Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Con las impresoras Ultimaker S5, se diseñan e imprimen dispositivos, herramientas y piezas seguras cuando se necesitan

Heineken España imprime piezas 3D funcionales y herramientas para su cadena de montaje

Redacción Interempresas23/05/2019

Heineken está utilizando soluciones de Ultimaker, especialista en la impresión en 3D de escritorio, para producir una variedad de herramientas personalizadas y piezas de máquinas para ayudar en la producción de su fábrica de cerveza en Sevilla, España.

Gracias a las impresoras Ultimaker S5 los ingenieros de Heineken ahora diseñan e imprimen dispositivos, herramientas y piezas seguras cuando lo necesitan, en lugar de subcontratar este trabajo a proveedores externos, aumentando así la producción y ahorrando alrededor de un 80% en los costes de producción gracias a las piezas obtenidas por impresión 3D.

“Todavía estamos en las primeras etapas de la impresión en 3D, pero ya hemos visto una reducción de costes en las aplicaciones en torno a un 70-90% y una disminución del tiempo de entrega de estas aplicaciones en un 70-90%”, afirma Isabelle Haenen, Global Supply Chain Procurement de Heineken. “La fabricación local nos ayuda mucho en la mejora del tiempo útil dedicado a ello, la eficiencia y la producción. Utilizamos la impresión 3D para optimizar la línea de producción, crear herramientas de mantenimiento y de control de calidad, así como, herramientas para nuestras máquinas que nos ayuden a aumentar la seguridad de nuestra plantilla. Además, creo que habrá aún más aplicaciones en el futuro”.

foto

Los ingenieros de Heineken llevan utilizando la impresión 3D de Ultimaker alrededor de un año.

La fábrica de cerveza de Sevilla produce varias marcas de cervezas propiedad de Heineken, cuya producción asciende a alrededor de 500 millones de litros de cerveza al año. Los ingenieros de Heineken han estado utilizando la impresión 3D alrededor de un año, primero con la Ultimaker 2+ y ahora con varias impresoras Ultimaker S5, una máquina más grande y capaz de hacer frente a las demandas de la empresa. La tecnología de impresión 3D fue utilizada por primera vez para aplicaciones de seguridad, pero los ingenieros aprendieron rápidamente que se podría ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero mediante la creación de piezas funcionales optimizadas y a medida para las máquinas de la cadena de montaje. Sus posibilidades incluyen:

  • Aplicaciones para mejorar el tiempo de actividad de nuestra cadena de montaje: Heineken imprime en 3D piezas funcionales para sus máquinas. La impresión de las piezas de repuesto repercute directamente en los costes y en la posibilidad de tenerlas justo cuando se necesitan.
  • La optimización de los diseños de las piezas: el equipo fue capaz de reemplazar varias piezas por otras con un diseño más optimizado. Por ejemplo, una pieza de metal que se utiliza con el sensor de calidad en la cinta transportadora a menudo tiraba las botellas creando un bloqueo o se deshacía erróneamente de botellas en buen estado. El rediseño e impresión 3D de esa pieza lo evita ahorrando botellas, tiempo y dinero.
  • Herramientas para el control de calidad y mantenimiento: Heineken también ha creado nuevas herramientas que hacen más fácil llevar a cabo el mantenimiento o comprobar la calidad de los productos o las máquinas. Estas herramientas ayudan a prevenir el mal funcionamiento de las máquinas o que se rompan.
  • Soluciones para aumentar la seguridad del operario: la seguridad de los trabajadores es las prioridades de Heineken. Con el fin de mantener a sus trabajadores lo más seguros posible, Heineken también ha buscado la manera de fabricar herramientas impresas en 3D inteligentes para evitar accidentes. Por ejemplo, la compañía ha imprimido mecanismos de bloqueo mejorados para las máquinas, evitando así que puedan encenderse repentinamente mientras se reparan.
foto
Herramienta funcional impresa por Heineker.
“Cada empresa tiene sus propios desafíos únicos en el proceso de producción, por lo que la capacidad de crear soluciones personalizadas directamente en la fábrica supone un cambio radical para la industria”, dijo Jos Burger, CEO de Ultimaker. “Heineken es un buen ejemplo de una empresa que está utilizando la Ultimaker S5 como una máquina de fabricación multiuso. Hemos disfrutado viendo la evolución de su uso en el último año, desde aplicaciones de seguridad hasta la creación de piezas totalmente funcionales para las máquinas que implican un ahorro significativo, y no podemos esperar a ver qué otras soluciones se les ocurren“.