Posicionamos su web SEO / SEM
La electrónica orgánica e impresa se expande hacia nuevos mercados y nuevas aplicaciones

Componentes electrónicos de plástico: el futuro del sector en la K 2010

Redacción Interempresas15/09/2010

15 de septiembre de 2010

Emisores de luz o convertidores de energía inteligentes y flexibles: los clientes esperan con impaciencia los productos del futuro. Muchos de estos prototipos se presentan en esta edición de la K, la feria del plástico y el caucho, que se celebra este año entre el 27 de octubre y el 3 de noviembre en Düsselforf (Alemania). La transformación de la luz en energía y la conductividad eléctrica son parte del futuro de una industria del plástico que está experimentando un gran cambio gracias a la electrónica. Células solares flexibles basadas en materiales plásticos, baterías impresas, materiales inteligentes o bioanálisis en chips de plástico serán productos de gran demanda en un futuro próximo.

"Los componentes electrónicos de plástico ofrecen nuevas oportunidades para el progreso tecnológico, con procesos inteligentes y materiales”, explica Klaus Hecker, director general de la base en Frankfurt de la Organic Electronics Association (OE-A), grupo de trabajo internacional perteneciente a la Asociación Alemana de Fabricantes de Maquinaria (VDMA).

La electrónica impresa y orgánica, en sintonía con el sector plástico

La electrónica orgánica e impresa cuenta con el respaldo de la industria del plástico. “Esta combinación de plásticos y electrónica, inimaginable hace un siglo, ha traído un nuevo impulso y se está abriendo nuevos mercados”, explica Thorsten Kühmann, director general de la VDMA. Sin duda, la electrónica de polímeros puede ayudar a la UE a alcanzar sus ambiciosos objetivos climáticos.

El mercado de la electrónica de polímeros

La electrónica basada en polímeros transforma el plástico en un material de alta tecnología, en el cual muchas industrias tienen puestas sus esperanzas. Según las conclusiones de las investigaciones de mercado realizadas por ambas organizaciones, se prevé un aumento en el volumen de negocio de los actuales 1.500 millones de euros a cerca de 250.000 millones en los próximos 20 años, impulsado por la energía fotovoltaica orgánica, las pantallas OLED (diodos orgánicos emisores de luz), los transistores de luz e impresos y las memorias de datos.

La inversión, que ascendió a 2.200 millones de euros el año pasado, se duplicará para el año 2015. Están surgiendo nuevas fábricas, y se estima que existen más de 2.000 empresas en todo el mundo relacionadas con las diversas ramas de la electrónica orgánica e impresa, con Alemania y Europa como principales protagonistas.

Material con futuro

Los polímeros se convertirán en el material del futuro en la electrónica. Cargadores de baterías, sombrillas y bolsas de transporte transformarán la luz en energía y reducirán la actual dependencia de las redes eléctricas existentes. La necesidad de tener a mano un cargador para el móvil o de buscar desesperadamente un enchufe en el compartimiento de un tren serán cosas del pasado.

“Nos encontramos ante un proceso totalmente nuevo para la producción masiva de la electrónica”, explica Hecker. “Los nuevos componentes para los aparatos electrónicos son flexibles, delgados y ligeros, pero, al mismo tiempo, son fuertes y baratos”, subraya el experto en electrónica orgánica e impresa.

Productos con futuro

Las aplicaciones van desde envases ligeros y revolucionarias formas de iluminación hasta una fuente de alimentación universal, códigos que los falsificadores no podrán duplicar y que garantizarán que los productos son genuinos y originales; etiquetas que harán sonar una alarma cuando el producto haya superado su fecha de caducidad; componentes electrónicos que se autosuministrarán su propia energía...

Los expertos predicen un crecimiento en la demanda de tecnologías de iluminación alternativa. Los mercados buscan luz difusa, fuentes de luz plana que puedan integrarse en amplias superficies.
Las capas de plástico no son lo suficientemente duraderas hasta la fecha, ya que el oxígeno y la humedad atacan el material. La solución parece encontrarse en un OLED flexible encapsulado en una capa delgada de material, fabricado en una planta de recubrimiento al vacío de rollo a rollo. Fondos de escritorio emisores de luz y marquesinas, así como carteles de publicidad interactiva y mapas de calles ya son hoy una realidad.
En el campo de la tecnología médica, se está investigando para que en los envases de los medicamentos quede registrado si los pacientes se los están tomando o no. Mientras, se producen miles de millones de tiras de prueba de glucosa de un solo uso cada año. Las pantallas OLED se emplean cada vez más en los teléfonos móviles y, muy posiblemente, se desarrollarán en un futuro pantallas OLED que establezcan nuevos estándares de calidad de imagen, consumo de energía y necesidad de espacio. Como ejemplo, citar que el televisor Sony es de sólo tres milímetros de espesor.
“La electrónica de polímeros será cada vez más común en los próximos cinco años”, asegura Hecker con convicción. En este sentido, Kühmann añade: “La electrónica orgánica e impresa está encontrando nuevos mercados y nuevas aplicaciones”.
El último informe de la OE-A dice que, después de haber hecho grandes avances en materia de investigación y desarrollo, más y más ramas de esta joven industria se están produciendo en serie. “Una tecnología joven necesita una asociación fuerte que vele por sus intereses”, afirma Andrew Hannah, vicepresidente de OE-A y CEO de Plextronics.

Desde hace cinco años, esta red altamente dinámica de las empresas internacionales e institutos de investigación proporciona “visibilidad internacional”, un hecho de “incalculable valor” para la tecnología y las empresas que la producen.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS