Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Reducción del time-to-market: un concepto para la mejora de la competitividad

01/01/1995
Tema central del forum Ascamm 1994
Reducción del time-to-market


Las bases del análisis científico del diseño del producto y la puesta en marcha de la producción

La supervivencia de las empresas plantea hoy una doble problemática: la innovación tecnológica, incorporando al producto ventajas diferenciales y la velocidad de su implantación en el mercado. time-to-market es la aproximación a la solución de este último problema y, en parte, también del primero. Esta fue la conclusión del reciente forum Ascamm, celebrado el pasado mes de octubre.

La antigua concepción del diseño del producto como un arte ha ido reduciéndose a ámbitos muy concretos, en que el tiempo y el coste tienen aún un valor relativo. Pero la empresa de hoy se sustenta en un tipo distinto de producción, en el que estos dos valores son fundamentales para su continuidad. Los mercados se han ido ampliando y así se ha forzado el paso de la artesanía tradicional a la revolución industrial, de ésta a la fabricación en masa y, en nuestros días, a la gestión científica de la producción.

La única constante es el cambio

Esta gestión está cada vez más condicionada por la evolución de la tecnología y por factores no tenidos hasta hoy en cuenta, como las consideraciones medioambientales, que resultan en la promulgación de leyes que tienen muchas veces un impacto negativo en las cuentas de explotación.
Nos acercamos además a la economía global, en que no sólo es necesario considerar la legislación o la cultura propias sino también las de otros países, a cuyos mercados se debe estar en condiciones de acceder. Porque la economía global es una calle de dos direcciones y del mismo modo que nos permite exportar a cualquier país, también desde allí se podrá acceder a nuestro mercado.


Figura 1Las técnicas de Time to Market permitieron diseñar este hexápodo octaédrico de Ingersoll para mecanización de precisión en un tiempo récord. La máquina recibió el premio Technology of the Year por la solución de los problemas críticos de máxima rigidez y precisión en relación a su tamaño.





En estas condiciones de presión externa sobre los gastos, cualquiera que sepa sacar el mejor partido de la reducción de costes dominará el mercado, siempre que su producto no presente ningún problema que impida dar satisfacción a la necesidad para la que ha sido creado. De poco servirá la inversión en medios productivos que reduzcan el coste de la fabricación si el producto debe competir en el mercado con otros mejor proyectados y de precio competitivo o que han aparecido antes y se hayan establecido ya en el nicho que se pretendía ocupar.

A dónde vamos

Se comprende la necesidad de actuar sobre el diseño del producto por dos razones; la primera es, simplemente, porque existen oportunidades importantes de reducir los costes y el tiempo de desarrollo del mismo, así como de racionalizar el riesgo que se asume durante la fase de proyecto. La segunda y quizá más importante, porque es necesario asegurar que el producto llegue al mercado no sólo pronto sino, además, bien, habiendo utilizado todos los recursos de la empresa para prevenir deficiencias de toda índole: estéticas, productivas, legislativas o comerciales, y evitando las modificaciones posteriores al lanzamiento, que son la evidencia de un proyecto incompleto.
Las técnicas del time-to-market inciden de modo específico en estos aspectos. De aquí que sea de agradecer la sensibilidad de Ascamm al dedicar su Foro de este año a este tema, puesto que se trata de un campo al que, tradicionalmente, nuestra industria no ha prestado una atención tan preferente como a los de equipamiento o del rendimiento del equipo humano.


Figura 2El término lean production (producción ajustada) expresa la filosofía de este ensamblaje de cuadros de bicicleta con un mínimo de equipo y herramientas utilizando un método de fijación autoblocante como parte de un proceso de diseño y fabricación flexible.





La dirección de empresa debe plantearse a dónde quiere llegar y cual es la brecha que le separa de su objetivo, partiendo de un conocimiento real de donde se encuentra. La respuesta a esto último la encontrará directamente de sus clientes, que habitualmente le evaluarán en términos de servicio y producto.
Nuestros transformadores de plásticos se encuentran, tanto o más que otras empresas, en la necesidad de ser los mejores de su segmento en ambos conceptos porque, como afirma el director de GE Plastics Uwe Wachter, de ello depende también la supervivencia de su cliente, que si no cuenta con el mejor servicio o producto deberá buscar otro suministrador para no dañar su propia competitividad.
Y tanto la calidad como el coste del producto dependen de cómo haya sido proyectado, así como de la velocidad de respuesta a las necesidades del cliente. Esto es válido para todas las empresas, especialmente las de producto estacional (moda), en las que la presencia pronta en el mercado permite disfrutar de una situación de monopolio hasta la aparición del primer competidor.
Las técnicas del time-to-market van incluso más allá porque, como veremos más adelante, consideran también la posible necesidad de adaptar el diseño del producto para satisfacer demandas diversificadas mediante la incorporación de alternativas en el ensamblado de cada producto final.

Equipo de rugby o carrera de relevos?

El símil deportivo ha sido empleado para definir la diferencia entre el concepto antiguo del diseño del producto y el que preconiza la técnica actual. Ésta considera negativo el aislamiento en que se acostumbra a encontrar el personal de I+D dentro de la empresa, en que el desarrollo del producto se efectúa por relevos, pasando del departamento de proyecto al de ingeniería para su cálculo y evaluación y de éste al de planificación para estudiar los medios necesarios para la puesta en obra, sin que muchas veces llegue a oírse la voz de los encargados de la producción que, evidentemente, son los que tienen que soportar el peso de cualquier error cometido por los anteriores.
El time-to-market preconiza que el desarrollo involucre de modo simultáneo, del modo que todos los jugadores de un equipo de rugby intervienen en la jugada, a todos los elementos de la empresa, e incluso externos a ella, que deben tomar responsabilidades en la puesta en el mercado de un proyecto dado. De este modo, pueden efectuarse modificaciones en un producto para identificar previsibles cuellos de botella, aprovechar mejor el equipo existente o complementarlo en la medida de las necesidades reales.


Figura 3La modelación en el ordenador permite un diseño interrelacionado de cada elemento por distintos proyectistas, de modo que las modificaciones o cambios puedan ser percibidas de modo inmediato por cada uno de ellos para verificar el modo en que afecta a su área de trabajo.





Los grados de responsabilidad deben quedar definidos a priori de modo claro, para no caer en el riesgo de diluirla. La simple estructuración del equipo en forma de comité puede ser negativa; Mao-Tse-Tung definía a los comités como un animal de cuatro patas traseras porque hay cuatro veces más posibilidades de meter la pata. Las ideas de personas ajenas a un departamento sobre temas de la responsabilidad de éste pueden parecer acertadas porque sean brillantes, pero para que puedan considerarse válidas se requiere su análisis con el nivel de información que sólo acostumbra a tener el especializado.
De hecho, existen campos industriales, como el de automoción, en que para los proyectos se busca el concurso del mejor especialista en cada detalle de cada fase del mismo, tanto si ha de trabajar en él dos horas como dos meses, tanto si vive en la población vecina como si lo hace en las antípodas, con lo que estos especialistas se han convertido en técnicos free-lance (jobbers) que seguramente prefiguran el modo de trabajar del futuro inmediato.

Objetivos y resultados de la ingeniería simultánea

Desde la óptica del time-to-market, el propósito de López de Arriortúa de montar una fábrica en su pueblo con cero inversión resulta absolutamente viable. Se trata, simplemente, que el coste de cada fase del proyecto, desde el proyecto conjunto a cada fase individual, lo soporte el que luego va a producir o montar.
Durante el próximo siglo será difícil que una empresa se permita el coste fijo de un equipo de proyecto que unas veces se ve desbordado por el trabajo y en otros periodos se encuentra parcialmente inactivo.
Esta tecnología permite evaluar no sólo el producto virtual, permitiendo conocer perfectamente el producto antes de que exista más que en las memorias de las personas y los ordenadores, sino que contempla también la fábrica virtual, es decir, la producción masiva y personalizada de bienes y servicios en líneas flexibles, sabiendo exactamente cómo y cuándo se fabricará cada elemento y la combinación de cargas de trabajo de cada uno de los medios que se precise emplear.
La producción personalizada es aplicable allí donde el cliente final puede tener deseos diferenciados con respecto a los demás: la serie uno. Este concepto es ya bien conocido por los que trabajan bajo la férula de las técnicas just-in-time. En efecto, desde la petición de un automóvil con unas características seleccionadas entre las 20 o 30 opciones que ofrece cada modelo, se pone en marcha un mecanismo informático que hace que en cuestión de horas se hayan producido, pintado o acabado las piezas necesarias para satisfacer esa demanda.
Es perfectamente posible que un vehículo definido de este modo por el comprador sea absolutamente único (serie uno), dado que las combinaciones permisibles son varios millares. Y estos condicionantes de la producción pueden aparecer en las actividades más insospechadas.
Dinero instantáneo en la cantidad exacta, gafas fabricadas en una hora, fax, correo electrónico o compras por catálogo interactivo son algunos ejemplos de la orientación que van tomando las sociedades avanzadas para la satisfacción instantánea de las necesidades. En particular, las compras por catálogo interactivo, que representan unas economías de escala y de estructura comercial tan grandes que escapan a la percepción simple, forzarán a que muchos productos se fabriquen y ensamblen para series uno en tiempos muy cortos.

La nueva técnica de desarrollo de productos

Lo mejor que se puede decir de las técnicas del time to market es que no son nada nuevo. Cada uno de los aspectos que contemplan no son otra cosa que lo que haría un empresario prudente ante la misma situación. Son particularmente útiles para la pequeña y mediana empresa, que no suele disponer de todos los departamentos que se considera adecuado utilizar, porque pueden constituir una guía sobre la necesidad y el modo de llenar los huecos técnicos necesarios al desarrollo de sus proyectos.


Figura 4Las técnicas actuales de proyecto hacen preciso el uso de estaciones de trabajo potentes, que permitan acomodar todas las fases del proyecto, desde la inicial de styling hasta cada uno los detalles de interrelación de cada pieza individual de que esté compuesto.





Porque es en su conjunto en lo que constituyen una herramienta formidable, que se ha elaborado precisamente para afrontar una evolución como la descrita en las líneas anteriores. Y esto no es fácil ni probablemente posible mediante técnicas empíricas porque no se parte de una experiencia previa de condiciones similares.
En primer lugar llama la atención que la evaluación simultánea al diseño permite abortar un proyecto tan pronto como se aprecia que no tiene validez, sin haber efectuado una inversión en dinero y tiempo del personal más allá de lo estrictamente preciso. La estructura antigua de I+D ofrecía a menudo proyectos viciados por fallos de apreciación perfectamente visibles desde ópticas de producción o comerciales. Y en este contexto, debe destacarse que si bien el proyecto en sí suele representar sólo un 5% de la inversión total, compromete otro 85% de la misma.
Esta técnica actúa en cuatro áreas básicas. La primera es la forma, correspondiente al propio diseño del producto, que debe ser validada por un análisis del comportamiento. Una vez obtenida esta validación puede pasarse a la acción, que es el diseño de los elementos productivos, todo lo cual debe quedar contenido en los planos y datos de la estructura del producto y de la producción.
Existen dos herramientas fundamentales para que el proceso pueda llevarse a cabo. Una de ellas es que la interacción de tantos factores como intervienen en el proceso hace inevitable un soporte electrónico de la información, tanto de la generada durante el mismo como de la preexistente que pueda afectarlo. Y esta información es, precisamente, la otra herramienta imprescindible.
Si algún extremo se encontró poco destacado en el forum de Ascamm fué que, aunque se comentó la necesidad de mantener la actualidad tecnológica, no se habló sobre los medios que existen para informarse del estado actual de la técnica ni de las limitaciones que impone la propiedad industrial sobre cualquier nuevo desarrollo.
Con estas herramientas es viable el sistema de proyecto y fabricación propuesto en la obra La máquina que cambió al mundo, de Womack, Jones y Ross, directores del programa internacional de vehículos a motor del Massachussets Institute of Technology (MIT), y del que hasta aquí reflejamos la exposición que sobre su motivación y posibilidades efectuaron los conferenciantes del forum.

Terminología y funciones de time-to-market

Esta tecnología ha acuñado términos característicos que revelan las funciones que representan. Ingeniería concurrente es el que define la forma de abordar la fase de proyecto, en que se propone el uso de un equipo con substitución de jugadores a medida que el proyecto pasa de una fase inicial de diseño, en que interviene mayoritaria pero no exclusivamente el personal de I+D, hasta que se acerca a la fase de producción, en que existe una mayor presencia de los encargados de ésta, manteniendo desde el principio los mismos objetivos y sentido de valores para abordar los problemas, que pasan a ser comunes desde las fases iniciales.
Además de los propios técnicos de la empresa, pueden formar parte de este equipo, sobre una base de confianza, técnicos de las empresas suministradoras y/o subcontratistas e incluso, eventualmente, técnicos especialistas externos según lo expuesto anteriormente.
Otros términos son los de lean design o lean production, que vienen a ser el horror al despilfarro con un enfoque científico. El primero (diseño ajustado) significa abordar el diseño con la máxima economía de medios, suprimiendo todos los innecesarios. El segundo (producción ajustada) es más conocido por nuestros industriales del automóvil -manes de López de Arriortúa!- porque no es otro que el análisis, previo en este caso, de la cadena productiva para evitar o reducir al máximo los almacenajes intermedios y las operaciones que no comportan valor añadido.

También incide sobre el análisis de capacidad de las máquinas utilizadas para evitar que, en símil de un catedrático zaragozano, se utilice un Mercedes cuando basta un 600 o se circule con un Porsche todo el tiempo en primera. La integración de la tecnología de la fabricación con la de la información ayuda a evitar este tipo de errores.
Un beneficio adicional de la ingeniería concurrente se obtiene de la diversificación en la formación de los técnicos, que facilita una rotación en sus funciones dentro de la empresa al tiempo que su contacto con técnicos externos enriquece sus capacidades. También facilita la definición de objetivos de calidad para cada fase de la producción y la pronta obtención de la certificación según la ISO 9001, situando los controles y su modo de funcionamiento para obtener información inmediata de cualquier desviación, al tiempo que se reduce su coste al mínimo necesario para garantizar el nivel de calidad requerido.
Por otra parte, durante el periodo del proyecto los departamentos de compras pueden sugerir alternativas más económicas basadas en su conocimiento del mercado o disponer de tiempo para desarrollar contratos favorables y los departamentos comerciales pueden elaborar su estrategia de lanzamiento del producto, catálogos, manuales y demás documentación, quizá aprovechando sugerencias de otros miembros del equipo, convertidos al efecto en usuarios virtuales.

El desarrollo del forum

El forum de Ascamm fué inaugurado por Antoni Subirá, Conseller d'Industria i Energia de la Generalitat de Cataluña, que comentó los problemas que se derivan de situar en el mercado un producto homogéneo (dinero) a precio inferior al de mercado, como es el caso de los avales para la financiación de empresas industriales. Dado que los recursos no alcanzan para todos, se generan problemas que, en un momento dado, podrían desaconsejar la continuidad de esta política. El Conseller afirmó que, pese a ello, su departamento seguirá financiando determinados modelos de actuación, especialmente a través de sociedades de capital/riesgo y con preferencia en los casos en que existan contratos de exportación para los que sea necesaria una financiación superior a las posibilidades de la empresa fabricante.
Asimismo anunció la integración de la Conselleria en el Consejo de administración del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), junto con cinco grandes exportadores y otras tres Comunidades autónomas con objeto de potenciar este instrumento de ayuda a la exportación.
En el cuadro adjunto puede comprobarse que las ponencias contemplaron no sólo la filosofía del método de reducción del time-to-market, sino también experiencias y casos prácticos de su aplicación en el desarrollo de nuevos proyectos. Asimismo se ofreció una panorámica del empleo de métodos avanzados como soporte de la información, modelización y análisis de comportamiento de los productos, incluyendo las técnicas de generación rápida de prototipos, que fueron objeto del forum de Ascamm del pasado año.
Durante las Jornadas se realizó una interesante exposición de productos y servicios relacionados con la temática de las mismas, en la que estuvieron representadas las técnicas de apoyo al proyecto mencionadas durante las ponencias, y que los asistentes pudieron utilizar para percatarse de las posibilidades de estos instrumentos.

Redacción PU

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS