Manuel Xifra Pagés - Presidente IMAPC

Ferran Puig01/05/1995
Siguen apareciendo oportunidades de negocio que hay que aprovechar

Manuel Xifra Pagès
Presidente de Imapc

La firma de la que - bajo presidencia y propiedad paterna - es director general, Comexi, exporta entre el 70 y el 80% de su producción; el 60% de las ventas lo son a antiguos clientes. Es probablemente el socio de Imapc con mayor volumen de exportación, lo que le convierte en líder natural. Austero, reflexivo y analítico, explica con sencillez y orgullo que la nave actual se les ha quedado corta y que están en proceso de ampliación.



Manuel Xifra Pagès, de 40 años, es Ingeniero Industrial, especialidad organización de empresas, por la Universidad de Navarra. Desde 1977 trabaja en Comexi, empresa familiar dedicada a la fabricación de maquinaria para la conversión del envase y el embalaje. Ha pasado por diversos puestos de responsabilidad hasta llegar a la dirección general, cargo que actualmente ostenta y que compatibiliza, desde 1994, con la presidencia de Imapc, la Asociación de Fabricantes de Maquinaria para Plástico y Caucho.



¿Cuál es el significado original de las siglas Imapc?¿ Cuál es la estructura orgánica en la que se integra?

Imapc es la asociación española de constructores de maquinaria para plástico y caucho. Es una asociación englobada dentro de AMEC, con sus propios órganos de gobierno, formado por el comité ejecutivo, que tengo el gusto y el honor de presidir desde el año pasado, y que actúa por delegación de la asamblea de socios. Esta estructuración de AMEC en asociaciones sectoriales es muy adecuada, ya que permite, por una parte, un enfoque sectorial de las distintas actividades y, por otra, nos otorga la fuerza de una organización multisectorial altamente representativa de la pequeña y mediana empresa exportadora española.

La reciente reestructuración funcional de Amec va en la línea de redinamizar los servicios a sus asociados ¿ Qué tipo de servicios presta Imapc?

Imapc inició sus actividades prestando apoyo a sus empresas asociadas en sus esfuerzos exportadores. Este tipo de servicio, mejorado y adecuado a los tiempos actuales, sigue prestándose: asistencia a ferias, organización de misiones comerciales y misiones inversas, promoción sectorial en nuevos mercados, creación de consorcios de exportación, etc.
Por otro lado, AMEC y, por lo tanto, Imapc, es el interlocutor válido representante de sus asociados ante la administración relacionada con el comercio exterior. Es pues a través de Amec que se establecen los contactos con el ICEX (Instituto de Comercio Exterior), Copca (Consorci de Promoció Comercial de Catalunya), Cesce (Compañía Española de Seguros de Créditos a la Exportación), etc. También elabora los datos macroeconómicos del sector. Finalmente, Imapc, como entidad propia, es miembro de la organización europea Euromap, y participa directamente en sus actividades de normalización y ferias, entre otras.

¿Va a prestar Imapc nuevos servicios en el futuro?

Los proyectos que estamos desarrollando para el próximo futuro implican, por un lado, una profundización de los servicios actuales, tales como la realización de acciones de apertura de algunos mercados exteriores para varios asociados, con el consiguiente ahorro de recursos. Por otro, la asociación se está orientando también hacia actividades de apoyo a las empresas en aspectos no tan relacionados con la tecnología de exportación, como la calidad del producto y la seguridad de máquinas (marca CE), así como posibles servicios sinérgicos, como una central de documentación de compras.

El crecimiento de Imapc parece limitado por el bajo número de fabricantes españoles de maquinaria para plásticos y caucho.¿ Tendría sentido abrir las puertas de Imapc a suministradores de maquinaria no fabricada en España?

Es un hecho que estamos hablando de un sector relativamente pequeño y dividido en subsectores por tipo de producto. En el caso de la maquinaria para plástico hay que contar con la inyección (amplio campo de aplicación), el soplado, moldeo, soldadura, extrusión, grafismo, entre otros, y ello en un amplio abanico de mercados de destino: envase y embalaje, construcción, agricultura, automoción. Es incluso difícil imaginar un sector industrial sin presencia de los plásticos. No obstante, si excluimos a los dos países líderes a nivel europeo en cuanto a construcción de maquinaria para plástico y caucho, a saber: Alemania, que absorbe el 50% de la producción europea, e Italia con el 25%, el resto de países europeos nos repartimos el 25% restante y nuestro sector es de un tamaño comparable.
Por supuesto que no tendría sentido abrir Imapc a fabricantes no españoles. Imapc pertenece también a Euromap, y es en este foro donde debemos debatir con nuestros colegas europeos, participar en proyectos de interés común y representar al conjunto del sector ante los distintos organismos supranacionales europeos.

¿Qué participación va a tener Imapc en el futuro Centre Català del Plàstic, organismo que ha despertado grandes expectativas no sólo en Cataluña, sino también en toda España?

Imapc es miembro del consorcio del CCP, al igual que las demás asociaciones del sector. Además, a través de algunas de nuestras empresas asociadas, se ha realizado una importante cesión de maquinaria. Por lo tanto, Imapc va a tener una importante presencia en el CCP, y se piensa utilizarlo a fondo para la celebración de jornadas técnicas, realización de misiones, formación de técnicos, etc.

¿Considera que el nivel de inversión en I+D de los fabricantes españoles es adecuado?

Creo que, en general, se ha realizado un esfuerzo muy importante, y que las empresas actuales deben su supervivencia a estos esfuerzos. No creo que, en general, se pueda exigir más con la dimensión actual de las empresas; en todo caso, el problema está en que, si no somos capaces de dar una respuesta a la globalización de los mercados, difícilmente podremos competir en inversión I+D en el futuro.

¿En qué nivel de actualización tecnológica podríamos situar a la maquinaria española? ¿En qué segmento de mercado se sitúa, de forma general, la maquinaria española para plásticos y caucho?¿Cuáles son sus principales mercados?

El fabricante español de maquinaria estaba tradicionalmente compitiendo con un producto de una tecnología media y con una clara ventaja en costes. España ya hace tiempo que ha dejado de ser un país barato, y hoy estamos ya compitiendo por tecnología y/o por servicio. Podemos pues decir que nuestros productos están evolucionando hacia una tecnología media-alta, lo que requiere un importante esfuerzo inversor. Según nuestros datos, el principal mercado en 1994 fue Francia, con el 24%, seguido de Alemania, con el 8%.

¿En qué medida es España el principal cliente de maquinaria española? ¿Qué perspectivas existen en el mercado latinoamericano?¿Son tan ciertos los problemas de impago que se citan?

Aún dándose grandes variaciones según la empresa - algunas, como es nuestro caso, llegamos a exportar hasta un 80% de la producción- en general se puede afirmar que España es el principal cliente. Y es lógico, debido a razones históricas y al factor servicio.
Latinoamérica es, probablemente, después de Extremo oriente, Asean, una de las áreas mundiales con mayor capacidad de crecimiento. Este hecho, junto a la afinidad cultural, la convierte en un mercado potencial muy importante. Y no tan potencial: muchas de nuestras empresas asociadas están exportando a estos países desde hace 30 años, manteniendo una presencia i liderazgo en su sector.
Existen problemas de impago en algunos casos, pero si el suministrador actúa profesionalmente es raro que se produzcan. En este sentido cabe citar la lentitud de respuesta del Cesce, organismo mucho menos ágil que su equivalente en otros países.

¿Se acogen los asociados suficientemente a las ayudas del Icex o del Copca?

En general, si, aunque algunas empresas de pequeño tamaño, debido a su dificultad para planificar e informarse a tiempo, dejan escapar algunas posibilidades. Por otro lado, en ocasiones se da una excesiva rigidez en ciertos programas de la administración, que deberían adaptarse mejor a los esfuerzos de internacionalización que están realizando las empresas.

¿Es previsible el surgimiento de nuevas empresas autóctonas, o bien la saturación del mercado y la competencia de las grandes dificulta, de forma casi definitiva, el desarrollo de tecnología propia?
Hay dos factores que influyen mucho en el surgimiento y consolidación de nuevas empresas en un país: la importancia de su tejido industrial, que indudablemente influye en la aparición de nuevos emprendedores, y la posición competitiva de este país en el concierto internacional, la ventaja o desventaja competitiva que el entorno del país proporciona a la empresa. Y aquí debemos todos trabajar muy duro para que nuestro país proporcione un marco adecuado en rigidez laboral, costes energéticos, colectivos-monopolio, comunicaciones,...
Evidentemente, será difícil la aparición de nuevas empresas con productos que hoy en día presentan ya una relativa madurez, pero no es menos cierto que en nuestro sector están apareciendo continuamente oportunidades de negocio que tanto pueden ser aprovechadas por empresarios del país como por empresarios exteriores. Por ejemplo en temas de reciclado y medio ambiente y en logística de planta. Pero para ello hace falta un entorno competitivo creador de un tejido industrial fuerte; hace muchos años que en España se acabó el competir por coste de la mano de obra.

La pasada recesión, debido a los elevados tipos de interés, fue especialmente dura con la inversión industrial, y más dura aún con los fabricantes españoles, a menudo no suficientemente capitalizados.¿ Cuál es la situación actual de este sector? Qué perspectivas existen?
La situación ha mejorado notablemente, tanto por la mejora de la actividad industrial a nivel nacional e internacional, como por la corrección de algunos de los desequilibrios que impedían nuestra competitividad, como por ejemplo la sobrevaloración de la peseta. El peligro está en la gran inestabilidad actual, y la aparición de nuevos desequilibrios, ilógicos desde un punto de vista puramente económico, tales como la fuerte debilidad de algunas monedas de países fuertemente competidores, como la lira italiana, que nos impide competir adecuadamente con suministradores de ese país.
Otro aspecto a destacar es el fenómeno de globalización de la economía, que comporta gran número de consecuencias de futuro: estructuración de los sectores clientes en grandes grupos transnacionales, lo que comportará la desaparición paulatina de decisiones locales; y presencia en nuestros mercados naturales de competidores no demasiado activos hasta la fecha.
Como consecuencia de todo ello, debemos prepararnos para competir a nivel de mercado mundial. Las alternativas son: especialización creciente, aportando una elevada dosis de ingeniería y servicio al cliente; asociación - con o sin cruce accionarial - con socios de dimensión y tecnología equivalente presentes en otros mercados; crecimiento para competir en dimensión, en los casos en que ello sea posible; o pasar a pertenecer a grupos ya constituidos.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de fabricantes de maquinaria para plástico y caucho
Centre Català del Plàstic
Euromap c/o VDMA, FV KuG

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS