Reciclar CDs

Redacción PU15/06/2003

El mercado del policarbonato

Desde 1991, Bayer ha sido el precursor del reciclado de discos compactos a escala industrial. Por otra parte, también era fabricante del policarbonato (Makrolon) con el que se hacían. Durante muchos años, la planta de Dormagen construida por Bayer en 1994 y con una capacidad de reciclado de 6.000 toneladas métricas fue única en Europa.
foto
La planta que ISL Polymers tiene en Duisburg procesa todo tipo de soportes de datos empleando la tecnología desarrollada por Bayer. Esto significa que pueden ser reutilizados y que los artículos que compran nuevos consumidores pueden hacerse de antiguos CD.

Actualmente, cerca de 2.000 toneladas de policarbonato —en forma de cerca de 1.400 millones de discos compactos— se preparan para el reciclaje cada año. Esto normalmente implica a los artículos rechazados y al exceso de producción de los fabricantes de CD, que pueden emplear este servicio como clientes de Bayer, aunque entidades locales e incluso consumidores privados pueden deshacerse de los CD que ya no quieran a través de la firma Hezel Elektronik Recycling de Nüremberg. Esto se hace así por razones logísticas y de coste ya que son relativamente pocos los CD que se reciben de los usuarios finales. Una vez recibidos, Hezel los hace llegar a la planta de ISL Polymers mediante vagonetas.

El programa de reciclaje de Bayer se base en un proceso químico para eliminar el recubrimiento. Es decir, separar el Makrolom de los materiales sobrantes como el aluminio, lacas y tintas de impresión. La cantidad de policarbonato reutilizable es de un 99 por ciento. Debido al hecho que la industria del CD requiere policarbonatos de gran calidad, Bayer advierte de no se emplee este policarbonato reciclado en la fabricación de discos compactos, aunque sí puede emplearse en otro tipo de productos relacionados con el sector eléctrico y electrónico como carcasas de impresoras o ordenadores.

Reciclaje mecánico

Mazarotas, compactos rechazados y stock sobrante han sido recuperados y reciclados internamente en Langenhagen desde 1988. Con una capacidad de producción anual de 200 millones de CD, Universal Manufacturing & Logistics es el único fabricante que separa las capas de composite de los CD mecánicamente, por lo que el material resultante puede emplearse otra vez en la producción de CD. Con este sistema, en el año 2001 se devolvieron a la cadena de producción unos 300.000 kg, un 10 por ciento de lo que se necesitó.

Este proceso de reciclado emplea primero un granulador que tritura el material transparente recogido el cual ha sido rechazado durante el procesado y el “pelado” de los discos compactos. Una extrusora mezcla el material y ésta es prensada a través de un filtro y un palto perforado de seis agujeros. El resultado son hebras de polímero de tres milímetros de diámetro. Entonces se emplea un paletizador para hacer bolitas de tres milímetros de largo que después de un test se certifican para que tengan la misma calidad que el material virgen.

La piel sobrante se lleva con un extractor a una unidad briquetadora que las compacta y la convierte en briquetas que se llevan a una planta incineradora externa. Empleando este método es posible recuperar 13 gramos de policarbonato de un CD original que pesa 15 gramos, un 90 por ciento. Para mantener la calidad del material recuperado, Universal Manufacturing & Logistics sólo recicla en su planta de Hannover lo que produce por sí misma.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS