Larga vida al envase de PET

14/05/2004
El partnership entre Piovan (representada en España por Luiso, SL) e Impet ha dado lugar a una empresa italiana de carácter emprendedor y dinámico que destaca por sus logros en innovación, rapidez y eficacia dentro del sector de la transformación del PET.
En sus instalaciones de Bottanuco (Bergamo), Impet fabrica PET preformado para envases de agua de cinco galones, un producto que ha sido premiado con el Óscar de los embalajes en 2001. El “envase” no reutilizable de PET constituye una alternativa higiénica y respetuosa con el medio ambiente a las botellas multiusos de policarbonato comúnmente utilizadas. El PET preformado de Impet es el resultado de un riguroso proceso de diseño vanguardista, que se traduce en una reducción del volumen del 35 por ciento y del peso en un 50 por ciento, en comparación con los productos preformados tradicionales de policarbonato.

Actualmente, la fábrica de Impet utiliza una prensa a tiempo completo para la fabricación de preformas de envases, con una capacidad productiva de 300 kg/h aproximadamente.. La capacidad productiva de todo el conjunto de la empresa, con cuatro prensas, es de 2.000 kg/h de PET. A pleno rendimiento, se espera llegar a explotar ocho prensas de preforma.

Un proveedor a 360°

Una vez finalizada la primera fase de diseño de la empresa, Piovan e Impet mantuvieron intensas conversaciones con el objetivo de implantar un proceso productivo optimizado y en mejora constante, local o remoto. Piovan se reveló como el socio perfecto gracias a su capacidad para suministrar toda la gama de equipos programables a distancia, y que pueden supervisarse continuamente, tanto desde del departamento de producción como desde el exterior, mediante una conexión vía módem.

La automatización de la empresa

El sistema de supervisión de Piovan SVS SuperVising System permite controlar los silos externos de almacenamiento de polímeros, los procesos de deshumidificación y transporte, la deshumidificación de los moldes, la coloración de preformas y la gestión del proceso de molienda. El sistema SVS está, asimismo, conectado mediante una interfaz al grupo de refrigeración externa y optimiza la rotación de los compresores.

Hoy en día nadie pone en duda el papel clave que desempeña el uso correcto de la energía como factor competitivo básico: El SVS permite programar el mantenimiento ordinario durante las bandas horarias en que el kilovatio es más barato. También ofrece la posibilidad de aplicar operaciones de mantenimiento extraordinarias y prevenir posibles incidencias con el equipo.

El uso correcto de la energía

En Impet, la energía se distribuye en función de las exigencias productivas. Si la producción diaria disminuye debido a que el lote de producción está constituido por preformas ligeras, los parámetros de deshumidificación y el nivel del material en la tolva se autorregulan automáticamente para garantizar una deshumidificación adecuada y no excesiva. La energía se optimiza mediante un dispositivo EMK, Energy Management Kit, situado en los secadores.

Además de optimizar el consumo energético, contribuye a la deshumidificación del aire en la zona de las prensas. Especialmente diseñados para las aplicaciones de PET, los deshumidificadores RPA acondicionan la zona del molde y el robot de las prensas, creando de esta manera un microclima estable y controlado durante todo el año, que contribuye a maximizar la productividad.

Gestión optimizada de los materiales

La coloración de las preformas se realiza mediante dosificadores de masterbatch y de líquido de Piovan, mientras que las partidas de PET son suministradas directamente por los proveedores conforme a instrucciones derivadas de la monitorización de los niveles de almacenaje. Se han eliminado los fallos en las operaciones de carga mediante la asignación de códigos a los materiales y a los silos de destino. Las propias conducciones impiden las operaciones de carga en silos equivocados. Las eventuales partidas de materiales no conformes pueden transportarse en big bags, liberando los silos.

Una producción con declaración de conformidad

SVS es un potente instrumento de control y certificación de la calidad de la producción. En Impet cada lote se acompaña de una certificación que atestigua el cumplimiento de los principales parámetros de trabajo y del polímero. SVS es la base de datos productiva de la empresa: los datos principales se archivan y se puede acceder a ellos siempre que se deba producir el mismo lote.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS