Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

José María Alegre - Asesor técnico ANARPLA - Una nueva etapa para el reciclado

01/05/1997
Una nueva etapa para el reciclado

José María Alegre
Asesor técnico de Anarpla





José María Alegre es doctor en Ciencias Químicas y ha desarrollado su carrera profesional en el sector de los termoplásticos y durante los últimos 20 años en el reciclado. Desde su actual gabinete técnico ejerce la asesoría técnica de la Asociación Nacional de Recicladores de España (Anarpla). Como director de empresa ha tenido la oportunidad de conocer bastantes industrias de reciclado europeas y el año pasado participó en el equipo que realizó el estudio sectorial del reciclado en España. En este artículo nos explica la situación actual del sector de reciclado español y los nuevos retos a los que se enfrenta.

La normativa legal para la actividad industrial del sector de transformación de materiales plásticos se está ampliando en estos últimos años y cada vez resulta más compleja la elaboración de proyectos técnicos para la instalación de equipos. La normativa técnica de seguridad eléctrica y de trabajo, la de prevención de incendios, las normativas de servicios de los polígonos industriales, el vertido de aguas sobrantes, son controles cada vez más rigurosos que ejercen las Administraciones públicas y que están llevando, cada vez más, a cierto grado de especialización por parte de los consultores que gestionamos documentos técnicos para las industrias.

Si además nos centramos en el sector del reciclaje mecánico de materias plásticas, vemos cómo los recuperadores y recicladores, es decir, el sector industrial de reciclado mecánico, asiste a un cambio de su entorno administrativo y social mucho más fuerte. Hace unos años, el reciclado podía calificarse como una industria auxiliar de la transformadora e idónea para fabricar productos como bolsas de basura o tuberías de riego. Se hablaba de materiales "limpios" y "para lavar" que, añadidos como adjetivos al retal o al desperdicio, eran suficientes para identificarlos y fijar un precio de compraventa o, simplemente, rechazarlos y llevarlos al vertedero si eran "malos".

Fase de evolución

Actualmente, este sector toma relevancia como actividad de servicios, con dos etapas diferenciadas: la de recogida o recuperación y la de valorización o reciclaje, ambas bajo el concepto general de gestión de residuos. Se está en una fase en evolución, que se origina en el momento en que la Comunidad Europea actúa sobre los residuos de envases y embalajes al elaborarse la directiva 94/62/CE y ésta se implanta como ley en los diferentes Estados de la Unión Europea.

La industria tradicional recuperadora y recicladora está formada por un conjunto de un centenar de empresas más una red de almacenes que adquieren y clasifican materiales, más un conjunto de empresas constructoras de maquinaria y de talleres auxiliares especializados. Tiene que contemplar, con cierta extrañeza después de 30 años de actividad, cómo toda una serie de instituciones y personas pasan a analizarlas, a opinar sobre lo que tienen que hacer y dejar de hacer, reglamentarla y crear la impresión de que se estaba en una situación de "ausentes" y sin capacidad de respuesta, imagen que no corresponde a la realidad. Italia cuenta con unas 200 empresas de reciclaje, España un centenar, Francia unas 50 y Alemania ha vendido tradicionalmente sus desperdicios a Italia. Tan mal estábamos? Es el propio sector del reciclado el que percibe la sensación de que las actuaciones externas se están produciendo sin planificación, con informes dispersos y propuestas de estudios y ensayos sobre temas ya conocidos dentro del sector.

Los nuevos parámetros del entorno industrial, además de los ya existentes de regulaciones administrativas e industriales y los de mercado que son los que rigen el actual sistema de recogida-capacidad-demanda, vienen provocados por la futura exigencia de dar un mayor tratamiento a la valorización de materiales postconsumo y especialmente a los procedentes del envase y embalaje. Dando por bastante resuelta la recuperación de retales y restos industriales, queda por mejorar la recuperación de la fracción de plásticos postconsumo doméstico o de residuos sólidos urbanos. Con ello se ha creado la expectativa de que la recogida selectiva de los residuos sólidos urbanos permitirá recoger más plásticos y de forma más eficiente, evitando su destino a vertedero, pero al que habrá que gestionar su valorización y darle una aplicación (crearle un mercado) con el reciclado mecánico, energético o químico.

Proceso de reflexión

Dado que estos temas han pasado a ser de ámbito europeo, se está procediendo a toda una revisión o reflexión sobre los mismos. La legislación y reglamentación oficial que está apareciendo publicada hace necesario revisar la terminología y conceptos a que se aplican las palabras residuos, residuo final, subproducto, recortes, etc. que llevan aparejados unas posibles condiciones de utilización, seguimiento administrativo y justificación de sus destinos para poder reflejar documentalmente si se cumplen las directrices de tasas de reciclado de residuos.

Las distintas posibilidades de valorización que se abren con el reciclaje energético y el químico harán necesario establecer unas especificaciones técnicas para cada uno de los materiales residuos, ya sean monoproducto o mezclas de postconsumo. Debe definirse muy bien qué materiales son aptos para el reciclado mecánico y cuáles deben gestionarse por otros procedimientos de valorización de residuos, sin crear falsas expectativas de que todo debe y puede ser reciclable. También debe definirse muy bien en qué condiciones unos materiales deben ser considerados residuos y en cuáles son un subproducto o materia prima secundaria para un proceso de tranformación.

También se impone la aplicación de normativa para caracterización de las granzas de reciclado con implantación de sistemas de aseguramiento de calidad. Los comités de CEN y de Aenor están en pleno trabajo de generación de documentos. Falta encarar los conceptos de malas propiedades e imagen de los productos reciclados que algunos sectores insisten en prodigar.

Creo, pues, patente que que los industriales productores de materiales vírgenes, transformadores, recuperadores, recicladores y productores de restos y residuos de materiales plásticos deben reflexionar en conjunto sin recelos mutuos. Todos ellos tienen experiencia y medios que aportar. Las Administraciones centrales y autonómicas, así como instituciones existentes con anterioridad, han dado lugar a nuevas plataformas de diálogo y grupos de trabajo que están en acción. Entramos en una nueva etpaa para el reciclado.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Normalización y Certificación
Asociación Nacional de Recicladores de Plástico

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS