Bayer quiere potenciar la marca Makrolon

El policarbonato cumple 50 años

Redacción PU15/06/2003
Exactamente el 16 de octubre de 2003 se cumplirán 50 años desde que la empresa Bayer AG de Leverkusen patentara lo que el químico Hermann Schnell (1916 – 1999) había inventado en la factoría de Uerdingen de la empresa, en Alemania: el policarbonato (PC), un plástico resistente y transparente con el que se fabrican CD, planchas resistentes al impacto para construir invernaderos y tejados, productos electrotécnicos y electrónicos, biberones y botellas para leche, láminas para aplicaciones técnicas y difusores para faros de vehículos. Sin embargo y como ya ocurrió años antes con el cine, que inventaron “a la vez” a ambos lados del Atlántico, Thomas A. Edison y los hermanos Lumiere, el policarbonato también se inventó casi al mismo tiempo en Estados Unidos, en este caso de la mano de GE Plastics.
El nombre de Hermann Schnell (1916-1999) está asociado firmemente al policarbonato. Una vez doctorado en la Universidad de Friburgo —su tutor fue el legendario descubridor de la química macromolecular y premio Nobel, Hermann Staudinger—,

Schnell ingresa en la factoría de Leverkusen de Bayer AG, como colaborador científico. A principios de 1953 se hace cargo, dentro del mismo grupo, de la dirección del recién creado laboratorio de la factoría de Uerdingen. Ahí prosigue los ensayos iniciados en Leverkusen, experimenta con poliéster y fosgeno gaseoso y, a pesar del escepticismo de muchos de sus colegas, a mediados de 1953 consigue un nuevo material de la familia de los polímeros, el policarbonato.

Casi al mismo tiempo se logra también éxito al otro lado del “charco”, pues también allí se descubre el policarbonato. La carrera norteamericana para obtenerlo se había iniciado en los laboratorios de la división de plásticos del grupo General Electric (GE). Se sintetizó igualmente a base de éster de ácido carbónico y ofrecía un espectro de cualidades sobresalientes. En el transcurso de negociaciones, las empresas interesadas del Viejo y del Nuevo Mundo aclararon de común acuerdo la situación resultante. El éxito del policarbonato que se vislumbraba desde un principio dejó espacio suficiente –presumiblemente– para la actividad de ambos competidores.

foto
Hermann Schnell (1916-1999) inventó el policarbonato hace medio siglo

30 por ciento del mercado

Un vistazo a las estadísticas muestra lo rápidamente que creció el policarbonato desarrollado por Bayer (al que llamaron Makrolon). Cuando empezó la producción en 1958, se producían 40 toneladas mensuales de este material en la planta de Uerdingen. A finales del año 2002, la cifra se ha incrementado hasta las 550 toneladas (¡cada día!). La producción mundial de Bayer es de unas 740.000 toneladas, distribuidas entre cuatro plantas: Krefeld Uerdingen (Alemania), Antwerp (Bélgica), Baytown (Estados Unidos) y Map TA Phut (Tailandia), además de la próxima planta de Caojing en China. Bayer posee el 30 por ciento del mercado de los policarbonatos, que, en total representó un consumo mundial de dos millones de toneladas en el año 2002, incluyendo el que se utiliza en mezclas. Durante los próximos años, Bayer Polymers espera un crecimiento de mundial de entre el 7 y el 9 por ciento anual.

Makrolon empezó su carrera en 1958 principalmente como un material resistente al calor para carcasa eléctricas, si bien en la década de los sesenta se empleó mucho en aplicaciones como vasos y platos irrompibles, envases para leche, bandejas y enchufes. En los setenta, la plancha de Makrolon se hizo popular en el sector de la construcción. para una gran variedad de aplicaciones “vidriadas”. A principios de la década de los ochenta, este material se empezó a usar en la sanidad en aplicaciones como la hemodiálisis o la cirugía invasiva del corazón. Otro hito importante, quizá el más reconocido, fue el nacimiento de disco compacto en 1982, hecho con este policarbonato. En la actualidad, al menos uno de cada tres compactos emplean Makrolon.

A principios de la década de los noventa, este policarbonato fu sustituyendo al vidrio en los faros de los coches y en 1992, las botellas retornables de Makrolon debutaron en Europa. En 1996 surgió el DVD (Digital Versatile Disc), que, con 4,7 gigabites, multiplica por siete la capacidad de un CD. Este nuevo compacto obligó a Bayer a desarrollar nuevos grados de Makrolon para satisfacer necesidades aún más exigentes de producción.

En 2002, Makrolon se empleaba en aplicaciones eléctricas y electrónicas, que representaban el 28 por ciento del consumo, soportes ópticos (24 por ciento), el sector de la construcción (15 por ciento), y la industria de la automoción (9 por ciento). La mayor parte del resto (un 16 por ciento), se empela en mezclas para construir carcasas y cubiertas para la industria eléctrica y electrónica.

‘Made of Makrolon’

foto
Makrolon está en todas partes. Difícilmente transcurrirá un día sin que se maneje un producto hecho con este material, aunque generalmente ni nos percatemos de ello. Sin embargo, Bayer quiere cambiar esta situación reforzando la marca Makrolon mediante acuerdos con las firmas que lo emplean.

Esta estrategia cae en la cuenta de que los consumidores finales no pueden saber que clase de plástico compran porque siempre forma parte de un producto acabado. En el año 2000, Bayer empezó a llegar a acuerdos con otras compañías que emplean Makrolon para que etiquetaran sus productos con un made of Makrolon, que Bayer Polymers quiere convertir en sinónimo de sello de calidad. Las compañías también introducirán información acerca de este policarbonato en sus anuncios, páginas web y ferias donde acudan.

Las firmas que han firmado este acuerdo son Uvex Sports, que fabrica cascos para bicicletas, visores y gafas para deportes, y el productor francés de gafas de sol Julbo. También están las pantallas holográficas de G+B pronova o los suelos para oficinas de RS Office.

Bayer Polymers también coopera con la firma austríaca Capsnap y la turca Watertek, productoras de botellas de agua. En el área de los compactos se encuentra MMore International, Euro Digital Disc Manufacturing (DataTrack), Nashua Media Products y MPO-Media (HiSpace). En el sector sanitario destaca la firma Rösch y sus inyecciones sin aguja.

El policarbonato se puede transformar casi por cualquiera de los procedimientos corrientes en la industria del plástico: en forma de granulado en máquinas de moldeo por inyección, en la extrusión y en procesos de soplado por inyección y de moldeo por rotación

En deportes, Makrolon se ha empleado tanto para hacer los puntos de saque en el golf (desarrollados por el golfista Nick Faldo), hasta para la cubierta del RheinEnergie Stadium en Colonia (Alemania), donde se jugarán algunos partidos del Campeonato Mundial de Futbol 2006.

El futuro

Cincuenta años después del nacimiento de Makrolon, las perspectivas son mejores que nunca. Bayer Polymers está trabajando con diversos socios de todo el mundo del campo de la investigación y la industria en diversos proyectos nuevos. Un ejemplo son los discos Blu-ray, soportes de datos con una gran densidad de almacenaje. Las filas de minúsculas hendiduras que portan los datos —conocidas como pits u hoyos— y las distancias entre éstos ocupan la mitad que en un DVD. Esto significa una capacidad de almacenamiento de 25 gigabites, 40 veces más que en un CD convencional. Además, es perfectamente concebible que las nuevas gamas de Makrolon se empleen también en la producción de soportes de almacenamiento, llamados Surface Recording Discs, que tendrán una capacidad de unos 100 gigabites, es decir, cuatro veces más que el Blu-ray.

En el campo de la automoción también se han desarrollado nuevos proyectos. El primero de estos componentes que se fabricó en la línea de producción fue la ventana trasera triangular del modelo Smart. Los fabricantes de automóviles están muy interesados en las posibilidad que ofrecen los policarbonatos en el campo del diseño, como techos completamente transparentes o ventanas con funciones integradas como luces o cubiertas.

Makrolon es adecuado también (buenas propiedades mecánicas y ópticas, resistencia al calor) para la producción de la fibra óptica empleada en los sistemas de comunicación de muchos vehículos.

Bayer Polymers pretende aumentar su capacidad de producción en todas sus plantas en los próximos años. Solo en Europa, el objetivo es producir 1.000 toneladas de Makrolon por minuto en el año 2005

También es posible emplear fibras de polímero para la fabricación de grandes pantallas para monitores sin líneas divisorias (y por tanto mayor calidad de imagen). Estas fibras pueden entretejerse en tejidos para hacerlos “inteligentes”. Algunos especialistas incluso están considerando la posibilidad de crear ropa interior que controle el pulso y las funciones vitales de quien las lleve. Otras aplicaciones futuristas hablan de emplear películas de Makrolon en las etiquetas de la ropa que informen a la lavadora acerca de la temperatura del agua o cantidad de detergente adecuado a cada prenda.

Bayer también ha desarrollado la tecnología Smart Surface Technology junto con la firma suiza Lumitec AG. Se emplea para fabricar, en una sola operación, piezas de plástico de tres dimensiones que brillan por sí mismas, sin una fuente de luz separada, cuando se le aplica una corriente eléctrica. Estos componentes pueden emplearse en el interior de automóviles para los paneles de control de la luz y la calefacción, carteles de “salida de emergencia” o para iluminar las paredes o el suelo de una piscina.

En vista de todo esto, Bayer Polymers pretende aumentar su capacidad de producción en todas sus plantas en los próximos años. Solo en Europa, el objetivo es producir 1.000 toneladas de Makrolon por minuto en el año 2005.

Qué es el policarbonato

Bayer ofrece policarbonato de la marca comercial Makrolon. Este material, una síntesis de bifenol A y ácido carbónico, se distingue por la elevada transmisión lumínica, una buena estabilidad de la forma a 135ºC (hasta 145ºC en el caso de productos reforzados con fibra de vidrio) y altos valores de tenacidad y resistencia a la tracción. La alta estabilidad dimensional y la magnífica capacidad de aislamiento eléctrico son los sumandos que forman la suma de las virtudes de dicho material que, según DIN, se especifica como "compuesto de moldeo termoplástico amorfo". Aplicando armaduras de fibras de vidrio se consigue una rigidez muy efectiva, junto con la excelente estabilidad dimensional.

El policarbonato se puede transformar casi por cualquiera de los procedimientos corrientes en la industria del plástico: en forma de granulado en máquinas de moldeo por inyección, en la extrusión y en procesos de soplado por inyección y de moldeo por rotación. Los semiproductos de policarbonato es posible conformarlos y plegarlos aplicando calor suficiente o por el proceso de embutición profunda, por ejemplo para confeccionar envases de innumerables tipos. Tanto los semiproductos como los productos acabados pueden ser transformados, entre otras operaciones, por aserrado, taladrado, fresado, torneado, cepillado y corte. Igualmente es posible pintarlos, aplicarles vapores metálicos al vacío, rotularlos con láser e imprimirlos del modo clásico.

Curiosidades

Makrolon es ideal para soportes ópticos. Desde que se fabricó el primer compacto hasta principios del 2003 se han fabricado con él el equivalente a una cadena de 5,4 millones de kilómetros, catorce veces la distancia de la tierra a la luna.

La información digital de un CD se guarda en forma de “pits” (hoyos), que son ranuras microscópicas de 0,5 micrómetros y una longitud de 0,83 y 3,05 micrómetros. Para hacerse una idea, si un compacto fuera tan grueso como alta es la catedral de Colonia, un pit tendría el tamaño de una caja de fósforos. Esto da una idea del tipo de material que se ha de emplear para mantener una precisión constante de estas características. Además, la próxima generación de soportes (el Blu-ray) multiplicará por dos la densidad de información.

Makrolom también se emplea en el deporte profesional. Por este motivo Georg Hackl, triple campeón olímpico en bobsled, felicitó a Bayer en el cincuenta aniversario de este producto ya que con él se fabrican los visores de las cápsulas que se emplean en este deporte.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

VI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaAndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS