Más colorido y ligereza en el supermercado

01/03/2000


El carro de supermercado de plástico de la empresa Comital s.r.l. puede dotarse de motivos individualizados y teñirse por un precio módico. Por consiguiente, los supermercados pueden integrar en él sus planes publicitarios y de imagen, es fácil. No hay que olvidar que el Durethan BKV 130 W1, una poliamida reforzada con fibra de vidrio, es la última razón que hace que el carro no sólo sea atractivo a la vista, sino además estable, ligero y silencioso.

El abanico de propiedades del Durethan convenció a la empresa Comital s.r.l., con sede en Racconigi (norte de Italia), cuando en 1996 iba tras el material ideal para carros de supermercado realizados exclusivamente en plástico. Actualmente, la empresa comercializa el modelo Misterdolly, del que se realizan en Durethan BKV 130 W1 la cesta, el bastidor, la barra de empuje y los extras, así como la silla abatible para niños. Por la incorporación de un elastómero, esta poliamida de altas prestaciones resulta más tenaz que las poliamidas convencionales. Una refuerzo del 30 por ciento de fibra de vidrio aporta al mismo tiempo una mayor rigidez. Por otro lado, los estabilizadores a la intemperie impiden que el material expuesto a la radiación solar y a la lluvia pueda perder con el tiempo su atractivo aspecto.

Ventajas para el comercio y los clientes

El Misterdolly da mucha libertad de colorido. Cada cadena de supermercados puede presentar su modelo inconfundible. Los carros convencionales tienen que pintarse por ejemplo con el color o el logotipo de la empresa, esta operación implica un coste; en cambio el Durethan se suministra desde el principio en cualquier color que se desee.

Por otro lado, los sistemas antirrobo funcionan con mucha mayor fiabilidad en el nuevo carro de plástico. En efecto, el metal de los carros convencionales apantalla las ondas electromagnéticas, lo cual dificulta el intercambio de señales entre las etiquetas antirrobo y los paneles detectores situados detrás de las cajas. Por esta misma razón, hay sistemas revolucionarios de facturación en caja que actualmente se están probando por ejemplo en empresas de Inglaterra y Sudáfrica y que sólo funcionan con carros de supermercado no metálicos. En estos sistemas, el cliente introduce el carro en una esclusa que lee de una vez todas las etiquetas del precio de todos los artículos y emite la factura de los mismos: no hace falta sacar todos y cada uno de los artículos del carro y depositarlos sobre la cinta transportadora de la cajera para, después de la lectura de sus etiquetas individuales, volver a introducirlos en el carro.

Los clientes valoran del carro de plástico sobre todo que sus 15,8 kilos significan la mitad de un carro convencional del mismo tamaño. Empujarlo y dirigirlo cuesta menos. Además no traquetea cuando rueda sobre pavimento rugoso o choca con una estantería. El Durethan tiene un sonido agradable y apagado.

Grandes exigencias de material

A pesar de todas las ventajas, el Misterdolly no sería competitivo si pudiera objetarse que en cuanto a estabilidad es peor que los modelos metálicos.

El perfil de exigencias de los carros metálicos se ha definido en la norma EN 1929-1. El carro tiene que aguantar por ejemplo una carga de 270 kilogramos durante 24 horas sin sufrir daños. Debe superar además diversas pruebas dinámicas, que simulan el choque con el canto de un bordillo o el impacto de una lata de conservas caída desde el estante más alto.

Las propiedades de los metales no sufren cambios en el intervalo de temperaturas en el que previsiblemente se utilizará el carro de supermercado, por lo tanto la norma EN 1929-1 no prevé pruebas relacionadas con la temperatura. Sin embargo, el comportamiento de los plásticos puede variar considerablemente entre -30°C y +60°C. Por ello, la Inspección Técnica alemana (TÜV) en colaboración con Bayer ha definido criterios adicionales para conceder el certificado de Seguridad Probada. Por ejemplo, el Misterdolly tuvo que demostrar que puede aguantar un peso de 180 kilos a 60°C durante una hora. A -30°C se le exigió que, cargado con 40 kilos, descendiera una rampa con velocidad creciente y aguantara sin daños el posterior choque con una barrera.

Sin embargo, el plástico destinado a carros de supermercado no sólo tiene que superar pruebas mecánicas. En él se transportan muchos alimentos no envasados, por ejemplo verduras. Además, los niños pequeños pueden tener la ocurrencia de lamer el carrito. Por ello, el material del carro no debe contener ninguna sustancia que pueda liberarse y provocar un daño sanitario. Desde el punto de vista jurídico-alimentario, el Durethan es inocuo, inalterable a la saliva y al sudor. Supera también los ataques de por ejemplo ácido acético o detergentes agresivos que pudieran verterse, porque su resistencia química es extraordinaria.

 

El panel del airbag del copiloto en el BMW 5

El BMW 5 cuenta con un panel para el airbag del copiloto que está hecho con un nuevo compuesto de poliamida Bergamid.

Aunque los materiales elastoméricos están siendo muy utilizados para los paneles de airbag del conductor, ubicados en el volante, los airbags para el copiloto plantean otros problemas para el diseñador, porrque tienen que ser concebidos como una parte estructural del sistema, dado que normalmente van montados en el propio salpicadero. Esto significa que, por ejemplo, cualquier fuerza ejercida por el pasajero sobre la zona del airbag debe ser aceptada dentro de unos límites.

Para el BMW 5 se pusieron la tenacidad y la rigidez como objetivos principales.

 

Juntas de ventanillas que eliminan piezas

El caucho Santoprene utilizado para el encapsulado de las ventanillas laterales del Mercedes Clase M permite la eliminación de multitud de piezas, ya que se incorpora en el diseño un componente de estanqueidad, al tiempo que sigue existiendo un componente de acabado.

En el proceso, el vidrio se encapsula por moldeo por inyección de caucho Santoprene y el módulo completo de la ventanilla se envía a la planta de Daimler Benz, donde se ensambla el utilitario deportivo de cuatro puertas ML320.

 

Pantallas acústicas con PMMA

Por primera vez en Alemania, el PMMA de Barlo se utiliza para las pantallas acústicas con una longitud de 3 kms a lo largo de una autopista. Más de 500 placas a lo largo de diferentes tramos con un espesor de 20 mm dan un aspecto particular a los laterales de esa autopista.

Las placas Barlo XT fueron sometidas a pruebas para aplicaciones de pantallas acústicas. Los principales valores medidos son la absorción acústica, la resistencia contra incendios y la resistencia contra la presión del viento.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS