Ángel Luis Bautista, Presidente de Cicloplast

01/11/1997
El objetivo es reciclar el 10% de los envases plásticos urbanos

Ángel Luis Bautista
Presidente de Cicloplast




En esta entrevista Ángel Luis Bautista asegura que el objetivo de reciclado del 10% establecido para el prime año es ambicioso, y que ha sido fijado, expresamente, para que el sector se conmueva. No existe obligación de recuperar el 10% el primer año, pero se ha fijado para dinamizar el sector. Además, en estas dos páginas abordamos cuestiones delicadas relacionadas con los aspectos comerciales de todo el entramado de Ecoembalajes y Cicloplast.

¿Cuál es el objetivo fundamental de Cicloplast?

Cicloplast nació, de hecho, con anterioridad a la ley de envases, como resultado de la preocupación que muestra el sector de plásticos por proteger el entorno ambiental. El objetivo de Cicloplast es, como especifica la ley de envases, garantizar el retorno de materiales plásticos y contribuir a su reciclado y valorización.

Cicloplast se compromete a velar por el cumplimiento de los objetivos específicos de valorización y reciclado que la ley de envases establece. Asimismo, está participando en el sistema integrado multimaterial creado para tal fin en España, Ecoembalajes España, S.A.

¿Cómo se ha llegado a fijar el importe del punto verde de 19,56 ptas por cada kilogramo de plástico?

En los estatutos de Ecoembalajes España, S.A. (Ecoembes) se establece la constitución de tantas comisiones técnicas como materiales se emplean en el envasado. Estas comisiones técnicas presididas por el máximo responsable de cada una de las sociedades que representan a cada material (Cicloplast en el caso de los plásticos, Arpal en el del aluminio, Ecoacero con relación a los metales, etc.), tienen como finalidad fijar el valor del punto verde y controlar la asignación de los fondos obtenidos a las estrategias que van a permitir cumplir con los objetivos establecidos por la Directiva Europea.

La metodología utilizada para llegar a los valores del punto verde aprobados por la Comisión Delegada de Ecoembes, celebrada el pasado mes de diciembre, ha sido la estimación en base a las experiencias realizadas (Sasieta, Córdoba, Barcelona, etc.) de los extracostes que para un Ayuntamiento representa la recogida selectiva frente al método tradicional de enviar todos los residuos a un vertedero. Este extracoste se corrigió en función a los factores siguientes: el universo de población que se puede alcanzar el primer año de funcionamiento del sistema, el porcentaje de eficacia y el nivel de adhesión del sector envasador de Ecoembes.

Como Ecoembes y las sociedades de materiales son entidades sin ánimo de lucro, al final del ejercicio va a existir un balance económico cuyo equilibrio, superávit o déficit, informará si éste difícil primer cálculo realizado del punto verde, ha sido acertado o está por encima o por debajo de las necesidades del sistema. Ello permitirá su corrección para el ejercicio siguiente acercándolo de una forma más ajustada a los costes reales del sistema.

¿Cuánto se pagará por cada kilogramo de plástico recogido a través de los residuos sólidos urbanos a las entidades municipales?

El punto verde establece el valor por kg de material utilizado que los envasadores aportarán a Ecoembes. Aquellos lo trasladarán a las empresas distribuidoras para que éstas a su vez la recuperen del consumidor final. Con esta contribución todos estamos participando en la recuperación más idónea de nuestros residuos, ya que todos somos a fin de cuentas consumidores finales, preocupados por nuestro entorno.

La Ley española establece la obligatoriedad para Ecoembes de pedir la autorización para ejercer su actividad a las Comunidades Autónomas. En este sentido, se están iniciando conversaciones con todas las CC.AA. Para fijar la compensación que éstas deben recibir en 1998 para iniciar el sistema de recogida selectiva. Estas, a su vez, deben dividir los fondos recibidos entre los distintos Ayuntamientos, que son los protagonistas reales, pues son los que de forma directa recogen los residuos y los ponen a disposición de la sociedades de materiales, que son las obligadas por la Ley a la retoma de los residuos.

¿Qué objetivo de recogida se han fijado para 1998?

En el campo de los plásticos nos hemos fijado un objetivo de recogida del 10% de los envases plásticos procedentes de residuos sólidos urbanos (RSU). La mitad de ese volumen se estima que se recuperará mediante el reciclado mecánico y la otra mitad mediante valorización energética.

El reciclado no siempre tiene sentido desde el punto de vista medioambiental. Se debe evitar el hecho de reciclar por reciclar. Para que tenga algún sentido económico o medioambiental tiene que haber una demanda del material reciclado, para que el reciclado no resulte en un almacenamiento de material cuya producción ha consumido energía sin ninguna posibilidad de uso posterior.

Se está priorizando en los avances de la tecnología del reciclado químico (feedstock). La industria de plásticos considera que el reciclado químico proporcionará en el futuro un significativo aumento de la valorización.

El reciclado, en consecuencia, nunca debe ser la única solución. Una combustión limpia con recuperación energética proporciona una segunda vida a aquellos plásticos que, por motivos económicos y medioambientales, no pueden ser reciclados o reutilizados.

¿No es un objetivo muy ambicioso, teniendo en cuenta que ahora penas se recogen el 2% de los envases plásticos procedentes de RSU?

Realmente es un objetivo muy ambicioso. Lo hemos fijado, expresamente, para que el sector se conmueva. Se trata de una estrategia premeditada. Nadie nos obliga a recuperar el 10% el primer año; lo hemos fijado para dinamizar el sector. Si no nos proponemos utopías, no llegaremos a cumplir el objetivo mínimo que exige la ley.

Ese 10% del que he hablado, de todos modos, se refiere a finales de 1998 y no es un promedio de todo el año.

A este 10% de los plásticos procedentes de los residuos sólidos urbanos hay que añadir el 10 ó 12 % que se estima que ya se recoge de plásticos procedentes de los residuos industriales, con lo que en el primer año ya habremos superado el 20% de recogida. ¿Es así?

En el estudio patrocinado por la Fundación Plásticos y Medio Ambiente, que ha sido adquirido por Cicloplast, dada la presunción de independencia y altruismo que cabe esperar de una fundación, se estima que actualmente se recicla mecánicamente en España cerca de un 6% de los residuos generales, tanto industriales como domésticos. A ello habría que añadir un 4% de valorización con recuperación energética.

Cicloplast, dado que los datos anteriores se refieren al ejercicio 1994, va a contratar un nuevo estudio, que al proporcionarnos los datos reales para 1997, nos indicará el verdadero esfuerzo que el sector tiene que realizar para cumplir los objetivos obligados por la Directiva Europea y su correspondiente legislación española.

Quisiera enfatizar algunas de las conclusiones que se hacen en el estudio de la Fundación Plásticos y Medio Ambiente. En el mismo se dice que, para alcanzar la metas propuestas en el 2001, la estrategia a seguir pasará por varias vías, tales como:

  • Incremento de la capacidad y modernización de la industria recicladora.
  • Aumento el número de las plantas de selección y clasificación.
  • Rápida instalación de un número suficiente de contenedores amarillos, aproximadamente uno por cada 1.000 habitantes.
  • Incremento del número de plantas de recuperación de energía, extendiéndolas de forma homogénea por todo el Estado.

El cumplimiento de estos objetivos permitirá al sector no sólo cumplir con los objetivos propuestos por la Directiva Europea, sino estar preparados para los restos ambiciosos que se programarán a partir del 2001.

¿Están ya concretados todos los detalles de la facturación del envasador al distribuidor?

Todos los aspectos comerciales derivados de la implantación del punto verde son objeto de reuniones intensas, diría que casi diarias, entre los envasadores y distribuidores, porque es un tema que preocupa mucho. Son temas importantes, pero son fundamentalmente de índole administrativo y no afectan al sistema integrado de gestión. El punto clave, que es el coste del punto verde por envase, ya está fijado para todo el año 1998, y este valor no puede ser objeto de negociación entre las partes, es decir, es como un impuesto que no entra en los términos de negociación que siempre lleva consigo una transacción comercial.

¿Se espera que haya incremento del IPC debido al punto verde?

Estimo que el incremento del IPC debido a la implantación será del orden del 0,1% una sola vez.

¿Seguirán entregándose gratuitamente las bolsas de plástico en los supermercados como hasta ahora?

El punto verde de las bolsas las pagará el distribuidor porque es a la vez el envasador. Lo que está aún sujeto a negociación y dependerá de cada distribuidor es si él asume el coste del punto verde o lo repercute al consumidor final.

La recuperación de los envases plásticos conlleva una mayor oferta de plástico reciclado ¿Cómo está previsto fomentar el mayor consumo de este material reciclado?

Desde luego hay que hacer un gran esfuerzo imaginativo para encontrar nuevos mercados para el plástico reciclado. Lo que hemos propuesto, y Ecoembalajes ha aprobado, es la dotación de un fondo de 100 MPtas para 1998 que se destinará a impulsar proyectos de investigación y desarrollo que fomenten nuevas aplicaciones y mejoren las características de los materiales reciclados.

Esta cantidad es para todos los materiales reciclados, pero el sector de los plásticos, por sus características y dinamismo, estimamos que es el más susceptible de presentar un mayor número de proyectos.

Empresas o entidades relacionadas

Cicloplast, S.A.
Ecoembalajes España, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS