Una etapa fundamentalmete especulativa

01/11/1996
El coste de las materias primas plásticas representa un porcentaje bastante elevado del precio final de venta del producto. Tanto para el transformador como para el fabricante, el precio de compra y de venta de la materia prima puede suponer un beneficio o una pérdida importante para uno u otro. El transformador difícilmente puede repercutir el precio del producto final a su cliente en función del precio de la materia prima: si compra a buen precio o acapara materia prima cuando prevé que el precio va a subir y acierta, tiene mayor beneficio. Si hay más demanda que oferta, el productor puede aumentar tranquilamente el precio de la materia prima y vender con márgenes elevados.

Con motivo de la fuerte crisis de hace cuatro años, los grandes fabricantes paralizaron las nuevas inversiones y se produjo dos años después un exceso de demanda que llevó a un incremento notable de los precios. Desde hace un año, las empresas químicas invierten en nuevas plantas, por lo que es pevisible un nuevo exceso de oferta dentro de uno o dos año y una baja generalizada de los precios de los principales polímeros. En el último año se ha completado casi el ciclo completo: fuerte baja en invierno de 1995, fuerte subida en primavera de 1996 y estancamiento en verano a un nivel relativamente alto.

La pregunta del millón es: qué pasará en los próximos meses? Una premisa es que la demanda de producto final no se reactiva, ni en España ni en Europa; así pues, los movimientos de precios serán fundamentalmente especulativos. Los almacenes de los transformadores tienen suficiente producto y los precios en general no incitan ni a comprar ni a dejar de comprar: lo lógico es que los transformadores compren justo lo que necesiten. Y los fabricantes, mientras estos pedidos sean del mismo orden que la producción, tampoco presionarán excesivamente al alza. Siempre, claro está, en términos "macro", porque si un fabricante tiene una avería o pierde un cliente importante, puede alterar el equilibrio metaestable. Por no hablar de factores difíciles de explicar, como, por ejemplo, el reciente desplome del precio del PET, que ha pasado en un año de unas 350 a 150 pesetas por kilo.

Lluís Alonso

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS