Jaume Mora
Grupo PVC de ANAIP

Jaume Mora tiene un cuidado exquisito en no entrar en planteamientos comerciales ni en atacar a otros materiales en... - Actualidad" /> Jaume Mora - Grupo PVC de ANAIP - Plástico

Jaume Mora - Grupo PVC de ANAIP

01/09/1996
"El PVC es un producto muy polivalente y de gran accesibilidad social"

Jaume Mora
Grupo PVC de ANAIP

Jaume Mora tiene un cuidado exquisito en no entrar en planteamientos comerciales ni en atacar a otros materiales en beneficio del PVC. Su línea argumental es principalmente técnica y científica y se basa en destacar las cualidades intrínsecas del PVC, que hacen que sea un material muy versátil y socialmente muy accesible. Rechaza de plano las acusaciones que unamultinacional ecológica radical hace del PVC y las considera totalmente injustificadas, como lo prueban los numerosos estudios científicos existentes. A su juicio, el hecho de que la molécula del PVC contenga cloro es una gran ventaja estratégica, porque supone una menor dependencia del petróleo. Por lo demás, el cloro es omnipresente en los medicamentos y fuente de salud y bienestar.


Jaume Mora es ingeniero químico por el Instituto Químico de Sarriá (IQS) y ha realizado estudios de postgrado en la Escuela Superior de Materias Grasas de París y trabajos de investigación en el Instituto de Química Orgánica del IQS. Esta formación académica química la ha complementado con el programa de dirección de empresas del IESE.

La mayor parte de la actividad profesional de Jaume Mora se ha llevado a cabo en multinacionales del sector químico americanas, alemanas y, especialmente, francesas. Está trabajando en el grupo Elf-Atochem desde hace veinte años y ahora es coordinador en España de Medio Ambiente Productos de la compañía. También es el representante de Elf Atochem del Grupo PVC de ANAIP y uno de sus portavoces.

¿Por qué se creó el Grupo PVC de ANAIP?

El Grupo PVC de ANAIP se creó para comunicar a diferentes audiencias -Administraciones públicas, medios de comunicación y, en general, a la sociedad- las características del producto que fabricamos y que se utilizan en una gran variedad de aplicaciones.

Se trata de un grupo de trabajo que trata de reagrupar la información científica que existe sobre el tema del PVC y sus aplicaciones a nivel mundial e intentar transmitirlas de una manera ordenada y sintetizada a las diferentes audiencias a las cuales nos dirigimos.

Nuestro objetivo principal es investigar, poner a punto el proceso de fabricación del PVC, desarrollar aplicaciones adecuadas y después comercializarlo.

Últimamente nos hemos dado cuenta que somos el objetivo de los ataques, fundamentalmente, de una multinacional ecologista radical que está implantada en todo el mundo y que tiene unos presupuestos multimillonarios. Por ello nos hemos visto obligados a estructurar las respuestas enb base a toda la documentación científica que existe sobre las diferentes aplicaciones del PVC.

¿Cuándo se creó el Grupo PVC de ANAIP?

El Grupo se estructuró a finales de 1993. Llevamos trabajando, pues, hace tres años.

¿Quiénes son los miembros del Grupo?

El Grupo está constituido por los tres fabricantes de resina de PVC que existen en España -Aiscondel, del grupo Aragonesas, Hispavic, del grupo Solvay, y Elf Atochem-, así como el productor portugués Cires y el fabricante español EVC. Actualmente, pues, somos cinco miembros.

Así, ¿los transformadores y los recicladores de PVC no forman parte del Grupo?

Las puertas están abiertas. El Grupo PVC de ANAIP no está restringido a los fabricantes pero es un grupo de trabajo. Los miembros destinan una buena parte de su jornada al estudio del polímero. Los transformadores y recicladores tienen otras preocupaciones y por eso es difícil integrarlos en una tarea constante.

La producción española de PVC, ¿cubre las necesidades de su mercado interior?

La producción española de PVC es aproximadamente autosuficiente, en el sentido de que sirve para abastecer las necesidades del mercado interior. Se producen, sin embargo, importaciones y exportaciones de material, aunque en cantidad relativamente poco importante.

¿Cuál es la producción española de PVC?

El punto de referencia de la producción española es de 400.000 T/año.

D¿esde cuando se fabrica PVC en España? ¿Tiene España tradición en cuanto a la fabricación de PVC?

Las primeras producciones industriales de PVC en el mundo datan de los años treinta. Se fabrica PVC en España desde los años sesenta. Es por tanto un polímero muy bien conocido por el mercado español y por las empresas que lo transforman.

¿Cuáles son las características diferenciadoras del PVC?

El PVC es un producto de gran accesibilidad social. Es un producto polivalente, con grandes ventajas en cuanto a sus aplicaciones y en cambio asequible para la mayoría de la población.

El PVC es un polímero con multitud de aplicaciones, tanto rígidas como flexibles. Entre las rígidas se encuentran las tuberías, perfiles, botellas para líquidos no gaseosos y blísters de medicamentos. Entre las flexibles están los cables eléctricos, los rollos de lámina flexible y aplicaciones médicas como bosas de sangre, suero y guantes quirúrgicos.

La diferencia entre el rígido y el flexible es que el PVC flexible incorpora en su formulación la resina y un plastificante, que es el producto que lo hace blando.

Respecto a su balance energético, ¿cómo resulta el PVC comparado con otros materiales plásticos?

El PVC es el único polímero que no procede en su totalidad del petróleo. El cloruro de vinilo, el monómero base del PVC, se obtiene a partir de la sal común en un 57% en peso y del petróleo en un 43%.

Desde un punto de vista de utilización de recursos, dado que el petróleo es un recurso escaso, el balance del PVC es altamente favorable. El consumo energético para la fabricación del PVC es del mismo orden que el de los otros plásticos.

De la sal común, además del cloro, se obtienen otros productos colaterales altamente estratégicos, como la sosa y el hidrógeno. La sosa sirve para fabricar papel, aluminio, vidrio y detergentes, y el hidrógeno para hidrogenar grasas y fabricar margarina.

Greenpeace sostiene que en varios países está prohibido el uso del PVC...

Esta afirmación es rotundamente falsa y demagógica. Dentro de la Unión Europea no existe ningún pais que prohiba el uso del PVC en ninguna de sus aplicaciones. Únicamente Suiza ha prohibido la comercialización de aguas minerales envasadas en PVC por razones comerciales (en Suiza no se fabrica PVC). Así pues, quede claro que no es por razones sanitarias.

En el tema del envasado de aguas minerales y demás productos alimenticios las legislaciones de cada país son muy estrictas. En España las autoridades sanitarias han establecido una lista positiva de todas las sustancias autorizadas por su inocuidad para la fabricación de envases de plástico (PVC incluído) para alimentos. Esta lista que data de 1982 se revisa periódicamente. La última revisión ha tenido lugar este año. Téngase en cuenta que los envases alimenticios de PVC se fabrican in situ; así las botellas para agua mineral y aceite alimenticio se moldean en el mismo manantial y en la fábrica aceitera respectivamente, por lo cual la garantía de asepsia es absoluta. Los ciudadanos deben estar pues absolutamente convencidos respecto a la inocuidad de los envases plásticos. Su salud está garantizada.

¿Se recicla el PVC?

Sí, desde siempre. En las fábricas donde se transforma la resina de PVC en objetos diversos, los recortes coladas y mazacotas se reciclan en la misma factoría o bien en instalaciones de recicladores especializados. Proceden análogamente los instaladores de objetos de PVC, singularmente en la construcción o trabajos públicos.

Respecto a los objetos de PVC postconsumo, por ejemplo las botellas usadas de agua mineral, aceite comestible, vinagre, etc., el reciclaje es técnicamente factible y se realiza de hecho, como otros materiales, en aquellas zonas donde se procede a una recogida selectiva de los residuos sólidos urbanos. A partir del material reciclado de PVC se producen tuberías (producto de larga vida y por tanto aplicación de interés ecológico), suelas de zapato, conexiones de tuberías, artículos diversos e incluso jerseys.

Existen en España numerosas empresas de reciclado de PVC pertenecientes a la Asociación Española de Recicladores (ANARPLA), las cuales reciclan desde botellas de agua hasta cubiertas de cables eléctricos.

¿Por qué piensa que Greenpeace ha escogido el PVC como el plástico más indeseable?

Las razones últimas por las cuales una asociación emprende una campaña sólo las sabe ella. Ahora bien, lo que nosotros percibimos y podemos pensar es que el PVC es el único polímero que no está hecho en su totalidad a partir del petróleo. El 57% del peso del PVC es cloro obtenido a partir de la sal común y como la química del cloro es uno de los ejes básicos de la campaña de Greenpeace, entonces el PVC es uno de los materiales atacados por esta multinacional ecologista.

¿Tan peligrosa es la química del cloro?

El ser humano vive en la atmósfera que, como sabemos, es una mezcla de gases, principalmente nitrógeno y oxígeno. En cambio no le es posible vivir inmerso en uno de ellos en estado puro. Así, por ejemplo, si alguno de nosotros entra dentro de una atmósfera en que sólo haya oxígeno, morirá. El cloro es uno de los elementos más abundantes de la Tierra y tiene una gran facilidad para combinarse. Por eso el cloro no se encuentra solo de manera natural y en cambio está presente en muchos productos cotidianos como en la sal común, de consumo indispensable para nuestro organismo y que se encuentra no sólo en las minas de sal gema sino también disuelta en el agua del mar. El 60% de los productos químicos y hasta el 85% de los productos farmacéuticos o bien contienen cloro en su molécula o interviene algún producto clorado en su fabricación.

El cloro es un elemento muy abundante en el planeta Tierra y es consustancial al progreso. Incluso las tecnologías de la información son posibles gracias al cloro: los chips se fabrican a partir de lingotes de silicio puro y este silicio se obtiene necesariamente de compuestos clorados. Rechazar el cloro es negar el progreso.

Otra acusación frecuente es que el PVC libera muchas dioxinas cuando se quema...

Esta afirmación trata de inducir al error a la opinión pública. Los resultados de numerosos estudios llevados a cabo por diferentes investigadores, expertos en el tema, coinciden en afirmar rotundamente que la presencia de PVC en el flujo de residuos a incinerar no influye en la formación de dioxinas.

Durante la quema inadecuada de basuras, en vertederos por ejemplo, pueden formarse dioxinas colateralmente. Ello es debido a la presencia de materia orgánica y de sal común en los restos de comida (pero no al PVC) y al hecho de que la combustión se efectúa a temperaturas relativamente bajas (las dioxinas se forman entre 250 y 450 grados).

Para obviar la formación de dioxinas en los procesos de combustión debe efectuarse la incineración de los residuos en instalaciones modernas, debidamente equipadas, cuyo proceso observe la regla de las tres T : Temperatura mínima de combustión alrededor de 850C, Tiempo de residencia mínimo de 2 segundos de los gases de combustión a esta temperatura y Turbulencia en exceso de oxígeno para asegurar la combustión completa. Estas instalaciones disponen además de filtros y de sistemas de depuración de humos para evitar la contaminación atmosférica.

Tanto es así que las incineradoras modernas son reductoras, sumideros de dioxinas, puesto que destruyen más del 80% de las dioxinas que arrastra la carga de basura a incinerar.

Así pues, no es de extrañar, tal como la prensa española se hizo eco a principios de julio, que una instalación moderna como la de Valdemingómez, a los pocos meses de su puesta en funcionamiento, todavía en proceso de ajuste, consiga ya unos niveles de emisión cercanos a 0,1 ng/m3, que es el nivel máximo de exigencia en algunos países de Europa como Alemania. La cuestión es: qué sentido tienen pues las manifestaciones alarmistas y demagógicas de Greenpeace?

No olvidemos tampoco que las dioxinas se forman espontáneamente en algunos fenómenos naturales, como la erupción de volcanes, incendios forestales y turberas.

Los estudios médicos han constatado que las dioxinas no tienen ningún efecto perjudicial grave para la salud humana, pese a que Greenpeace se ha esforzado en alarmar a la población respecto a esta sustancias. Sólo se ha detectado la aparición de cloracné, dolencia cutánea reversible que se ha curado en todos los casos, en situaciones donde el paciente ha estado expuesto a niveles anormales. Recordemos que las dioxinas se originan en cantidades infinitesimales (picogramos, billonésimas de gramo) y se hallan presentes en el medio ambiente a niveles de ultratrazas.

Por si puede ser de utilidad, me gustaría concluir con un mensaje tranquilizador: no desaprovecharé la oportunidad de asar mis chuletas a la brasa aunque el asar carne comporta también la formación de dioxinas: se trata de materia orgánica, sal común y temperaturas de cocción relativamente bajas. A fin de cuentas, los picogramos de dioxinas que puedan originarse están dentro del amplio margen de seguridad que ha establecido la Organización Mundial de la Salud sobre la dieta humana.

El PVC es un producto polivalente, con grandes ventajas en cuanto a sus aplicaciones y en cambio asequible para la mayoría de la población. El cloro es un elemento consustancial al planeta Tierra y es consustancial al progreso. Rechazar el cloro es negarse al progreso.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Nacional de Recicladores de Plástico
Plastics Europe Ibérica

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS