Punto y aparte

01/11/1995



La celebración estos días de la feria de plásticos de Düsseldorf coincide con una nueva etapa del sector, en la que conceptos como calidad concertada, competencia a nivel global y respeto al medio ambiente ya no se discuten; simplemente se aceptan.

El sector español de los plásticos también ha asumido esta realidad del mercado. Cerca de cuarenta empresas exponen sus productos en la K y se espera que la feria sea visitada por miles de profesionales españoles. El aumento de expositores y visitantes es el exponente del cambio de las empresas del sector establecidas en España.

Que las empresas españolas asuman la realidad de la situación no significa necesariamente que sean competitivas a nivel internacional. Pero es el primer paso. Como también que la inmensa mayoría de los empresarios tengan claro que es fundamental formar a sus empleados y estar permanentemente informados de los cambios que se producen en el sector.

La infraestructura pública de apoyo al sector también ha mejorado mucho en los últimos años. Las principales Comunidades Autónomas cuentan con Institutos y Asociaciones que contribuyen a resolver los múltiples desafíos que tiene el empresario.

El apartado de formación, antaño deficiente en cuanto a la oferta, está razonablemente bien cubierto. Falta ahora que las empresas que aún no tienen incorporado el tema de la formación continuada respondan con el envío de sus técnicos y operarios.

Los términos del debate ya son bien conocidos. Es cuestión de encontrar soluciones imaginativas para que encajen todas las piezas del rompecabezas. Si la celebración de la K o la revista Plásticos Universales sirven para resolver alguna de las preguntas que preocupan a los empresarios de plásticos de este país, habrá merecido la pena el esfuerzo realizado.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS