Posicionamos su web SEO / SEM
Los estudios demuestran que un absorbente de la radiación UV alarga la vida útil del producto

La luz UV supone un serio desafío para los recipientes PET

15/03/2004
Según las investigaciones llevadas a cabo por Milliken & Company, proveedor de aditivos para plásticos de altas prestaciones, los fabricantes de bebidas, alimentación y otros productos de consumo envasados en PET no deberían ignorar el reto que plantea evitar el impacto perjudicial de la luz UV.
foto
Cuando se analizan las diversas amenazas que se ciernen sobre los productos de consumo envasados en PET, el efecto de la luz UV es una de las menos estudiadas, menos entendidas y más complejas en todos los distintos segmentos de categoría de consumo y regiones del mundo,” observó Michael Purcell, director de mercado de Milliken Chemical, una división de Milliken & Company, la importante empresa textil y de productos químicos.

“Como los propietarios de marca mundiales persiguen un crecimiento continuo mediante el desarrollo de nuevos productos y envases que crean y satisfacen nuevas ocasiones de consumo, nosotros estamos empezando a entender el desafío que nos plantea el efecto perjudicial que la luz UV puede tener en las bebidas, los alimentos y los productos de higiene personal,” continuó diciendo Purcell. “Gracias a nuestra investigación, hemos descubierto que la interacción de la luz UV con diversos componentes de las bebidas es sumamente compleja y puede repercutir de manera negativa en elementos de marca vitales como el color, el sabor y el valor nutritivo, a menudo de formas inesperadas.”

Los comentarios de Purcell fueron preparados para la presentación que ofreció en la Conferencia de Fundas Retráctiles y Envasado de PET Aislante, un acontecimiento del sector previsto para los días 10 a 12 de febrero en Bruselas, Bélgica. Durante su presentación, Purcell informó de las investigaciones que está llevando a cabo Milliken Chemical, que ha realizado ensayos exhaustivos del impacto de la luz UV en las bebidas envasadas en recipientes de PET.

Los científicos de Milliken utilizaron un ensayo de exposición a la radiación UV acelerada en cámaras de radiación UV refrigeradas para simular los entornos de las tiendas minoristas e investigar el impacto de la luz UV en las bebidas, a distintos niveles de exposición a la luz y de protección contra la radiación UV.

“Uno de los descubrimientos más importantes de este trabajo es que ha permitido reconocer la enorme complejidad del impacto de la luz UV en las bebidas,” señaló Purcell. “La luz UV no sólo repercute en el color, el sabor y los ingredientes nutritivos por separado; existe asimismo un efecto matriz por el que el impacto de luz en un componente determinado puede hacer que reaccione con otros componentes de la bebida en una serie de casos.”

Por ejemplo, el ácido cítrico con metales traza sometido a una exposición de radiación UV puede desestabilizar el color; aunque la vitamina B12 es bastante estable sola, se degrada cuando se combina con vitamina C y luz UV.

Otra conclusión importante de la investigación ha sido que, cuando se somete a la luz UV, el gusto y el contenido nutritivo son mucho más frágiles que el color.

“A pesar de que los cambios de color ocasionados por la exposición a la luz UV son los más espectaculares y más fácilmente documentados, el color no suele ser el componente más frágil de la bebida,” explicó Purcell. “Nuestros estudios han demostrado que, de hecho, el componente más frágil cuando se expone a la luz UV es el gusto, seguido por las vitaminas y el color.”

La investigación de Milliken también ha demostrado que el grado de protección a la radiación UV de un recipiente de PET puede ser sumamente importante para determinar si el producto estará adecuadamente protegido en lo que respecta al color, el sabor y el valor nutritivo durante una vida útil más larga y su utilización en el hogar.

“Como es un área de investigación nueva, el sector no ha establecido todavía una norma general de protección a la radiación UV para los recipientes de PET,” continuó Purcell. “Si bien algunos aditivos para PET ofrecen una absorción de la radiación UV hasta el rango de 370 nanómetros (nm), nuestros estudios han demostrado que sólo se consigue una protección total contra el impacto de la luz UV perjudicial en el nivel de protección de 390 nanómetros. Con una protección de 390, quiero decir un envase que sólo permita que pase por las paredes del envase un 5% de luz con una longitud de onda de 390 nm.”

Las investigaciones de Milliken han demostrado que para el color, el gusto y las vitaminas hay una diferencia significativa entre una protección a la radiación UV de 370 y 390.

“A partir de nuestros estudios, hemos establecido que algunos componentes del color, el gusto y nutritivos sufren un daño considerable por la luz UV en los rangos superiores, por encima de 370. Para muchos componentes del producto, pasar de una protección de 370 a 390 no es un 10% mejor, sino que suele ser un 100% mejor debido a la mayor sensibilidad de los ingredientes a una luz con longitudes de onda de entre 370 y 390,” explicó Purcell.

Estos estudios han jugado un papel decisivo en el desarrollo de ClearShield, de Milliken Chemical, un aditivo polimérico homogéneo que ofrece una protección a la radiación UV de 390. ClearShield cumple los requisitos de la FDA para aplicaciones alimentarias y bebidas y se puede integrar con buenos resultados en los contenedores de PET, ya sea en la resina o en las etapas de conformado del recipiente.

Según Purcell, es probable que aumente la utilización de protección a la radiación UV porque las empresas de productos de consumo envasados de toda Europa empiezan a entender el impacto de la luz UV en los productos envasados en PET, entre ellos bebidas y alimentos especiales con sabores naturales o componentes nutricionales únicos. Este aumento de la protección a la radiación UV brindará oportunidades de crecimiento rentables a los fabricantes de productos de consumo, así como a los fabricantes de resinas y de recipientes que les respaldan con las opciones de envasado de PET.

“La protección contra la radiación UV para los recipientes de PET es fundamental para garantizar el alargamiento de la caducidad del producto y la protección de formulaciones sensibles a la radiación UV, como bebidas con sabores especiales, beneficios nutritivos y color,” dijo Purcell. “Un recipiente de PET con absorbentes de la radiación UV de nivel 390 asegura una experiencia de consumo uniforme y protege las importantes inversiones que realizan las empresas de productos de marca para sacar un producto al mercado.

“Además, el empleo de recipientes de PET con protección contra la radiación UV ofrece más flexibilidad en la formulación del producto, lo que permite utilizar más ingredientes sensibles a la radiación UV, elimina la necesidad de estabilizar los aditivos para bebidas y reduce la necesidad de sobrecargar un producto con componentes sensibles a la radiación UV,” concluyó.

Más información: www.ClearPP.com

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

VI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS