Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Protección Laboral

Gracias al asesoramientos de DuPont Sustainable Solutions

Sustituir la seguridad reactiva por una proactiva reduce a la mitad los accidentes laborales en Super Bock

Redacción Interempresas14/01/2019

En apenas dos años, la compañía de bebidas más grande de Portugal y miembro del grupo Carlsberg, Super Bock, ha reducido su tasa de accidentes con baja en un 50% y la severidad de accidentes con baja en hasta un 20%. Una mejora meteórica en la seguridad de su cadena de suministro que ha llevado a cabo en apenas dos años de la mano de la consultora DuPont Sustainable Solutions, DSS.

foto
Super Bock es la compañía de bebidas más grande de Portugal y miembro del grupo Carlsberg.
El punto de partida fue el resultado de un estudio sobre seguridad entre las distintas marcas del grupo que situó a la compañía portuguesa en el vagón de cola tal y como explica Maria Manuel Dantas, gerente de Calidad de Super Bock: “Como principal productor de cerveza y agua mineral en Portugal desde 1890, hemos tenido siempre un enfoque muy centrado en la calidad, pero compararnos con compañeros del universo Carlsberg nos enseñó que no éramos tan buenos en salud y seguridad. De hecho, éramos los peores del grupo”.
Para empezar a trabajar en abril de 2016, el primer paso que dio el equipo de consultores de DSS fue llevar a cabo una evaluación diagnóstica en la planta de producción principal que la compañía tiene localizada cerca de Oporto a fin de comprender mejor las causas de los accidentes y los problemas de seguridad existentes. Uno de los principales hallazgos que DSS encontró en estas encuestas realizadas a gerentes y empleados de planta en la cadena de suministro fue, en palabras de la consultora de DSS, Ana María Vilanova: “Darnos cuenta de que Super Bock era reactivo donde la seguridad era preocupante, no independiente ni proactivo”.

Durante esta fase de evaluación, Super Bock sufrió un accidente grave de uno de sus empleados en una de sus plantas de agua mineral, lo que motivo la decisión por parte de la dirección de extender el programa de seguridad a las secciones de producción y logística en todas sus instalaciones (lo que supuso la ampliación del programa a 600 trabajadores más).

foto
La mayor parte de los empleados de Super Bock eligió el sistema de gestión Health, Safety and the Environment como uno de los valores fundamentales de la compañía.
A finales de 2016, DSS ya había diseñado una solución de seguridad dividida en varios flujos de trabajo que dio un giro a la forma de trabajar de la empresa. En 2017 comenzó la etapa de la formación a formadores internos de Super Bock para que éstos pudieran transferir las habilidades de seguridad adquiridas durante la primera etapa al resto de la organización.

Ahora, afirma la gerente de Calidad de Super Bock, Maria Manuel Dantas, “los gerentes están más centrados en las personas y sus comportamientos y menos en las condiciones. Además —añade— el incremento exponencial de los denominados ‘recorridos de seguridad’ —de 200 en 2016 a más de 1.000 en 2017—, que obligan a los gerentes a hablar con los operarios, ha cambiado la cultura de seguridad y ha enviado un mensaje contundente”.

La labor de seguridad que realiza DSS en colaboración con Super Bock no sólo consistió en investigar los accidentes que se producen sino en analizar los posibles riesgos existentes para evitar otros posibles en el futuro. En este sentido, a finales de 2017, la empresa estableció una red adicional sobre ergonomía tanto en sus propias instalaciones como en las de sus clientes.

En una encuesta realizada al final del proyecto, en 2017, la mayor parte de los empleados eligió el sistema de gestión Health, Safety and the Environment (Salud, Seguridad y Medio Ambiente, por sus siglas en inglés) como uno de los tres valores fundamentales de la compañía. “Eso no hubiera pasado anteriormente”, reconoce Dantas. La cultura y las cifras de seguridad de la empresa han dado un giro de 180º.

Ahora el reto que se ha fijado Super Bock para el año 2022, “o incluso antes”, tal y como afirma con confianza Carlos César Teixeira, director de Operaciones de Super Bock, “es lograr el objetivo de cero accidentes y para ello tenemos que mantener el profundo cambio en la mentalidad de la compañía que se ha materializado en estos años, además de la introducción de nuevos procedimientos”. Para conseguirlo, la compañía portuguesa ha ampliado su colaboración con DSS otros dos años más, a fin de extender el programa de seguridad implementado más allá de la cadena de suministro, incluyendo a los departamentos de Ventas y Marketing.

foto

El reto de cara a 2022 para Super Bock es lograr el objetivo cero accidentes.