Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Los suministradores de inyectoras opinan

Redacción Interempresas05/02/2010

5 de febrero de 2010

Tras la celebración de la ya tradicional reunión de proveedores de inyectoras, Interempresas-Plásticos Universales ha querido conocer la opinión de los principales suministradores españoles acerca de cuestiones actuales que preocupan al sector en nuestro país. Así, a todos ellos se les ha planteado las tres preguntas que se reproducen a continuación:
1. La reducción del consumo de las máquinas es una de las tendencias de las que más se habla. ¿Es una simple moda o realmente el transformador de plásticos español calcula con rigor sus costes de producción incluyendo el consumo energético?
2. Hablar del futuro es complicado. Pero, ¿se atreve a describir el panorama de la industria de los plásticos española en 2015?
3. ¿Sus principales argumentos de venta en 2010 pondrán en primera línea asuntos relacionados con los costes o con la técnica de la inyección?
Martín Cayre. Arburg.

“Aquellos que no sean capaces de evolucionar tenderán a desaparecer”

foto
1. En algunos casos es una moda y en otros realmente se calculan con rigor los costes de producción. Lo que es un hecho es que la factura de la luz ha aumentado significativamente en los últimos años y no parece haber tocado techo, por lo que cada vez es más importante la eficiencia energética. Sin embargo, a día de hoy hay otros factores que tienen una mayor influencia en los costes de producción como pueden ser la tasa de rechazo de la producción o la disponibilidad de máquina.
2. Va a producirse una selección natural en el mercado. Aquellos que sean capaces de especializarse, automatizar sus procesos y mejorar la eficiencia de su producción, utilizando modernas tecnologías, serán capaces de competir frente a muchos países de Europa del Este y Asia con unos costes laborales menores.

Estamos compitiendo cada vez más a nivel global, por tanto, aquellos que no sean capaces de evolucionar y seguir desarrollándose, tenderán a desaparecer.

3. A la hora de considerar una inversión, no sólo es importante tener en cuenta el valor de la ésta, sino la rentabilidad que nos puede ofrecer. Cada vez hay que afinar más y ser capaz de analizar más en detalle todas las componentes que influyen en los costes reales de fabricación. Desde Arburg ofrecemos tanto un producto estándar como un asesoramiento a medida del cliente, incluso ayudándole a hacer una estimación de estos costes reales y ofreciendo productos a medida de sus necesidades.
Agustín Durán. C.T. Servicio (Centrotécnica).

“No es que ahora estemos muy mal, sino que hace unos años se producía y se vivía muy por encima de lo que correspondía”

foto
1. Sin haber un cálculo riguroso, es indudable que el producir con los mínimos costes no es sólo una necesidad sino la diferencia entre ser competitivo y no serlo. Como en todo, tenemos diferentes tipos de transformador. No podemos comparar a las grandes empresas multinacionales que calculan y cuantifican al detalle sus costos de producción y beneficios con el pequeño inyectador que hay incluso con una o dos máquinas y que hace poco más que sobrevivir. En cuanto a firmas de tamaño medio, hay de todo, incluso quien cuenta con vetustas máquinas de alto coste, no sólo energético sino incluso de mantenimiento, pero que poco a poco van incorporando máquinas más modernas, única vía para poder seguir estando en el mercado. Sin duda, la empresa que hoy en día se mantiene a pesar de la profunda crisis sigue trabajando y alberga expectativas de futuro, ya que cuenta con maquinaria moderna. En el caso de que esta maquinaria tenga menos de 10 años y sea de una marca de primer orden, incorpora, sin duda, la tecnología necesaria para ahorrar energía de forma considerable, si la comparamos con máquinas más antiguas o versiones simples en el caso de algunas máquinas procedentes de China cuya principal virtud es sólo su precio de venta. El coste de la energía es un factor al que no se le da todavía la importancia que merece, aunque poco a poco los transformadores van dándose cuenta de su importancia.
2. La situación puede ser tan impredecible como lo era hace unos años esta crisis tan profunda y de tan larga duración. Sin duda, no llegaremos nunca a las cifras de 10 años atrás. La globalización se va asentando y la producción en general de bienes de equipo se ha extendido. Además, cada día se igualan más los salarios, necesidades y capacidad productiva de los diferentes países desarrollados (con notables diferencias, por supuesto), pero que se convierta de nuevo España en el gran productor del automóvil, como lo fue en su tiempo, o que la industria de la construcción sea tan grande; será difícil que suceda. El bucle de crecimiento fue muy grande y el bucle de la crisis lo está siendo también hacia el polo opuesto. Estas curvas de crecimiento y depresión se irán suavizando y en España, a 5 años vista, deberíamos tener una economía saneada, una industria productiva y eficaz, pero sin las puntas de años pasados que, si buenas para algunos, no eran lógicas, y así hemos derivado hacia esta situación. No es que ahora estemos muy mal, sino que hace unos años se producía y se vivía muy por encima de lo que correspondía, de ahí la gran diferencia. La venta de maquinaria en nuestro sector ha de alcanzar unos niveles lógicos, como lógica debería ser la industria, con maquinaria moderna y adecuada a cada proceso, con la eliminación de maquinaria obsoleta, con automatización y, sobre todo, especialización en productos, materiales o procesos determinados.
3. Por más que queramos promocionar las nuevas tecnologías aplicadas al sector (que no son pocas), los importantes argumentos técnicos, como el del ahorro energético, la mayor precisión y productividad de nuestras máquinas e incluso, dada la situación, el recorte en plazos de entrega dada la amplia disponibilidad de maquinaria producida e incluso de componentes almacenados para un montaje rápido, la realidad de las posibilidades económicas de los potenciales clientes, la falta de ayudas e inflexibilidad de las entidades financieras, hace que prime el valor de compra, la posible financiación directa e incluso el mercado de ocasión por encima de todo.

Nuestra firma continúa potenciando las recientes novedades presentadas por nuestras principales marcas representadas: Dr. Boy, Toshiba Machine e Italtech. El argumento técnico pero, sobre todo, de servicio postventa es nuestro estandarte. Cada día vemos como la batalla con la competencia se aleja más de la discusión técnica y se centra más en precio y forma de pago. Y, previsiblemente, a un año vista no va a cambiar mucho la situación, viendo también la gran oferta de maquinaria seminueva (o al menos moderna a muy bajo precio) disponible en el mercado por el cierre de muchas empresas, los grandes stocks de máquinas de los grandes productores y las unidades vendidas recientemente, financiadas y que al no poder ser pagadas por el comprador; cambian de manos a un valor bajo.

Antonio Muñoz. Coscollola Comercial.

“En 2015, la tendencia será alcista, pero no llegará a los niveles del pasado”

foto
1. El escenario actual de creciente aumento de los costes de la energía, más la cada día mayor preocupación por el medio ambiente, hace que los transformadores se inclinen de una manera clara por el ahorro energético. Estamos completamente seguros de que en la gran mayoría de empresas se contempla el coste energético de las máquinas. También es cierto que esta variable en algunas aplicaciones puede ser compleja de valorar.
2. Nuestros datos nos indican que la tendencia será alcista, pero no llegará a los niveles del pasado pues el mercado español de reducirá a un escenario donde los transformadores se especializarán mucho más.
3. Desde Krauss Maffei–Coscollola se apuesta decididamente por ambas variables, donde las nuevas tecnologías, fruto de las combinaciones de varios procesos productivos (inyección, extrusión y reacción), arrojan al mercado nuevas herramientas productivas como el Skin Form, Imc, Cover Form, Twin Form o X Form, que ofrecen a los transformadores una clara reducción de sus costes de producción y una clara mejora en la competitividad.
Isidoro Altés. Erinca.

“El transformador se tendrá que asociar con el moldista si quiere sobrevivir”

1. El transformador empieza a ser consciente de los costos de producción, aunque la realidad es que la tendencia de las máquinas eléctricas es más por su limpieza que por su ahorro. Lo que quiere el transformador es tener un buen molde y que la máquina no pare, porque sabe que el margen de beneficio está sobre todo en el promedio de todos los factores.

Es diferente cuando hablamos con empresas que tienen departamentos de ingeniería, a las que muchas veces tienes que ayudar a diseñar las piezas e incluso la aplicación de los materiales y colorantes.

2. La tendencia es totalmente a la baja. El panorama es que el transformador o hace un proceso de integración, montajes y asociación con algún moldista o saldrá del mercado. Por lo tanto, será otro tipo de transformador del actual.
3. Técnica de la inyección con la reducción de costos de personal. En definitiva, automatización y agrupación de la producción por islas de trabajo.
Joaquín Rabinad. Ferromatik.

“El panorama en el sector está cambiando ya hoy”

foto
1. La realidad hoy es que la falta de mercado para los transformadores ha relegado a un segundo término la inversión en reducción de costes energéticos en las empresas. En el cálculo de coste de la pieza inyectada en consumo energético tiene una influencia relativa, cojamos por ejemplo el coste de producir un tapón:
  • Material: 70 %
  • Energía: 7,0%
  • Molde: 6,5%
  • Máquina: 4,5%
  • Mermas: 1%
  • Otros costes: 11,0%
Las máquinas eléctricas proporcionan un ahorro importante de energía y precisión. Tenemos que saber con cuál de las dos podemos amortizar rápidamente el diferencial de precio de eléctrica a hidráulica. Si podemos reducir las mermas con la precisión la amortización es mucho más rápido.
2. Predecir el futuro no es fácil, y casi siempre, si lo hacemos, estamos influenciados por lo que vivimos hoy. Lo que es cierto es que la crisis ha acentuado la falta de confianza en el futuro, y esto paraliza muchas inversiones que afectarán a los transformadores y a todos en general. No olvidemos que la mayoría del incremento de trabajo que tienen los transformadores proviene de los que han ido cerrando. El panorama está cambiando ya hoy.
3. Sabemos que el mercado que habrá en el 2010 será para reducir costes, o en maquinaria que el transformador tenga nuevos proyectos y no disponga de ella. Por lo tanto, nuestros argumentos estarán encaminados hacia máquinas eléctricas y máquinas especiales.
Christal Berengena. Fultech España.

“El tejido industrial que se está destruyendo será muy difícil de recuperar en su totalidad”

foto
1. Para el inyectador es importante ser competitivo y amortizar la inversión en el menor tiempo posible. Un factor que afecta directamente, y que debe analizar el transformador de plástico, es el consumo energético de los equipos. Pero este consumo viene directamente condicionado por el proceso de inyección, tiempo de ciclo y tipo de material. Por este motivo, es fundamental que el proveedor aconseje y adapte sus equipos a las necesidades reales que tiene el inyectador. Cada vez más, las ventas deben ser más técnicas. Puntos sobre los que Fultech lleva años ya insistiendo y trabajando desde su ingeniería.

Para que el transformador de plástico nacional logre una óptima rentabilidad en sus procesos, a lo anteriormente comentando, se han de incluir varios puntos fundamentales: la automatización de los procesos cada vez se hace más imprescindible, al igual que la necesidad que el proveedor de maquinaria se involucre mucho más en el estudio, desarrollo, implementación y seguimiento de las instalaciones. Otro punto a tener en cuenta es que se debe garantizar a los inyectadores precios razonables en la asistencia técnica y en los repuestos de los equipos, y ofrecer a los inyectadores soluciones completas llave en mano.

2. Desde Fultech se considera que todo el tejido industrial que se está destruyendo será muy difícil de recuperar en su totalidad. Por ello, desde ya hace unos años, la ingeniería Fultech ha abierto mercado en nuevas zonas aplicando la misma filosofía que en España: ofrecer servicio personalizado y proyectos llave en mano con tecnología propia y a precios competitivos. Los mercados de América Latina y Norte de África son los principales destinos de los equipos Fultech. Y, en los próximos años, se seguirá con esta estratégica técnico comercial. La exportación y la inversión en I+D son los actuales pilares de esta ingeniería.
3. En 2010 Fultech seguirá con la misma estrategia comercial de los últimos años. La crisis no ha variado este punto, ya que los argumentos de esta ingeniería siguen siendo los mismos: ofrecer proyectos llave en mano donde se incluye la máquina de inyección, el diseño y fabricación del molde, robots, periféricos, asesoramiento y servicio técnico de calidad. Todo ello, basado en tecnología propia. Destacando que el hard y soft de los controles de las máquinas están realizados íntegramente por la ingeniería Fultech. Incluso, el driver de las máquinas servomotor es propio y se ha diseñado para poder tener el control directo del caudal y de la presión. A esto, hemos de sumar equipos de visión artificial y sistemas de captación de datos vía bluetooth. Esta tecnología da como resultado máquinas de inyección de plástico competitivas, avaladas por clientes de renombre, donde las máquinas Fultech cumplieron los cuadernos de carga establecidos.

Pero los clientes, tanto en España como en América Latina, valoran el servicio ofrecido y las buenas prestaciones de los equipos Fultech. Además, de ser la única empresa que garantiza bajo contrato disponibilidad de los repuestos del control durante toda la vida de la máquina, actualizaciones gratuitas y anuales del software del control y precios razonables en todos los repuestos. Este último punto, se debería destacar, ya que muchos inyectadores están mostrando su malestar por los precios abusivos en las reparaciones. Además, están observando que el precio de venta de las inyectoras está bajando, pero que el precio de los repuestos o de la hora de los técnicos, se ha incrementando de forma abusiva. Y esto afecta muchísimo a la viabilidad de los proyectos y a las nuevas inversiones, ya que es igual de importante comprar a buen precio, que tener la certeza de que el mantenimiento de la máquina tiene un coste razonable y asumible. En estos puntos, Fultech destaca positivamente.

En 2010 Fultech presentará novedades, añadiendo a su gama de inyectoras una máquina 100% eléctrica.

Jorge Serrano. Guzmán Polímeros.

“La reducción del consumo es una tendencia natural y necesaria”

foto
1. Es un factor que se tiene cada vez más en cuenta. Desde nuestra experiencia y siendo además uno de los puntos fuertes de nuestra maquinaria, el interés por el conocimiento del ahorro de consumo energético por parte del cliente es cada vez mayor. Es un concepto más a valorar en la toma de decisión de la compra de una máquina. Con el avance de la tecnología y, en particular, de las máquinas de accionamiento totalmente eléctrico, las diferencias varían desde el 50 al 70%, en función del proceso. Por tanto, estamos hablando directamente de un importante ahorro de costes, menos gasto y mayor eficiencia. Realmente es un hecho inmediato, que se ve desde el primer momento de utilización con una simple comparación.

No creemos que se trate de una moda, es una tendencia natural y necesaria que no solamente aparece en nuestro sector sino que se trata de un concepto general que se da en todos los sectores de producción e industriales. Tampoco es un hecho aislado y sólo referido a nuestro país, es global, está presente en el resto del mundo, en nuestros potenciales competidores.

2. Desde nuestro punto de vista se producirá en estos años una selección de los transformadores que provocará cambios importantes en nuestro sector. Desde la desaparición de muchos de ellos, hasta el cambio de filosofía y de concepto en muchos otros. Junto a este período de crisis tenemos que unir una competencia feroz por parte de otros mercados emergentes. Si las distintas empresas del sector no se hacen competitivas, el panorama puede ser muy negativo. Por ello, es muy importante cambiar y tomar decisiones que lleven a ese objetivo mediante el ahorro del consumo, maquinaria de calidad, automatización y optimización del proceso de producción. Pensamos que únicamente así se podrá llegar a esa fecha con la fuerza suficiente para enfrentarse a los retos que nos depara el futuro.
3. Serán los mismos argumentos de venta que hasta ahora. Precisamente, en nuestro caso, la optimización de costes, basada en el ahorro energético y la alta precisión y calidad del proceso de inyección con nuestras máquinas eléctricas, son dos de los puntos clave de nuestros argumentos de venta. Esos conceptos están íntimamente relacionados y son los que empleamos habitualmente. Esto no hace más que confirmar que nuestra apuesta por este concepto de máquina ha sido la correcta al comprobar que la evolución del mercado va en total consonancia con las características y valores de nuestros equipos.
Joaquín Recoder. Haitian Ibérica.

“Para ser competitivo es necesario trabajar con máquinas de bajo consumo”

1. El coste de la energía es una de las pocas variables sobre las cuales puede intervenir el transformador de plástico. Para ser competitivo es necesario trabajar con máquinas de bajo consumo (100% eléctricas o híbridas). Además, hay que tener en cuenta que el coste de la energía se va a multiplicar por dos en el plazo de dos años. Por ello, hay que estar preparado para el futuro. El transformador de plástico controla los gastos de consumo energético de las máquinas y es uno de los opcionales que más solicitan los clientes en las máquinas de hoy en día (dispositivo para medir los consumos).
2. Creo que en el año 2015 la industria el automóvil se trasladará a países más competitivos y se va a perder parte de la industria en este país. Por el contrario, se incrementará la industria del packaging, pero la tendencia va a ser a la baja.
3. Los dos elementos son importantes y deben combinarse. Nosotros creemos que el mercado marca una tendencia de máquina 100% eléctrica hasta 400 toneladas y a partir de este tonelaje las máquinas son híbridas, pero se combina la técnica de inyección con el bajo consumo energético. Es un equilibrio imprescindible para sobrevivir.
Martí Nogué. Husky Injection Molding.

“Al productor hay que conquistarlo con soluciones imaginativas”

1. La competitividad en el mercado obliga a analizar cada uno de los factores relacionados con el coste de pieza. El precio de la energía eléctrica seguirá en aumento y ya empieza a ser un factor importante en el coste de la pieza. Este depende de varios factores como la tecnología escogida, la adecuación de los equipos con los que producir y la optimización de los parámetros de proceso, todos ellos a tener en cuenta para mejorar la eficiencia energética.
2. Difícil pregunta. Considerando globalmente el sector, dependerá del precio del petróleo. Mientras el coste de transporte sea tan bajo, la globalización tenderá a generar concentración de producción, acusando la deslocalización hacia países emergentes. Si definimos por sectores, probablemente el sector del envase y embalaje seguirá con la producción local.
3. El coste por pieza es el principal objetivo del productor y hay que conquistarlo con soluciones imaginativas, desde el diseño de la pieza hasta propuestas para la producción.
Lluís Llorca. Industrias Deu.

“El futuro pasa por bajar costes manteniendo el servicio y la calidad”

foto
1. El transformador está sensibilizado para reducir el coste energético, pero dispone de un parque de máquinas antiguas o no suficientemente optimizadas en el ahorro energético. Tampoco la economía actual permite pensar en la compra de nuevas máquinas, modernas y de bajo consumo. El resultado es que parece una moda porque se habla de ello pero no se actúa.
2. Los transformadores dado un paso adelante en la calidad (casi todos) y ahora deben hacerlo en lo referente a la automatización. Como la calidad se sobreentiende, el precio marca, ahora más que nunca, la línea entre vender o cerrar la empresa. Bajar costes manteniendo el servicio y la calidad es la apuesta para un futuro que ya es un presente.
3. Costes. Todas las máquinas hacen lo mismo, salvo las marcas muy especializadas. Dependerá del ahorro energético, coste de la inyectora y fiabilidad. Pero todo se resume en costos... de compra, mantenimiento y consumo.
Álex Borrás. J.B. Fiser.

“Hay que adaptarse y reinventarse para crear nuevos modelos de empresa y comercio”

foto
1. Hace muchos años que aplicamos técnicas de reducción de consumo en las máquinas de inyección de plásticos. No obstante, se ha notado una creciente preocupación por este aspecto, dado a que ha crecido la demanda para adecuar las máquinas a un consumo más racional de la energía. Con la reciente subida del coste de la luz, esta es una tendencia que aumenta, y cada vez son más las empresas que entienden que es una inversión que se paga por sí sola dando beneficios una vez recuperado el coste de dicha inversión. Con el ajuste de precios cada vez más competitivos, hay que adaptarse para ofrecer mejores precios. Esta es una de las herramientas para reducir costes, además de adaptarnos a un modelo más ecológico de industria.
2. Evidentemente, no sólo el transformador de plásticos cambiará, sino todos. De hecho, ya lo estamos haciendo. Estamos en época de cambios, cerramos antiguos ciclos para abrir nuevos. Hay que cambiar el modelo de empresa, y ser más flexible, innovador y rápido. Ofrecer más servicios y facilidades. La lucha con el mercado asiático ya es una excusa demasiado explotada, ahora en realidad ha empezado la lucha con nosotros mismos. Hay que adaptarse y reinventarse para crear nuevos modelos de empresa y comercio.
3. Seguimos ofreciendo un producto de calidad a un precio utilizando el sentido común. Todavía existen empresas a las que si les regalaran una máquina sea de la marca que sea, todavía la encontrarían cara. Por ese motivo, todo aquel que base su política de venta sólo en los costes, acabará por ahogarse. Nosotros ofrecemos un producto de muy alta calidad y prestaciones, un buen servicio técnico y grandes dosis de adaptación. En 2010, creamos una nueva división de desarrollo para nuevos proyectos tecnológicos, internos y externos, ofreciendo así muchos más servicios y más innovación. No obstante, nuestro principal argumento de venta son los testimonios de nuestros clientes, acostumbrados a nuestra condición humana y entrega personal.
Patricia Mateu. Mateu & Solé.

“El consumo del plástico aumentará, y con él, la oportunidad de seguir creciendo”

foto

1. Es un hecho que la tendencia en el consumo de las máquinas desde los últimos años ha ido a la baja. Todos sabemos que la actual coyuntura económica ha afectado de forma negativa, no sólo al sector de maquinaria para plástico, sino que lo ha hecho de forma generalizada. Es por ese motivo que no debemos asustarnos pero sí adaptarnos de la mejor forma posible hasta que se normalice la situación. Esta adaptación puede venir dada, por ejemplo, por el ahorro energético por parte de los transformadores, interesados en inyectoras que garantizan dicho ahorro, ya sea mediante variadores de frecuencia, servomotores, máquinas híbridas o completamente eléctricas. Hay que concienciar también a los transformadores que una importante optimización del proceso de inyección, según la pieza a elaborar, puede representar un ahorro de energía.

2. Predecir el futuro es difícil, aunque nuestra lógica y sentido común sí nos pueden dar una idea, lo más real posible, de lo que puede ser el mercado de las inyectoras dentro de 5 años. Lo que es innegable es que el plástico está cada vez más presente entre nosotros. Un ejemplo de ello son los automóviles, cada vez más ligeros y versátiles y todo esto gracias al plástico.

Las nuevas tecnologías, el sector de la juguetería, la medicina, la construcción, la electrónica o el menaje cada vez tienen más componentes plásticos y, en muchos casos, están compuestos del 100%. No hay que olvidar tampoco el impulso que se le está dando a la nanotecnología. Por lo que la tendencia será ascendente y el consumo también. Hay una oportunidad para seguir creciendo y abastecer este mercado. Encontrar la fórmula para hacerlo debe ser el primer objetivo tanto de los que somos fabricantes de maquinaria como de los transformadores.

Respecto al tipo de transformador que habrá en 2015, y me atrevería a extenderlo a la industria en general, serán empresas más preparadas tecnológicamente, mucho más ajustadas en costes y económicamente más independientes de la financiación exterior, ya que la grave recesión actual nos habrá hecho aprender otros caminos.

3. La tendencia actual hace que nos debamos preocupar por los costes, debido a la gran competencia extranjera, aunque sin dejar perder de vista elementos diferenciadores que nos puede aportar la innovación, que es la que nos debe dar un aspecto diferenciador frente a la competencia.

Para el transformador siempre han sido, son y serán importantes un atractivo precio conjugado con una máquina fiable, altamente tecnológica y con el menor consumo energético posible.

Roberto Feltrer Polo. Maquinaria Termo Plástico.

“El mercado hará una selección con los transformadores que apuesten por las nuevas tecnologías”

foto
1. Sin duda, la reducción en el consumo energético es una realidad. El transformador debe ser consciente de que con las nuevas tecnologías y el empleo de máquinas eléctricas o híbridas el ahorro energético puede oscilar entre el 20 y el 60%, con respecto a las convencionales.
2. Para poder subsistir, el transformador tendrá que incorporar nuevas tecnologías y automatizar la producción para reducir costes. Creemos que el mercado desgraciadamente hará una selección con los transformadores que apuesten por esta tendencia.
3. Actualmente, nuestra representada apuesta por la nueva tecnología, que conlleva también un ahorro económico en cuestión de costes. Este es uno de nuestros principales argumentos de venta.
Alberto Garrido. Negri Bossi.

“A la energía hay que dedicarle una atención especial”

foto
1. Sin duda, la especial situación económica que estamos viviendo y el fuerte aumento de la competencia desde los países de nuestro entorno y también de manera muy intensa de los países asiáticos, obliga a que todos los industriales –y la industria del plástico no es una excepción– estudien y tomen medidas para mejorar su competitividad. Uno de los objetivos primordiales es la reducción de los costes de producción. A la energía, que supone un porcentaje considerable de esos costes y cuyo valor continuará aumentando, hay que dedicarle una atención especial.

Esta necesidad de ahorrar en la factura energética es un concepto que comenzó a valorarse hace algún tiempo de forma reducida pero que en los últimos años ha ido creciendo el interés por él a la vista de los incremento que se han ido produciendo. Estoy seguro que este interés por la reducción del coste energético aumentará de forma muy importante de forma inmediata. ¿Cómo se consigue eso en nuestro sector en el proceso de transformación? Mediante el empleo de nuevas tecnologías y, en especial, de las máquinas de accionamiento eléctrico o las híbridas, que proporcionan un equilibrio y versatilidad óptimos.

2. La situación que estamos viviendo no se prolongará de forma indefinida y en un plazo más o menos corto deberá iniciarse una reactivación, pero difícilmente volveremos a los crecimientos de los felices años anteriores. El transformador que supere la actual crisis y que quiera tener un futuro deberá cambiar y disponer de una tecnología de producción renovada y puntera, y automatizar al máximo sus procesos de trabajo. Además, deberá ofrecer productos de alto valor añadido por sus aplicaciones de vanguardia, mantener esa filosofía de forma constante, disponer de personal cualificado y, lo que es muy importante en todos los sectores, dar un servicio de primera clase a sus clientes, colaborando con ellos en el desarrollo de nuevos productos y aplicaciones.
3. La tecnología de primer nivel y la reducción de los costes de los equipos son ya una exigencia de los industriales plásticos, como lo son también en cualquier sector. Nuestra voluntad para el año 2010 es continuar mejorando y desarrollando nuevos equipos, aquilatando al máximo los costes pero teniendo en cuenta que lo que al final importa es facilitar una herramienta que, aún valorando la inversión, ofrezca los mejores costes de producción y una excelente calidad del artículo fabricado. Sin olvidar algo que para nosotros ya es una doctrina: dar a nuestros clientes el mejor y más ágil apoyo que puedan necesitar.
Jordi López. Netstal Máquinas.

“En 2015 el transformador tendrá un alto nivel técnico y gran calidad en su producción”

foto
1. Es una realidad en cuanto a calcular costes de consumo energético pero, por contra, no se calcula con rigor otros costos existentes de la pieza o el proyecto y que son tan o más importantes que el propio consumo energético.
2. Es difícil contestar a esta pregunta ante la situación económica actual, pero mis impresiones es que en el año 2015 el mercado estará en mejor situación que la actual, pero no llegará a la situación favorable en que se encontraba en los años 2000 ó 2001. Creo, lamentablemente para todos, que el mercado que existía en los años antes mencionados no volveremos a vivirlos. El año 2015 se parecerá bastante al año 2008. Con referencia a su pregunta sobre el tipo de transformador que habrá en esas fechas, debo decirle que, sin ninguna duda, será un transformador con un alto nivel técnico y gran calidad en su producción. Estos niveles de calidad y nivel técnico vendrán exigidos (ya están presentes), por la propia característica del mercado.
3. Sin lugar a dudas, nuestra línea actual de trabajo se centra en el desarrollo de nuevos sistemas para el ahorro de energía e, igualmente, en la línea de progreso de las altas prestaciones tecnológicas de nuestras máquinas, tanto eléctricas como híbridas e hidráulicas.

Si el transformador sólo y únicamente contempla el ahorro de energía, sin tener en cuenta las altas prestaciones tecnológicas de la máquina, muy difícilmente llegará a los niveles exigidos de alta calidad en el transformado.

Alberto Villatoro. Protecnos.

“El sector tendrá menos transformadores, pero con más valor añadido a su trabajo”

foto

1. Creo que en los momentos que atraviesa nuestra economía es más que necesario un ajuste del gasto en cualquier aspecto del negocio. Cuando las máquinas nos ofrecen avances tecnológicos en materia de reducción del consumo de energía, es lógico que los transformadores se interesen por ello. Como todavía no son demasiados los transformadores que conocen en detalle sus costes de producción, es bastante probable que la mayoría desconozcan también el importe exacto de la partida que supone la energía eléctrica en el proceso de producción. Por esa razón, Protecnos está facilitando a todos los interesados que se lo soliciten, una auditoría energética gratuita, que les informa con precisión de este gasto, al tiempo que les ofrece –sin compromiso alguno- una simulación del importante ahorro que supondría producir esas mismas piezas con sus máquinas Ecotech de última generación.

2. Como enuncia su pregunta, hacer previsiones sobre la evolución de la industria en general y de la del los plásticos en particular al 2015, puede llegar a ser un auténtico ejercicio de adivinación, pero podemos pensar en una recuperación de la industria en algunos sectores, los ahora más deteriorados, como son la construcción o la pieza industrial. Aún así, creo que veremos un cambio en el tipo de transformador, parecido al que ya están sufriendo otras industrias, con una reducción del número de transformadores, pero con un mayor grado de especialización y con más valor añadido a su trabajo. Será entonces sumamente importante controlar con precisión todos los gastos, para poder ser competitivo en un mercado cada vez más globalizado y de mayores exigencias.
3. Creemos que ha llegado la hora de la renovación del parque de maquinaria por la importante evolución técnica que en los últimos tiempos éstas han alcanzado. Un factor determinante, que por sí solo ya lo justificaría, es el relativo al ahorro en consumo de energía, alcanzado las máquinas de última generación. Es obvio que al transformador le resulta muy interesante la reducción de este costo, que tanto peso tiene en el proceso productivo, pudiendo llegar a determina la rentabilidad o no del negocio, o al menos de alguna de sus líneas.

Protecnos ofrece su nueva serie de inyectoras Ecotech de última generación, capaces de alcanzar ahorros verdaderamente sorprendentes, de hasta un 75% del consumo eléctrico, comparados a los de máquinas con antigüedad media de entre 8 y 10 años, situándose la media de ahorro por encima del 50% sobre cualquier otro modelo de máquina anterior. La verificación palpable de esta realidad, está convenciendo a la mayoría de los fabricantes a comenzar a sustituir su parque de maquinaria por estas otras, que se autoamortizan por el ahorro en el consumo eléctrico que con ellas se obtiene.

Rafael Ortega. Raorsa Maquinaria.

“No se repetirá una situación de bonanza como la de hace 5 años”

foto
1. Más que como una moda se debería plantear como una necesidad y como un punto más a valorar a la hora de gestionar cualquier proceso de transformación de plásticos. Grandes potencias mundiales como Estados Unidos y Japón tienen muy claro el gran ahorro económico que supone el reducir el consumo energético en los procesos de fabricación. Es cierto que los costes de producción se tienen que valorar cada día más. Por eso, los transformadores de plásticos se están mentalizando en que el ahorro de energía es un punto muy importante para disminuir los costes de producción. Muchos son los clientes que se interesan por los productos de Raorsa, motivados precisamente por esta política de eficiencia energética que estamos incorporando con nuestros nuevos productos y marcas representadas.
2. Siempre hay que pensar que el panorama mejorará en los próximos años, si bien es cierto, que no se repetirá una situación como la de hace 5 años, donde la bonanza económica permitía la proliferación de productos, marcas y fabricantes, y donde los transformadores del plástico compraban maquinaria al mínimo indicio de nuevos proyectos que les aparecían. Muchas son las empresas que están invirtiendo ahora mismo en nuevas tecnologías y en sistemas que mejoran la eficiencia de sus procesos productivos. Estas compañías pueden estar seguras que, superada la situación económica actual, estarán a la cabeza de la industria de los plásticos en nuestro país.
3. Por supuesto, desde hace unos años, Raorsa está apostando firmemente por la incorporación a su catálogo de nuevos productos capaces de mejorar la eficiencia productiva y energética en los procesos de transformación de plástico. El producto estrella en cuanto a ahorro en los costes de producción es la máquina totalmente eléctrica Toyo, pero no hay que olvidar el sistema Energy, que actualmente se instala en nuestras máquinas hidráulicas.
Josep García. Ingeniería Siepla.

“Muchos transformadores todavía no ven el ahorro energético como algo importante”

foto
1. Hay dos tipos de clientes en este caso: los que tienen en cuenta los costes energéticos y por eso calculan con rigor y, por lado, los que todavía no se preocupan. De todas formas, es una tendencia que existe y es cierta, pero muchos transformadores no ven el ahorro energético como algo importante o no se lo creen. Todo depende del tipo de cliente al que te estás dirigiendo.
2. En este momento, estamos todos pesimistas, dada la situación económica en la que nos encontramos inmersos. Así, la tendencia a medio plazo es tirar al pesimismo. No creemos que vayamos a recuperar las cifras del 2005, por ejemplo, pero deseamos que en 2015 hayamos, al menos, recuperado las pérdidas de estos años difíciles.
3. Costes más que nunca. Independientemente del tipo de máquina, en estos momentos el precio ha cobrado muchísima importancia en los argumentos de venta. El cliente también sabe de esa situación y alguno intenta aprovecharse de ella. Además, ha ganado importancia el mercado de segunda mano. Esto es un reflejo directo de la preocupación por conseguir los precios aún más bajos.
Ángel Lozano. Sumitomo Demag.

“El futuro sería mucho más esperanzador si las administraciones apoyasen más al sector”

foto
1. La mejor receta para ser competitivo en cualquier mercado es conocer con la máxima exactitud posible los costes internos de producción y, en nuestro caso, el coste energético real que genera la transformación de plásticos. Éste resulta una parte muy importante del coste del producto final y, por añadidura, en tiempos de crisis resulta de vital importancia ante la dura competencia. Desde Sumitomo (SHI) Demag siempre hemos desarrollado todos nuestros nuevos modelos de máquinas bajo el concepto ‘energéticamente eficientes’ y tratando de estar un paso por delante de las demandas del mercado, especialmente con las máquinas totalmente eléctricas de accionamiento directo. Todo periodo de crisis representa una oportunidad de mejora y la necesidad de una drástica reducción de costes. Para ello, es indispensable conocer con toda exactitud un dato tan simple como es el coste real que tenemos expresado en kW/hora/kg transformado, con la ayuda de programas específicos integrados en el mando de la máquina de inyección o bien mediante un elemento externo para las máquinas ya existentes. Personalmente, creo que al transformador, la vorágine del día a día le hace obviar este importantísimo dato. Conozco muy pocas empresas que estén midiendo de forma regular y sistemática este dato que, en muchos casos, nos haría ver de forma clara la urgente necesidad de renovación de una parte del parque de maquinaria para poder seguir siendo competitivo en un próximo futuro.
2. Por descontado que me encantaría poder describir el panorama de la industria de plásticos en el año 2015, pero hoy me daría por satisfecho simplemente conociendo lo que nos espera para este año 2010, pues todos pensábamos que el mercado repuntaría, como tarde, en la segunda mitad del 2009 o por lo menos hasta unos niveles más aceptables. La realidad ha sido muy distinta: seguimos viendo como un día sí y otro también continúan cerrando sus puertas empresas por toda la península, indistintamente del sector al que estén dirigidos sus productos o si abrieron sus puertas hace más de 25 ó 30 años. Por supuesto que los transformadores que sobrevivan a esta crisis deberán tener una visión diferente. Por un lado, tendrán que haber seleccionado con mucho cuidado y en claros términos de rentabilidad su cartera de productos y clientes. Con toda seguridad también reducirán los gastos financieros y los riesgos de impago producidos por las lejanas fechas en el vencimiento de las facturas, tan habituales hasta ahora. Sin ninguna duda, el futuro sería mucho más esperanzador para todo los transformadores y, muy especialmente, para los más pequeños, si desde las administraciones tanto estatales como autonómicas lanzasen verdaderos, decididos y dilatados programas de apoyo a la inversión para la renovación de este importante sector industrial y no únicamente créditos subvencionados a bajo interés durante un breve plazo de tiempo. Me refiero a verdaderos programas de apoyo para la renovación del parque obsoleto que existe por maquinaria mucho más ecológica, con una reducción drástica y eficiente del consumo energético. Hoy día disponemos de máquinas con ahorros demostrables superiores al 70% en comparación con los viejos modelos, pero por desgracia parece que sólo hay dinero para soportar la compra de automóviles.
3. Desde hace bastantes años, Demag es consciente de la necesidad de fabricar máquinas totalmente eléctricas y dotadas de accionamientos directos para hacerlas más precisas y energéticamente más eficientes, pero debido a sus altos precios el volumen de unidades vendidas en toda Europa nunca fue superior al 12%. Actualmente, y desde la compra por parte de Sumitomo, la nueva compañía Sumitomo (SHI) Demag está completamente convencida y decidida a que el futuro que nos espera después de esta crisis sea de las máquinas totalmente eléctricas, al igual que ocurre en Japón, donde la máquina hidráulica prácticamente ha desaparecido. Para ello, se han ampliado y mejorado las instalaciones de nuestra fábrica localizada en Wiehe (Alemania), a fin de convertirla en el centro por excelencia para la fabricación de máquinas totalmente eléctricas de la probada serie IntElect Smart con fuerzas de cierre comprendidas entre 50 y 450 toneladas. Estos nuevos modelos ya están disponibles y aportan grandes ventajas económicas al transformador, no sólo por su competitivo precio con respecto a las hidráulicas, sino también porque aportan ventajas económicas y reducción en los tiempos de ciclo, de materia prima, de refrigerante, de los tiempos de paro por averías y mantenimiento, además de una drástica reducción en el consumo energético en kW/hora/kg transformado, con ejemplos superiores al 73%. Si a todo esto le añadimos el incomparable aumento de la precisión y estabilidad de proceso de inyección, no cabe duda de que podemos ayudar enormemente a reducir los costes de producción y a ser mucho más competitivos a todos los transformadores, puesto que no solo hablamos solamente de disponer de más horas de producción útil al año o en términos económicos por la reducción en la factura energética, también hablamos del aumento de la calidad en los productos fabricados, lo que les permitirá prepararse para competir de tú a tú con el resto de Europa.
Damián Hernández. Wittmann Battenfeld.

“Gran parte del éxito de nuestros clientes industriales se basa en la reducción de costes energéticos”

foto
1. No es únicamente una moda, es una preocupación real de los transformadores, ya que en estos tiempos difíciles, la competitividad es una evidencia. Gran parte del éxito de nuestros clientes industriales con buenos resultados se basa en la reducción de costes, y el coste energético es verdaderamente significativo en nuestro sector. Casi todos los transformadores de plástico muestran su preocupación e interés sobre el ahorro energético, aunque lamentablemente son pocos los que estudian a fondo la problemática, y se conforman con estar instruidos sobre la cuestión. Por supuesto que estamos dentro de una sociedad donde la ecología es una moda, y todo lo relacionado con esta tendencia tiene aspectos positivos en el mercado. Todos los constructores de máquinas utilizamos las armas más eficaces, y actualmente la ecología, el ahorro energético, y la eficiencia son argumentos perfectos para luchar en cada proyecto.

La eficiencia energética de una máquina actual, sobre todo de las inyectoras servo eléctricas, es verdaderamente sorprendente, si la comparamos con máquinas de generaciones anteriores. En los últimos 20 años las nuevas máquinas de inyección han reducido su consumo energético real hasta en un 70%, dependiendo del modelo y tamaño.

Nuestra firma puede presumir de dos series con una eficiencia energética excelente, por un lado la cuarta generación de inyectoras servo eléctricas denominada EcoPower, y la actualizada serie HM de inyectoras hidráulicas, con la novedad de estar accionadas por un motor servo eléctrico para el grupo hidráulico. Por supuesto cualquier inyectora convencional de nuestra marca cuenta con opciones que mejoran la eficiencia, por ejemplo, el servo motor en la carga.

2. Nuestro sector tiene lamentablemente un futuro incierto, y ese futuro puede variar bastante ya que depende de decisiones políticas y económicas fuera de nuestro alcance.

Si hacemos caso a los últimos movimientos, podríamos imaginarnos un 2015 más estable, tras diferentes y difíciles cribas. Probablemente, ese año queden bastantes menos transformadores de plástico que en 2010, y esos supervivientes serán los privilegiados que supieron competir produciendo piezas de alto valor añadido, o productos que deben ser fabricados en España debido a su alto coste de transporte. En cualquier caso, las empresas de nuestro sector que se mantengan, deberán adaptarse a las nuevas tendencias del mercado, mejorando la productividad para competir con los agresivos mercados emergentes.

3. Debemos utilizar cualquier argumento de venta posible: eficiencia energética, programa de soluciones, la mejor relación calidad–precio… cualquier argumento conocido o por conocer. Se trata de un nuevo año complicado que deberemos afrontar con todo tipo de propuestas comerciales.

Este año, Wittmann Battenfeld apuesta firmemente por la competencia de sus equipos, presentando importantes novedades que ayudarán a mejorar los citados argumentos de venta. Estaremos presentes de forma significativa en la próxima feria K 2010 y antes en jornadas de presentación como los famosos ‘Competence Days’ de Viena, donde invitaremos a clientes para que conozcan la tecnología del grupo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Profei, S.L. (Exposólidos, Polusolidos y Expofluidos) 1 al 3 de febrero 2022Fundación Andaltec I+D+i

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS