Modestas subidas en el mercado de los termoplásticos

15/04/2002
A pesar del ambiente general de crisis que afecta al mundo de los negocios, la demanda de termoplásticos en Europa se ha comportado mejor de los esperado durante el año 2001. Esta es la conclusión que se extrae de la lectura de dos informes acerca de la industria de los termoplásticos que acaba de publicar Applied Market Information Ltd (AMI).
Según estos estudios la demanda global en Europa ha crecido entorno a un 2,3% entre los años 2000 y el 2001. Se trata de un porcentaje menor al del año 2000 pero mejor de lo que apuntaban las previsiones más pesimistas.
Aún así, el aumento ha sido modesto e indica un ligero descenso en el crecimiento en el mercado, que quedó tocado hacia el último quatrimestre del año pasado. Las previsiones apuntan que esta situación quedará estancada también el primer quatrimestre de este año. En este sentido, el mercado espera que la demanda repunte de nuevo a partir del segundo quatrimestre lo que evitaría hablar abiertamiente de recesión a mayor escala. En todo caso, todo indica que el mercado será capaz de mantener crecimientos del 2% para este año.
Según indica la AMI, parte del problema radica en que mientras los volúmenes no se colapsen, los precios se mantendrán bajos junto con los márgenes de los fabricantes de polímeros. En otras palabras, continúan cerrándose tratos pero nadie tiene la sensación de estar haciendo negocio. Esto hace que el pesimismo invada a las compañías de toda la cadena de suministros.

Diversidad de tendencias

foto
Al margen de la tendencia general, cada producto en concreto está afectado por dinámicas diversas. Un buen ejemplo de esto es el declive en el consumo de LDPE y su sustitución por polietileno lineal o metaloceno. El consumo de estas sustancias ha crecido nada menos que un 7% en 2001, mientras que el mercado de LDPE convencional ha descendido.
Otro elemento de distorsión puede ser la cantidad de reservas acumuladas. El lento crecimiento del 2000 fue atribuido a que toda la cadena de suministro se deshizo de sus reservas acumuladas a finales de 1999 para evitarse problemas con el cambio de milemio, unido con una caída de los precios, los fabricantes no vieron la necesidad de reabastecerse, a lo que añadía la disponibilidad en abundancia de muchas resinas. De esta forma, el crecimiento esperado duarnte la primera mitad del año 2001 es en buena parte consecuencia de este reabastecimiento, acompañado de un incremento de los precios. No obstante, en el último quatrimestre del pasado año los precios han vuelto a moderarse en el contexto de un ambiente más incierto.
El polipropileno era uno de los materiales que más se han beneficiado del proceso de reabastecimiento al que aludíamos, con crecimientos del 5% en 2001 frente al 2,5% en 2000. El mercado del polipropileno había sido peor de lo esperado a lo largo del año 2000, en gran parte a causa de la reducción de reservas.
El mercado del polietileno ha experimentado también un ligero incremento de un 2% duarnte el año 2001 a causa del incremento del uso de aplicaciones de moldeo por soplado, film y tubo. En cambio, la demanda ha sido débil en poliestireno y PVC. Recortes en proyectos de construcción y el actual declive del PVC en la fabricación de botellas ha provocado un caída de la demanda en este mercado, sobre todo en Europa Occidental. El poliestireno pasó el año pasado por una buena época y no se esperan grandes incrementos para 2001.
En general, los polímeros se han sostenido mejor que las resinas, ya que estos materiales se utilizan en embalajes dirigidos al sector alimentario, que no suele verse demasiado afectado por puntuales declives de la demanda, mientras que las resinas suelen utilizarse en aplicaciones que sí se han visto más afectadas, como las realacionadas con el sector de la automoción o las comunicaciones.
Otra dinámica que ha afectado este mercado es el cambio de rumbo que han experimentado las operaciones de Europa Occidental hacia los mercados de Europa Central. Hay más de un ejemplo de compañías que han cerrado sus sedes en Europa Occidental para recolocarlas en países de Europa Central, aunque incluso estos países no han sido inmunes a las presiones crecientes para encontrar países donde los costes de producción sean más baratos. Hungría, por ejemplo, ha perdido parte de su capacidad productiva en moldes hacia China o Europa Oriental.
A pesar de lo dicho, países como Polonia, Hungría, Rumanía y las Repúblicas Checa y Eslovaca han disfrutado de mejores tasas de crecimiento que sus vecinos del Oeste con una cuota de mercado un poco por debajo de las 3 millones de toneladas para el año 2001 (que todavía representa un 8% del total de demanda de polímeros en Europa).
foto

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS