El sistema automático de visión artificial Doss perfeccciona el control de calidad

Redacción PU15/10/2003
El control de calidad ejerce un papel fundamental en el ámbito de la producción industrial, tanto que de él depende el prestigio de un producto en el mercado. Esta meticulosa demanda de calidad ha provocado que se busquen sistemas, que detecten incluso las imperfecciones que escapan al ojo humano.
Este motivo es que ha llevado a Doss Srl, situada en Erbusco (Italia) y especializada en la fabricación de máquinas para el control óptico de la producción, a desarrollar un sistema de visión artificial de alta tecnología: un centro de control óptico, capaz de determinar diversas características físicas de los productos (tamaño, aspecto, forma y calidad) y certificar su calidad, en poco tiempo y con gran eficacia.

El sistema de visión artificial Doss tiene grandes analogías de funcionamiento con el ojo humano. El corazón del aparato es una cámara de vídeo que transforma las imágenes en impulsos eléctricos y los transmite a la unidad de elaboración.

El sistema de visión artificial Doss tiene grandes analogías con el funcionamiento del ojo humano

La cámara se complementa con un objetivo CCD, compuesto de varios elementos (diafragma, lentes de zoom, lentes de enfoque) que adaptan la imagen recibida y la dirigen hacia el cuerpo de la cámara. Además dispone de diafragma, que funciona como la pupila humana, deja pasar más o menos luz para aumentar o disminuir la luminosidad de la imagen; de una lente de enfoque para centrar el foco de la imagen en el CCD. Si el foco centra los contornos del objeto visualizado aparecen poco definidos.

Por otra parte, cuenta cib la lente de zoom que determina el campo óptico encuadrado. Si bien el zoom es bajo, la pieza aparece reducida dentro de un área mucho mayor, con el zoom alto, la pieza se ve más grande.

Del mismo modo que sucede en el ojo humano, donde los fotorreceptores transforman la imagen en impulsos eléctricos, dentro del CCD los receptores son los píxeles. Cada CCD contiene millones de píxeles, y cada uno de éstos transforma la porción de imagen adquirida en un valor de la escala de grises comprendido entre 0 (negro) y 255 (blanco). Estos valores se visualizan en un monitor para recomponer la imagen y después de reelaboran y manipulan en las máquinas de control óptico.

Otra de las peculiaridades del sistema es que la técnica para ajustar la imagen se basa en los principios de la fotografía y de la óptica.

Cuando se utiliza una lente de foco fijo, los únicos objetos visibles son los que están a una distancia fija, que es la correspondiente al foco, mientras que los objetivos empleados en estos sistemas permiten variar la distancia de enfoque y el zoom, modificando los valores de área y la distancia del objeto captado.

La tecnología de visión artificial perfeccionada por Doss es aplicable a artículos de variados materiales, como goma, plástico, cerámica, papel, vidrio o metal.

Para más información: www.doss.it.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS