El PoliPropileno alcanza la mayoría de edad

01/07/1997
Tiene los mayores índices de crecimiento de poliolefinas

Los mercados de PP se consolidan en todo el mundo

La demanda europea de PP supera desde 1994 la de PEBD


La versatilidad en los procesos de transformación y su elevado número de aplicaciones hacen que el polipropileno sea la poliolefina por excelencia en todo el mundo y la que registra los mayores índices de crecimiento. Para los próximos años, la demanda prevista en Europa de polipropileno supera el 5% anual frente al nulo aumento del polietileno de baja densidad y el aumento del 3,9% del polietileno de alta densidad.


El polipropileno, con una capacidad de producción global prevista de 28 MT para 1998, lidera el mundo de los plásticos. En la actualidad duplica el volumen generado a principios de la década, como consecuencia de su elevada demanda, que se prevé del 5% anual hasta el 2005.
En España, la capacidad nominal de producción de polipropileno se sitúa en 680.000 T/año, con plantas de Basf, Hoechst y Repsol Química. Es esta última compañía la que produce más de la mitad del polipropileno español, gracias a la puesta en marcha de la planta de Tarragona. Las capacidades respectivas de las distintas plantas pueden verse en la tabla 1.
El polipropileno está considerado como un material plástico en plena fase de crecimiento, a diferencia del resto de plásticos de gran consumo, como el ABS, poliestireno, polietileno de alta densidad, PVC o polietileno de baja densidad, que ya han alcanzado su fase de madurez y tienen tasas de crecimiento menores.

El más demandado

La popularidad del polipropileno en la última década entre los transformadores hace que desde 1994 se demande más polipropileno que polietileno de baja densidad, que hasta entonces era el más demandado. Ahora, la demanda de polipropileno se sitúa en unas 6 MT/año mientras que la de polietileno de baja densidad está estabilizado en cerca de 4 MT/año.
Para el año 2005, las previsiones apuntan a que en Europa la demanda de polipropileno sea de 9 MT/año, más que duplicando la de polietileno de baja densidad. Incluso, el polietileno de alta densidad, que es una poliolefina que hace diez años se consumía alrededor de 2 MT/año, superará a partir de 1998 en Europa al polietino de baja densidad, como se deduce de los distintos índices de crecimiento expresados en la tabla 2.



Esta elevada demanda prevista ha hecho que muchas compañías hayan ultimado o estén en fase de construcción de plantas de polipropileno en Europa. Aparte de Repsol Química, las compañías Amoco, Appryl, DSM y Solvay han completado en los últimos meses plantas de polipropileno en Europa y varias más, como BSL-Dow, Eko Chemicals, Montell y Petrofina, están construyendo o tienen planeadas construir otras más.
En España, el proyecto más inminente entre los conocidos es el de Dow Chemicals, que quiere construir una planta de polipropileno en el polígono de Tarragona antes del año 2000. Se estima que tanto en tamaño como en inversión la planta de Dow será muy parecida a la recientemente inaugurada por Repsol Química, aunque los planes aún están en fase de proyecto. La tecnología empleada será probablemente la misma que la de Repsol Química, porque Dow tiene un acuerdo de licencia también con Montell.

Alianzas estratégicas

En el mismo complejo de Tarragona, Repsol Química y Hoechst tienen una planta a partes iguales de polipropileno. Pese a que Basf y Hoechst han llegado a un acuerdo para unir sus negocios de polipropileno, de momento no se vislumbran cambios en el funcionamiento de la planta conjunta de Repsol Química y Hoechst., según Enrique Locutura, consejero delegado del polígono de Repsol.
Los acuerdos del pasado mes de octubre, mediante los cuales Basf y Hoechst decidieron unir sus negocios respectivos de polipropileno y Dow Chemical anunció un compromiso con Montell para inicialmente comercializar su polipropileno y posteriormente convertirse Dow en un gran fabricante de polipropileno -de ahí sus inversiones en el complejo alemán de BSL y después en Tarragona en lo que respecta a Europa- indican la amplitud e importancia estratégica del producto.
Pese a estas alianzas estratégicas y a la construcción de nuevas plantas, la mayoría de los analistas piensan que el mercado dista de estar saturado. En todo caso, el problema puede venir de la falta de materia prima, en especial de propileno, aunque también se están produciendo ampliaciones de los crackers para paliar la previsible escasez a corto plazo.
La incógnita principal de cara a los próximos años está, de todos modos, en el precio. En el último año, como consecuencia del exceso de demanda, el precio se ha mantenido en un nivel elevado y se espera que siga así a corto plazo. A medio plazo, sin embargo, ya es más difícil de prever porque al imparable aumento de demanda le sigue el incremento paralelo de la oferta, con lo que habrá en algunos momentos exceso de oferta y de demanda.

Crecimiento de la demanda

En España, la demanda de polipropileno ha crecido muy deprisa en los últimos años. El consumo aparente de polipropileno en España fue en 1996 de 400.000 T, lo cual supone un 17% de crecimiento respecto a 1995, según los datos recientemente compilados por ANAIP. Enrique Gallego, responsable del análisis de las cifras en la Confederación de Empresarios de Plásticos (ANAIP), alerta que este 17% de aumento se refiere al consumo aparente, que es la cantidad de polipropileno que adquirieron los transformadores españoles el año pasado, gran parte del cual fue exportado en forma de productos terminados y semielaborados.
España es un exportador tradicional de polipropileno y ahora lo será más con la nueva planta de Repsol Química. En 1996, las exportaciones se situaron en 210.000 T frente a unas importaciones de 175.000 T y la producción ha pasado de 300.000 T en 1991 a 433.000 T el año pasado, como se detalla en la tabla 3.


La elevada versatilidad del polipropileno en los procesos de transformación, tanto de extrusión como de inyección, explica la creciente demanda del material y su penetración en mayor número de aplicaciones. El polipropileno se utiliza cada vez más como plástico de ingeniería y también en aplicaciones más comunes. El tener un coste muy competitivo y ser fácilmente reciclable acaba por ser decisorio en muchos casos en favor del polipropileno.

El automóvil, motor en España

El sector del automóvil es, en España, la mayor aplicación del polipropileno, con el 24% del consumo aparente total. Después vienen las fibras y filamentos, con el 18%, las piezas industriales, con el 10%, y filmes con el 9% y piezas de menaje con otro 9%. Este desglose de las aplicaciones del polipropileno en España, con una fuerte penetración en el automóvil, es debido, sin embargo, a que España es uno de los grandes productores de componentes de automoción. En Europa, el uso del polipropileno en el automóvil está extendido pero no en tanto proporción, como se ve en las tablas 4 y 5.





En términos generales, sin embargo, el polipropileno gana terreno en las aplicaciones técnicas, sustituyendo a plásticos de ingeniería, y en aplicaciones de gran consumo, como pueden ser envases. En cuanto a tecnologías, está repartido casi a partes iguales entre extrusión e inyección, con poca incidencia por el momento en la inyección-soplado.En tuberías, por ejemplo, está ganado terreno muy rápidamente, y se prevé que dentro de pocos años será al material de referencia para las tuberías domésticas, arrinconando al cobre.



Lluís Alonso
Tabla 1. Capacidad de producción de polipropileno en España
Productor Localización de la planta Capacidad
Basf Española Tarragona 120.000
Hoechst Ibérica Tarragona 100.000
Repsol Química Puertollano (Ciudad Real) 120.000
Repsol Química Tarragona 190.000
TDP(Repsol-Hoechst) Tarragona 150.000
Capacidad total en España 680.000
Fuente: ANAIP y Repsol Química. Capacidad nominal en T/año (abril 97). Tabla 2. Demanda europea de poliolefinas (1985-2005)
Tipo Tasa de crecimiento anual medio
1985-1995 1995-20005
PP 9,2% 5,1%
PEAD 6,7% 3,9&
PEBD 1,2% 0%
Fuente: Repsol Química.
Las tasas de crecimiento de 1995-2005 son estimadas. A partir de 1994, la demanda de PP es superior a la de PEBD. Antes de fin de siglo se espera que la demanda europea de PEAD sea superior a la de PEBD, que desde hace años está estabilizada en 4 MT/Año.
Tabla 3.Evolución del sector de polipropileno en España
Año Producción Importación Exportación Consumo aparente
1993 298.085 111.416 186.863 222.638
1994 390.128 134.460 232.637 291.951
1995 418.510 145.439 222.995 340.953
1996 432.693 175.027 209.087 398.633
Fuente:ANAIP. Cifras en Toneladas Tabla 4. Aplicaciones del polipropileno en Europa occidental
Film 18%
Fibra / Rafia 16%
Lámina 5%
Mono / Multifilamento 5%
Fleje 2%
Tubería 2%
Otros 5%
TOTAL EXTRUSIÓN 53%
Envases 12%
Automóvil 9%
Menaje 6%
Muebles 5%
Electrodómesticos 4%
Juguetes 2%
Otros 6%
TOTAL INYECCIÓN 44%
TOTAL SOPLADO Y OTROS 3%
Fuente: Repsol Química Tabla 5.Principales mercados del PP en España
Film 9%
Sacos y rafia 4%
Láminas 5%
Fibras / Filamentos 18%
Automóvil 24%
Tapones 6%
Piezas industriales 10%
Menaje 9%
Moiliario 7%
Otros 7%
Fuente: ANAIP. Cifras de 1995 Tabla 6. Mercado mundial del polipropileno en 1995
Región Capacidad Producción Consumo
Europa Occidental 5.920 5.460 4.960
Asia 5.001 4.149 5.329
Estados Unidos 4.753 4.301 4.193
Japón 2.616 2.435 2.080
Latinoamérica 1.295 1.044 1.53
Europa del Este 906 535 365
Oriente Medio 500 482 440
Canadá 320 299 280
Africa 230 195 240
Oceanía 315 240 185
TOTAL 21.854 19.140 19.125
Fuente: Chem System (cifras en miles de toneladas)

Empresas o entidades relacionadas

Plastics Europe Ibérica
Repsol Química

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS