“El plástico proporciona un ahorro energético del 50% a la sociedad”

Entrevista a Ulrich Reifenhauser, presidente del Consejo de Expositores de la feria K de Düsseldorf

Ricard Arís28/06/2010
Ulrich Reifenhauser es un personaje más cercano de lo que su cargo institucional (presidente del Consejo de Expositores de la feria K) o su cargo profesional (presidente de la prestigiosa firma que lleva su nombre) podrían reflejar. Antes de una comida de presentación para periodistas que sirvió de reclamo para recordar la cercanía de la feria K de Düsseldorf (entre el 27 de octubre y el 3 de noviembre), nos concedió una entrevista, que les servimos a continuación. Esperemos que sea de su gusto.
foto

¿Cómo van los preparativos para el inicio de la feria K?

La verdad es que estamos contentos porque la contratación de stands ha sido muy buena este año ya que hemos llenado por completo nuestro espacio, consiguiendo el mismo tamaño que en la edición 2007. La edición anterior fue un éxito porque veníamos de un boom del mercado del plástico y ahora, aunque hemos pasado dos años con un fuerte descenso, estamos experimentando de nuevo un repunte, lo que provoca mayores ansias para presentar todas las novedades que se han preparado en este tiempo.

¿Y cuáles son las novedades que podremos encontrar en K?

Más y mejores máquinas, más eficientes y sostenibles con el medio ambiente, listas para procesar biomateriales. También encontraremos nuevas tecnologías y materiales como la nanotecnología aplicada a los plásticos, que es un campo totalmente nuevo, así como la combinación de materiales (composites), que han experimentado una gran evolución. ¿Habrá alguna revolución? No, no habrá ninguna revolución, pero sí una gran evolución de las tecnologías que ya conocemos.

¿Cómo se encuentra la situación del mercado de la maquinaria del plástico en Alemania y en Europa?

En 2009 tuvimos el peor año que podríamos imaginar, fue una caída brutal. Años atrás, hasta 2007, tuvimos un boom del mercado del plástico pero en 2008 sufrimos una caída dramática de entre el 40 y el 60%. Lo primero que hicimos los empresarios alemanes fue recortar gastos, después decidimos que teníamos demasiados trabajadores, pero en lugar de prescindir de todos ellos decidimos quedarnos con los mejores y a algunos de ellos, enviarlos a casa la mitad del tiempo. De ese modo el trabajador no pierde su trabajo y puede cobrar a la vez un subsidio de paro por el tiempo que no está trabajando. Así nos ahorramos también prescindir de buenos trabajadores que aportan mucho a la empresa. Por otra parte, eso ha provocado que el mercado no caiga en una profunda depresión y que ya experimentemos un ligero repunte. Aunque tenemos miedo de un nuevo descenso, con unos gráficos económicos en forma de sierra, los empresarios alemanes y europeos creemos que ha sido una buena política empresarial.

“Los bioplásticos tienen dos inconvenientes: En primer lugar, son un 30% más caros que la hechos a partir de petróleo y, aún más importante, el lobby del petróleo tiene una gran fuerza”

Parece eficaz...

Por supuesto. Además, hemos aprovechado este tiempo para mejorar nuestro I+D, así que cuando la crisis se acabe, tendremos algo interesante que mostrar a nuestros clientes.

¿Y cómo se ha financiado ese desarrollo en tiempos de crisis?

Muy sencillo. El 90% de las empresas europeas del mercado de plástico son familiares. Los managers son también los propietarios y entienden que si la compañía necesita dinero no pueden pedírselo a los bancos, porque les mandan a casa. Son empresarios que en buena medida han ganado un buen dinero y que, en caso de necesitarlo, han invertido en sus propias empresas. Gracias a este apoyo del empresariado a sus propias compañías, ha habido muy pocas bancarrotas en el mercado europeo del plástico. Incluso las compañías que acabaron fuertes antes de la crisis, pueden seguir siendo fuertes al salir de ella.

¿Cómo superó Alemania el estado de pesimismo en el que aún se encuentra España, en términos económicos?

Obviamente tuvimos nuestro periodo de depresión, esta ha sido la peor crisis en los últimos 50 años y eso afectó a nuestro empresariado. Pero afortunadamente, con las medidas que comenté anteriormente, hemos podido salir antes de este proceso de depresión económica, posiblemente porque nuestro país tiene una estructura industrial muy fuerte, que depende menos del mercado externo que España. Posiblemente por esta razón su país va a tardar un poco más en recuperarse de la crisis que Alemania.

Por lo que me comentaba antes, la crisis económica no ha afectado excesivamente a la feria K, en cuanto a expositores.

No, afortunadamente K 2010 ha coincidido con el repunte de la economía alemana. Hemos podido saltarnos el bache de la crisis que se ha producido entre la edición anterior y la de este año. De haberla organizado el pasado año, estoy seguro de que los números hubiesen sido mucho peores.

Cambiando de tema, ¿qué papel va a jugar la sostenibilidad en la feria K?

(Tras dudar unos segundos responde) Ha habido un gran debate sobre la sostenibilidad y el plástico. Durante mucho tiempo se ha considerado al plástico como un veneno para el medio ambiente, pero creo que ya se está superando. Existen tecnologías alternativas, como la de los bioplásticos, pero que son más caros que los hechos a partir de petróleo y representan tan solo un 0,3% del mercado. Pero tienen otro inconveniente que es necesario mencionar y es que se fabrican a partir de alimentos como la patata, es decir comida, lo cual deja dudas sobre si no sería más adecuado dedicar esos productos a alimentar al tercer mundo, en lugar de dedicarlos a fabricar plásticos.

Claro...

Además, a esta tecnología hay que hacerle dos matices. En primer lugar, es un 30% más cara que la hecha a partir de petróleo y, aún más importante, el lobby del petróleo tiene una gran fuerza y no está dispuesto a permitir que otros mercados le coman el terreno. Con todo ello, el consumidor reflexiona y llega a la conclusión de que no está dispuesto a pagar un 30% más por un producto que todavía no es tan bueno como el hecho a partir de petróleo. Aunque el petróleo es finito y eso puede cambiar con el tiempo.

¿El precio es el único factor?

No, no lo es, debemos tener también en cuenta que el plástico proporciona un gran ahorro energético a la sociedad. Si cambiásemos todos los productos plásticos por otros de madera, vidrio u otros materiales, necesitaríamos un 50% más de energía para subsistir. Hay muchos ejemplos de las aplicaciones prácticas del plástico: Las luces LED no pueden hacerse sin plástico, los aviones, los coches, los teléfonos móviles, todos llevan piezas de plástico que con otros materiales serían difícilmente utilizables.

Hablando de la aplicación práctica de los plásticos ¿están suficientemente utilizados en sectores como el de la construcción?

Aunque se podrían utilizar más, el plástico es un producto muy utilizado en la construcción, la mayoría de tubos están hechos de plástico, los materiales aislantes también y, en general, muchos de los productos destinados a cerramientos y ventanas son también de plástico. La construcción es el segundo sector donde más se utiliza el plástico, por encima de los vehículos y la electrónica, pero todavía por debajo del empaquetado de productos.

¿Por qué razón el slogan de PlasticsEurope es “El material del Siglo XXI”?

El mercado del plástico seguirá creciendo durante mucho tiempo y los materiales tienen todavía mucho margen de evolución. Piense que la tecnología del plástico se creó hace tan solo 50 años, por lo que su potencial es muy grande, comparado con el de otros materiales que se usan desde hace más de un milenio. Esta es la razón que nos llevó a escoger este eslogan porque, a pesar de que se inició y desarrolló en el siglo XX, el plástico tiene un camino muy largo todavía que vamos a recorrer en el siglo XXI.

“La tecnología del plástico se creó hace tan solo 50 años, por lo que su potencial es muy grande, comparado con el de otros materiales que se usan desde hace siglos”

Como experto en la extrusión ¿qué novedades piensa que podremos ver en la feria K en este campo?

Máquinas más rápidas, productos más delgados, mejores... Como le decía antes, no habrá una revolución en el sector, pero en la feria K encontraremos desarrollos de los productos que mejorarán en mucho el rendimiento de las empresas a la hora de hacer un trabajo para el que antes requerían más tiempo. Entre los nuevos desarrollos se encuentra la nanotecnología o los plásticos de ingeniería.

En el pasado Mundial de Sudáfrica dos productos plásticos han destacado por encima del resto y ambos por recibir críticas: el balón Jabulani y las famosas vuvuzelas. ¿Culpa de los plásticos?

(Se ríe) Sí, bueno, ¿qué puedo decir? Creo que el Jabulani es un balón muy rápido y quizá hubiera sido bueno que los jugadores hubiesen podido practicar con él un tiempo antes del mundial para que los jugadores no tuvieran tantos problemas para controlarlo. En cuanto a las vuvuzelas, creo que son un gran producto hecho de plástico y que cumple su función, que es precisamente hacer ruido.

Para terminar, ¿quiere lanzar un mensaje final para el sector?

Creo que quien esté en el sector del plástico no solo es afortunado sino que puede estar orgulloso de pertenecer a él, porque forma parte de un mercado que está en auge, que tiene muchísimo futuro y es, sin duda, uno de los más punteros. Zonas como Asia, India o los países árabes tienen una gran demanda de plásticos y eso hace que el futuro del sector esté más que asegurado.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS