Posicionamos su web SEO / SEM

M.A. Hanna abre una nueva planta de compuestos para cables

Ibon Linazisoro01/11/1999


Con capacidad para 10.000 T/a duplica la ya existente

La apuesta de M.A. Hanna por reforzar su presencia en el campo de los compuestos para cables queda de manifiesto en la creación, hace ya tiempo, de un equipo de personas centrado específicamente en estas cuestiones. Ahora, una nueva planta ubicada en Melle (Alemania), en la que se incluye un centro tecnológico para el desarrollo y ensayos de comportamiento de los cables, evidencia definitivamente su compromiso con el sector del cable.

."Lo que no sepas, te puede matar". Este es uno de los lemas que sostiene Wilhelm Huus-Hansen, Director de Desarrollo de Mercado del equipo conocido como Wire & Cable Polymer Systems dentro de M.A. Hanna, una multinacional activa en América, Europa y Asia en diversos campos relaciones con los plásticos y los cauchos. Y se refiere a la importancia de la corrección de los cables en un incendio, su capacidad para no propagarlo o para que los gases que emanan de la combustión no sean tóxicos.

Es en este entorno industrial en el que la empresa vende sus compuestos y es a él al que van dirigidos los compuestos retardantes de la llama y libres de halógenos comercializados con la marca ECCOH, que se producen ya, desde estos últimos meses del 99, en la nueva planta alemana.

El nuevo complejo, preparado para producir 10.000 T/a, dobla la capacidad europea de la compañía en la producción de compuestos libres de halógenos y retardantes de la llama, ha requerido una inversión de 1.500 Mpts e integra un centro de desarrollo técnico. Este centro, con dos líneas de extrusión de cable, equipamiento de laboratorio y de I+D, está pensado para apoyar a los clientes en el desarrollo de nuevos productos, así como para permitirles que prueben los productos fuera del tiempo de producción.

Philippe Hardy,Director General de M.A. Hanna Wire & Cable Polymer Systems (W&CPS) en Europa, piensa que la posibilidad de probar las aplicaciones "permitirá acelerar la salida al mercado, en una industria que busca constantemente formas de reducir los costes y mejorar las prestaciones".

El mercado de compuestos para cables

El mercado de los compuestos libres de halógenos y con bajo nivel de humo y gases (LSFOH - low smoke and fume zero halogen) supera los 150.000 Mpts, y, cada vez más, se utilizan para sustituir los compuestos de PVC por motivos medioambientales y de seguridad. Klaus Lien, Product Manager de W&.CPS, afirma: "Nuestra previsión es que la actual tasa de crecimiento anual del 10% para los compuestos LSFOH se mantendrá".

En buena parte ese crecimiento se produce en la sustitución del PVC, cuyo consumo anual en el sector europeo del cable es de aproximadamente 1 MT (200.000 T es PVC retardante de llama y 800.000 PVC normal). Otro dato interesante es el que indica un consumo anual en Europa de 60.000 T de LSFOH, de las cuales entre un 15 y un 20% podría ser la cuota de mercado de M.A. Hanna.

Pero morder un pedazo de esa tarta de 200.000 T de material retardante que ahora está ocupado por el PVC es uno de los objetivos de la nueva planta. Lo tienen más fácil en países como el Reino Unido, Suiza o los nórdicos, donde el uso de materiales retardantes de la llama es más frecuente. Otros, como España, Alemania, Francia o Italia, siguen rigiéndose todavía por cuestiones de costes, y encuentran en el PVC su material ideal.

LS (low smoke) hace referencia a que la formación de humo es limitada en comparación con el PVC y el PE. Flame retardant (retardante de llama) significa que el compuesto contiene hidratos que evitan el fuego y zero halogen que no contiene halógenos.

Los LSFOH no emiten gases corrosivos en caso de incendio, no afectando así a órganos respiratorios o a instalaciones sofisticadas. Además, al formar menos humos, hacen más fácil la huida ya que se pueden ver las rutas de salida, reducen el pánico y, como consecuencia de todo ello, el número de heridos. Además, la propagación de la llama es también inferior.

Sin embargo, también tienen sus puntos negativos, ya que este tipo de compuestos pueden costar más o menos el doble que el PVC, aunque es cierto que el coste total del cable acabado no tiene por qué ser muy superior. Otros puntos negativos son las dificultades en el procesado, la necesidad de utilizar útiles especiales, su menor resistencia a los productos químicos y unas propiedades mecánicas inferiores a las del PVC y las del PE.

W. Huus-Hansen detecta los siguientes impulsores de compuestos LSFOH: la creciente conciencia de la gente debida a catástrofes ocurridas, la presión de las compañías aseguradoras (en Finlandia, por ejemplo, las aseguradores reducen sus tarifas en la industria de construcción de barcos si se demuestra que se trabaja con materiales retardantes), la reducción de costes, las normativas de cada país y los grandes proyectos de infraestructuras.

M.A. Hanna Co., con sede central en Cleveland (EE.UU.) alcanza un volumen de negocios de unos 345.000 Mpts, con actividades en compuestos de plástico, sistemas de color y aditivos, compuestos y aditivos para caucho y distribución de resinas de plástico y plásticos técnicos conformados.

En la actualidad está pasando de ser una compañía basada en productos a una organización orientada al cliente, lo cual da origen, por ejemplo al grupo de Wire & Cable, que no existe como entidad jurídica y que se nutre de los productos de algunas de las empresas que pertenecen al grupo, como Wilson ECC, Melos y So.F.Ter. Este tipo de productos se comercializan en España por Tribase y tiene clientes como BICC, Pirelli o Alcatel.

En M.A. Hanna, aunque no involucrada en el negocio del cable, se encuentra la española Polibasa.

 

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS