Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

“En esta edición del Congreso se han incluido sesiones temáticas no abordadas en Madrid, como es la de Citricultura y la de Economía”

Entrevista a María Serrano, secretaria de Organización del XIV Congreso Nacional de Ciencias Hortícolas

David Pozo04/05/2015

Del 3 al 5 de junio y bajo el lema 'Retos de la nueva agricultura mediterránea' se celebra en Orihuela (Alicante) una nueva edición, y ya van catorce, del Congreso Nacional de Ciencias Hortícolas. María Serrano, secretaria de una organización coordinada totalmente por la UMH, nos explica los principales objetivos de esta cita que representa un paso más en esa investigación cada vez más transversal y que tiene la Citricultura y la Economía como las grandes novedades de las quince sesiones temáticas que reúnen 179 trabajos. 

foto

El lema de este Congreso es ‘Retos de la nueva agricultura mediterránea’. Y la pregunta parece lógica: ¿Qué retos tiene por delante nuestra agricultura en los próximos años?

Los retos de la nueva agricultura mediterránea son conseguir productos de calidad y garantizar un futuro rentable y sostenible para el sector hortofrutícola español, aprovechando las ventajas geográficas y climáticas que han llevado al éxito de nuestra agricultura en los mercados nacionales e internacionales. De hecho la Dieta Mediterránea, considerada como el conjunto de habilidades, conocimientos y tradiciones que van desde el campo a la mesa, ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2010, debido a sus múltiples beneficios para la salud de los consumidores y caracterizada por un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base), el aceite de oliva como grasa principal, y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.

Para conseguir estos retos será necesario realizar estudios genéticos enfocados, a la obtención de variedades mejor adaptadas a las condiciones edafoclimáticas y más resistentes a plagas y enfermedades, estudios fisiológicos para conocer los factores que determinan el crecimiento óptimo de las plantas y desarrollar tecnologías agrarias que permitan obtener altos rendimientos y productos de calidad a precios competitivos. Finalmente, aplicar tecnologías de conservación post-recolección y de industrialización apropiadas para mantener la calidad de los productos vegetales.

Desde el pasado Congreso, celebrado en Madrid, ¿qué dirección han tomado las líneas de investigación en el sector hortícola?

En esta edición del Congreso SECH se han incluido sesiones temáticas no abordadas en Madrid, como es la de Citricultura (quizás debido al entorno geográfico en el que nos encontramos, con una elevada producción de cítricos) así como la de Economía. No obstante hay que destacar que en la investigación actual va encaminada hacia un estudio más transversal, y así existen numerosos trabajos donde se estudian diferentes factores pre-cosecha (manejo, tratamientos en campo, mejora genética) sobre la calidad de los productos hortícolas en el momento de la recolección, haciendo especial hincapié en el contenido de compuestos bioactivos con actividad antioxidante así como su comportamiento durante el almacenamiento post-recolección.

¿Qué cantidad de trabajos se han recibido y cuáles son las sesiones que cuentan con un mayor número de comunicaciones orales?

En este congreso SECH-2015 se presentan 179 trabajos, de los cuales 84 lo hacen como comunicación oral y 95 como póster, que se han agrupado en diferentes sesiones, de acuerdo con los diferentes campos de trabajo de la Sociedad Española de Ciencias Hortícolas y en una sesión específica de empresas. Hay que destacar que las áreas en las que se han recibido más comunicaciones son Horticultura (31 trabajos), Post-recolección e Industrias (26 trabajos) y Fruticultura (22 trabajos), aunque en este congreso los trabajos sobre cítricos se han separado de la sesión de Fruticultura y se ha hecho una sesión exclusiva para Cítricos, en la que se han incluido 13 trabajos.

foto
Una de las ponencias durante la pasada edición del Congreso en Madrid en 2013.

¿El asistente al Congreso puede encontrar una visión amplia de la investigación llevada a cabo en el sector en los últimos dos años?

En efecto, en las comunicaciones que se presentan se reflejan las últimas investigaciones realizadas en España sobre diferentes aspectos fisiológicos, genéticos, técnicas agronómicas y de conservación encaminadas a incrementar la producción de frutos y hortalizas, así como sus atributos de calidad y propiedades nutritivas, con especial énfasis en sus propiedades antioxidantes con beneficios para la salud de los consumidores.

La organización del Congreso, al igual que el de Agroingeniería, ha quedado en esta ocasión en manos de la Universidad Miguel Hernández. ¿Es para ustedes un premio por el gran trabajo que los diferentes departamentos de la UMH están realizando en materia de investigación?

Si, podría decirse que sí. La organización conjunta de ambos congresos se realizó por primera vez en Madrid en 2013 y allí, en las respectivas asambleas de las Sociedades de Agroingeniería y de Ciencias Hortícolas, se acordó que la siguiente edición de 2015 se realizara también de forma conjunta y que se organizara por los grupos de Agroingeniería y de Post-recolección de la UMH.

¿Por qué cree que son necesarios este tipo de Congresos a nivel de difusión de la investigación?

Es cierto que con las nuevas tecnologías de información, el investigador tiene acceso, de forma rápida y fácil, a las bases de datos en las que se incluyen las investigaciones científicas realizadas en todo el mundo. Sin embargo, este tipo de congresos siguen siendo necesarios, ya que nos permiten comentar nuestras investigaciones y proyectos de futuro con otros investigadores, lo que resulta enriquecedor para todos, ampliando nuestros puntos de vista y conocimientos sobre otras áreas de investigación relacionadas con la nuestra.

Esta es la 14ª edición del Congreso de Ciencias Hortícolas y usted ha podido asistir a una gran cantidad de ellos. ¿En qué han evolucionado?

Es indudable que la calidad y nivel científico de los trabajos aumenta en cada edición de este congreso, pero también hay que señalar el número de jóvenes investigadores que asiste. En este congreso SECH-2015 contamos con 27 estudiantes de doctorado, lo que supone un 18% del total de inscripciones y evidencia la ilusiones de nuestros jóvenes y el esfuerzo de los grupos de investigación para que sus doctorandos puedan asistir a estos congresos, a pesar de que en estos años de crisis el número de becas de investigación ha disminuido considerablemente.

En las últimas grandes citas del sector hortícola una de las grandes discusiones versaba sobre cómo la crisis había afectado a los equipos y la calidad de nuestra investigación. ¿La situación sigue siendo tan negativa?

Efectivamente, el número de becas es mucho menor, pero también lo es la partida económica destinada a subvencionar proyectos de investigación, lo que ha ocasionado que un gran número de grupos de investigación, de reconocido prestigio y alto rendimiento científico estén teniendo serios problemas de financiación para continuar con sus investigaciones estos últimos años.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

SERVICIOS