El invento de externalizar

Ibon Linazisoro15/03/2002
El outsourcing o externalización es una alternativa de gestión empresarial que implica cambios en los procesos internos de tipo económico, tecnológico y de recursos humanos con el fin de conseguir la optimización en su conjunto.
En pocos años el concepto de outsourcing ha pasado de la simple subcontratación de algunos servicios de la empresa, como la limpieza o la seguridad, a la externalización de procesos fundamentales para su funcionamiento, como la gestión de los sistemas informáticos, partes del proceso de producción, la distribución o el almacenaje.

Las ventajas de un servicio de externalización son las siguientes:

  • Reducción de costes gracias a una mayor eficiencia en el servicio de la empresa de externalización. Esto es así porque la empresa dispone de múltiples economías de escala en su proceso de las cuales se beneficia la empresa cliente.
  • Constante innovación tecnológica. Una empresa de externalización de servicios y plantas industriales tiene experiencia en la utilización de las tecnologías más avanzadas y está acostumbrada a un constante proceso de innovación y mejora. El acceso a métodos externos amplía las posibilidades de la empresa cliente.
  • Optimización de los recursos humanos. La externalización permite una mayor flexibilidad, ya que los costes fijos del personal interno se convierten en costes variables que pueden adaptarse a los ciclos de producción.
  • Control de la actividad. Una actividad externalizada genera más información y facilita más herramientas para su control. Además, al tratarse de una empresa externa, la objetividad del benchmarking o análisis del sector queda garantizada.

Empresas como CTC proporcionan de forma conjunta muy buenas capacidades en sectores como automoción, logística de almacenaje, transportes, eléctrico, químico, hostelería, metalúrgico, textil, etc., bajo un marco metodológico robusto y contrastado que garantiza la plena integración de equipos multidisciplinares. No sólo acelera el proceso de implantación de la solución, sino que además se alinea de forma óptima con las necesidades específicas de los clientes, y todo ello contando con un equipo altamente cualificado que forma parte de una compañía independiente y en clara expansión.

La aportación de un valor añadido

En muchas ocasiones, tal es el caso de la empresa CTC, los proyectos son tratados como una unidad de negocio o centro de beneficios que, mediante una fórmula de contratación variable, repercute las mejoras obtenidas en el desarrollo de los servicios a la empresa contratante.

Así, se proporciona a los clientes:

  • Reducción de Costes: mediante mente análisis de mejora continua y se beneficia de múltiples economías de escala en su proceso, que repercuten en la productividad del servicio de su empresa cliente.
  • Optimización de los Recursos: se ofrece una mayor flexibilidad, con un sistema de costes variables se adapta a la variabilidad de la empresa y a los ciclos de producción.
foto
La externalización permite una mayor flexibilidad, ya que los costes fijos del personal interno se convierten en costes variables

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS