diseños de tapones pasivos. Tapones para un solo uso (tipo 1); tapones un solo uso con banda (tipo 2); tapones reusables con y sin banda (tipo 3).

Selección de protectores auditivos pasivos

La selección fundamentalmente es función de su atenuación acústica, debiendo tener en cuenta las características del ruido, es decir el nivel de presión acústica, la frecuencia, las características impulsivas, y la importancia de las comunicaciones, así como la comodidad de uso, el ambiente en el puesto de trabajo (temperatura, humedad, polvo, etc.) y la actividad desarrollada.

Se dispone en el Anexo A (antes informativo y ahora normativo) de cuatro sistemas de cálculo para el nivel acústico ponderado A en el oído del usuario: métodos de la banda de octavas, HLM, HLM simplificado y ASR, tal como se indicaba en mi anterior artículo (*) e incluso allí se aplicaba uno de estos procedimientos (HLM) desarrollando un ejemplo práctico para ruido continuo. Con datos idénticos de ruido externo y características del protector establecidos en aquel ejemplo, aplicamos ahora el método ASR, con lo cual efectuamos los pasos siguientes:

  • Paso 1: Disponemos de los datos para el ruido externo (LpC) y SNR del protector auditivo disponible y debemos calcular L'pA, decir la atenuación efectiva del protector captada por el oído
  • Paso 2: L'pA = LpC – SNR = 103 – 21 = 82 dB

Valoración: La diferencia del valor obtenido en el paso 2 con el valor superior nacional reglamentado (LAeq, d = 85 dB) está comprendido entre 0 y -5 dB, por consiguiente el protector es “aceptable” para la exposición diaria al ruido continuo.

foto
Figura 4: Protector auditivo militar, tipo orejera con banda de cabeza, para protección frente a ruidos impulsivos e intermitentes generados en galerías de tiro.

La revisión de la Guía recomienda emplear (ver figura 4), para el caso de ruidos impulsivos repetidos por encima de 140 dB de Lpk, el procedimiento indicado en el Anexo B (informativo) de la Norma, cuya sistemática es la siguiente:

  • Paso 1: medir el nivel Lpk del ruido.
  • Paso 2: consultar la tabla B1 (tipos de ruido impulso/impacto), para determinar el tipo de ruido (1, 2 o 3).
  • Paso 3: consultar la tabla B2 (valores de atenuación acústica modificada), para determinar el valor dm
  • Paso 4: calcular L'pk, el nivel de la presión acústica de pico efectiva en el oído. L'pk = Lpk – dm . Valoración. Comparar L'pk con el nivel de acción pico nacional (Lact.pk). Si L'pk < Lact.pk, el protector auditivo se considera adecuado.
  • Paso 5: calcular L'Aeq. L'Aeq = L' Aeq – dm. En la mayoría de los casos L'Aeq depende de Lpk. Por tanto, para determinar L'Aeq, el valor de atenuación acústica modificada, aplicar los Anexos A, C o D. Valoración: comparar L'Aeq con el nivel de acción nacional (Lact). Si L'Aeq <Lact, el protector auditivo se considera adecuado.
foto
Tabla B1: Tipos de ruido Impulso/Impacto.
foto
Tabla B2: Valores de atenuación acústica modificada.

Este procedimiento es asimismo aplicable, como señalaremos más adelante, para protectores auditivos dependientes del nivel con restauración del sonido y con reducción activa del ruido (ANR), puesto que a altos niveles de presión acústica, los equipos no pasivos se comportan en funcionamiento como en modo pasivo.

El Anexo G (informativo) desarrolla, como novedad, métodos para verificar el ajuste de los tapones: método MIRE (micrófono en el propio oído) y método para la verificación del ajuste en el caso de tapones personales moldeados.

Tipos de protectores auditivos no pasivos y dependientes del nivel

Las orejeras (UNE EN 352-4) y tapones (UNE EN 352-7) dependientes del nivel están diseñados para proporcionar la restauración de sonidos externos, a la vez que proporcionan atenuación de sonidos de niveles altos (ver figura 5). Los sonidos de bajo nivel son captados por el micrófono y amplificados por el dispositivo electroacústico de control, que ajusta la ganancia al aumentar el nivel de sonido externo y lo reproduce en el interior del protector, limitando el sonido interno a 82 dB (A). La norma para los tapones no incluye su comportamiento frente al ruido impulsivo.

Pueden seleccionarse para su uso en ambientes de ruido intermitente o impulsivo y en situaciones en las que es necesario escuchar sonidos de aviso o advertencia externos.

foto
Figura 5: Gráfico comparativo entre la atenuación de un protector pasivo y otro NO pasivo con dependencia del nivel y amplificación.

Selección de protectores auditivos NO pasivos dependientes del nivel

En el Anexo C (informativo) de la Guía se expone los métodos HLM para determinar si el protector auditivo va a reducir el nivel acústico efectivo en el oído por debajo del límite definido de 85 dB(A). Estos métodos se basan en los tres niveles de criterio definidos conforme a EN 342-4 (orejeras) y EN 342-7 (tapones), según corresponda para un protector auditivo particular. El primero y el segundo requieren la determinación de la diferencia entre los niveles LCeq y LAeq medidos en eventos iguales o similares. El tercero requiere estimar si el ruido es de alta o de baja frecuencia. Se expone el primero de los tres procedimientos.

  1. Paso 1: medir los niveles LCeq y LAeq.
  2. Paso 2: calcular LCeq – LAeq.
  3. Paso 3: dibujar la curva con los niveles de criterio H, M y L suministrados con el protector, para los valores (Lc – LA) de -2, 2 y 10 dB respectivamente.
  4. Paso 4: el nivel efectivo en el oído L'Aeq será inferior a 85 dB(A) si el LAeq ponderado A está por debajo de la línea que une los niveles de criterio H, M y L para el valor calculado LCeq – LAeq del ruido.

En el caso de ruidos impulsivos es de aplicación el procedimiento descrito en el Anexo B de la Guía, conforme se ha expuesto anteriormente.

Protectores auditivos con reducción activa del ruido

Estos equipos suelen ser orejeras que normalmente incorporan un sistema electrónico de cancelación del sonido que permite conseguir una atenuación acústica adicional. Los protectores ANR (Active Noise Reduction) son particularmente eficaces a bajas frecuencias (de 50Hz a 500 Hz), donde los protectores pasivos suelen ser menos eficaces.

La norma UNE EN 352-5 especifica los requisitos de seguridad y los procedimientos de ensayo para las orejeras con reducción activa del ruido provistas de arnés de cabeza y también aplicable a los modelos que se acoplen a casco de seguridad. Para estos tipos de protectores auditivos son de aplicación los términos y definiciones adicionales siguientes:

  • Modo activo: modo de operación de la orejera ANR, con el circuito electrónico activado.
  • Modo pasivo: modo de operación de la orejera ANR, con el circuito electrónico desconectado.
Las medidas acústicas para este tipo de orejeras se realizan de acuerdo con los procedimientos de ensayo descritos en la norma EN 13819-2 en ocho sujetos, con mediciones en ambos oídos. De igual forma se determina el máximo nivel de presión sonora para funcionamiento lineal. No es aceptable el que se perciba durante el ensayo oscilaciones continuas o mal funcionamiento acústico (silbidos o inestabilidades).

La selección de este tipo de protector auditivo, para la atenuación de ruidos continuos o fluctuantes, se realiza siguiendo cualquiera de los procedimientos que se indican en el Anexo A de la Guía. No es aplicable a ruidos impulsivos, en cuyo caso se sigue el procedimiento descrito en el Anexo B, tal como mencionamos anteriormente.

Protectores auditivos con entrada eléctrica de audio

Las orejeras con entrada eléctrica de audio, con y sin cable de conexión han sido diseñadas para proporcionar información hablada y señales de alarma, mientras proporcionan atenuación pasiva de ruidos que superen los niveles límites. Pueden ser utilizadas en diversos entornos de trabajo, en comunicaciones de tráfico aéreo, por las fuerzas de la policía, en las industrias de radiodifusión y del espectáculo, en ambientes de ruidos intermitentes o impulsivos, cuando se deba recibir información hablada y donde deban ser oídas otras señales de alarma. Cabe distinguir dos modelos de protector:

  • Protectores auditivos con entrada de audio para entretenimiento: estos equipos pueden incorporar un receptor de radio o un reproductor de música para entretenimiento o permitir la entrada de audio desde dispositivos externos. También ofrece la posibilidad de comunicar señales de advertencia o mensajes. Los requisitos para las orejeras de audio para entretenimiento se especifican en la UNE EN 352-8 (figura 2).
  • Protectores auditivos con entrada de audio relativa al trabajo o la seguridad: estos equipos incluyen entrada por cable o receptor inalámbrico de radio y/o radio bidireccional para el trabajo o relacionada con la seguridad. Como la información que debe recibirse puede ser crucial para la seguridad, las normas para el producto no imponen limitaciones sobre el nivel del sonido reproducido en el oído. Los requisitos para las orejeras con entrada eléctrica de audio (relacionada con el trabajo o la seguridad) se especifican e la UNE EN 352-6.
Pueden ser del modelo de orejera con arnés de cabeza o con dispositivo en los casquetes para su acoplamiento a casco de seguridad, debiendo por lo tanto satisfacer, además, los requisitos de las UNE EN 352-1 y UNE EN 352-3 respectivamente, según sea el modelo.

Para ese tipo de protectores auditivos se aplican el término y definición siguiente: Nivel sonoro de salida: Nivel de presión sonora ponderado A relativo al campo difuso producido por la entrada eléctrica de audio de una orejera, para un nivel de entrada dado.

Las medidas acústicas de niveles sonoros de salida se encuentran actualmente en consideración, en el ínterin se realizan de acuerdo con los procedimientos de ensayo descritos en el Anexo de la norma.

Selección de protectores auditivos con sistema de comunicación

En el Anexo E (informativo) de la Guía se describen métodos para la selección de un protector auditivo con entrada de audio cuando se lleva en un ambiente de ruido determinado. El protector auditivo dispone dos vías de entrada del sonido hasta el oído:

a) reduciendo el nivel de presión acústica exterior;

b) generando un nivel sonoro interno por restauración de las señales de comunicación.

En este Anexo E se determina si el nivel en el interior del protector auditivo será inferior al nivel de acción definido nacionalmente. También proporciona una referencia sobre cómo determinar la inteligibilidad verbal para las señales de entrada de audio, conforme a EN ISO 9921 (ver figuras 6 y 7). La parte del ambiente sonoro que resulta efectiva al oído del usuario se determina en forma separada de acuerdo con cualquiera de los procedimientos del Anexo A o D. El protector elegido debe disponer de una atenuación < 3dB del nivel nacional.

El número máximo de horas que puede estar activo la entrada de radio FM viene limitada por el nivel máximo nacional. En nuestro caso se permiten hasta 8 horas.

foto
Figura 6: Modo funcionamiento del sistema electrónico de atenuación con corte para altos niveles de ruido (salida con distorsión del sonido).
foto
Figura 7: Modo funcionamiento del sistema electrónico de atenuación con contracción del ruido conforme al nivel (salida sin distorsión del sonido).

Uso y mantenimiento

Son de aplicación las recomendaciones indicadas en mi anterior artículo (*) respecto a la limpieza e higiene del protector auditivo, el almacenamiento, la inspección y sustitución periódica de los elementos fungibles, siempre siguiendo las instrucciones facilitadas por el fabricante y usando las piezas de repuesto originales, para mantener la calidad garantizada del producto certificado.

Considero importante reseñar la información que debe facilitar el fabricante para la atenuación acústica de los protectores pasivos.

  • Valor medio y desviación típica para cada frecuencia de ensayo.
  • Valor APV para cada frecuencia de ensayo, así como valores H, M, L y SNR.

En el caso de protectores dependientes del nivel, además:

  • Valores de los niveles de criterio.
  • Indicar que el usuario debería comprobar el funcionamiento correcto antes del uso. Si se detecta distorsión o fallo, el usuario debería remitirse a las instrucciones del fabricante para el mantenimiento y sustitución de la batería.
  • Advertencia: El funcionamiento puede deteriorarse con el desgaste de la batería. Indicar en horas el periodo típico previsto de uso.
  • Advertencia: La salida del circuito dependiente del nivel de este protector auditivo puede superar el límite diario de nivel sonoro.

En el caso de protectores con reducción activa del ruido, además:

  • Los valores de la atenuación activa.
  • Recomendaciones y advertencias iguales a los protectores dependientes del nivel.

Para las Orejeras con entrada eléctrica de audio, además:

  • Los valores de los niveles de salida.
  • Recomendaciones y advertencias iguales a los protectores dependientes del nivel.
  • Indicaciones y modo de funcionamiento si se dispone de recepción FM, conexión a reproductores CD, MP·3, etc. y/o comunicación inalámbrica (Bluetooth) a teléfono móvil.

Toda la información, incluida en el folleto de instrucciones, debe suministrarse en el idioma oficial del estado europeo de destino.

Con carácter informativo se incluye, por vez primera el Anexo F que recomienda acciones para mejorar el rendimiento de los protectores auditivos y para optimizar su uso, tanto para las orejeras como para los tapones, especialmente en su colocación.

Como comentario final, me permito insistir en la importancia que, para la eficacia de la protección auditiva, tiene el tiempo de uso en los lugares donde existan niveles de ruido perjudiciales. Si la persona expuesta se quita el protector auditivo, incluso durante un corto periodo de tiempo, la atenuación y la protección efectiva que se obtenga se verá muy reducida (ver figura 8). Si una persona no lleva un protector auditivo durante el tiempo en que se encuentra en un ambiente ruidoso, el factor limitativo respecto a su atenuación pasará a ser el tiempo que se ha estado sin el protector auditivo en lugar de las características del mismo.

foto
Figura 8: Protección efectiva proporcionada por los protectores auditivos en función de la reducción en el tiempo de uso.

Bibliografia

  • (*) Gaceta de la Protección Laboral nº 51 y 52: ‘¿Le corresponde aplicar el RD 288/2006?’ Partes 1 y 2, respectivamente.
  • Normativa UNE EN, ISO y EN, citadas en el artículo, mantenidas al día por gentileza de Asepal.
  • Figuras y esquemas cedidos por MSA Spain y Tablas copiadas de la norma comentada.