Posicionamos su web SEO / SEM

El plastiquillo de las maravillas

Ibon Linacisoro, Director29/08/2008

1 de agosto de 2008

En un país multicolor, nació una abeja bajo el sol y fue famosa en el lugar por su alegría y su bondad. En la Tierra de las maravillas, a su vez, nació un material universal, y fue famoso en el lugar, porque valía para todo. Valía especialmente para dar rienda suelta a la imaginación. Como ya nadie se sorprende por nada y es harto dificultoso distinguir entre la verdad y la mentira, la ficción y lo real, lo que será de lo que es, todo lo que se publica sobre los plásticos, tiende a relativizarse. He aquí un nuevo invento que, ya de inicio, sugiere algunas preguntas, pero al que, por qué no, vamos a dar una oportunidad. Una diseñadora y un científico británicos han ideado una botella de plástico biodegradable. ¡Buah, vaya invento! A nadie se le había ocurrido. Que no que no, tranquilos, que la cosa tiene más miga. Que resulta que, una vez utilizada, puede transformarse en una planta de uso culinario o incluso en una flor. En su vida como botella, puede contener detergente, jabón y todo tipo de líquidos para la limpieza. El protagonismo del envase lo tiene el tapón, en realidad las semillas que hay en su interior. Una vez terminado el contenido de la botella, muy lejos de tirarse, lo que se debe hacer es llenar con agua caliente. Sus paredes, hechas de plástico disoluble, se derriten y se convierten en un gel, donde se plantarán las semillas, de las que nacerán la menta o la albahaca, una lechuga o incluso una planta con flor. De momento se ha parado ahí, no ha llegado la semilla de solomillo.

En resumen, que lo que al principio era un simple recipiente de plástico termina convirtiéndose en un ser vivo que además resuelve el problema del reciclado de los desechos plásticos. Estas botellas mágicas ya se mostraron en Sheffield (norte de Inglaterra) en una exposición titulada "El país de las maravillas: el comienzo de algo extraordinario". Los científicos relacionados con la organización de esa exposición afirmaron que la población ya está aburrida de los mensajes verdes tradicionales. Y pensamos que es verdad. Pero también es verdad que los inventos raros, si luego quedan en nada, tampoco colaboran mucho a que la gente se crea algo de lo que oye.

Antes una fotografía era la demostración de algo. Hoy, una foto no sirve para desmotrar nada, cualquiera puede poner en la misma foto a un personaje de hace un siglo leyendo el periódico de hoy. Que se lo digan a un señor chino que consiguió una foto de un tigre del sur de China, una especie que se daba por extinguida. Resultó que el señor Zhou tuvo la genial idea de recortar el tigre que aparecía en el póster de un amigo suyo, esconder el trozo de papel en una ladera y hacerle una fotografía movida para darle mayor realismo a la escena. Y con este sencillo método engaño a todos hasta que le pillaron.

Esto, que no tiene nada que ver con nosotros, sirve para agrandar aún más la sensación de relatividad. Una foto no vale ya ni lo que vale una palabra y la depreciación de la palabra sólo es comparable con la de la credibilidad de la información que nos llega por miles de canales. Plástico de las maravillas, pórtate bien para que podamos creer en ti.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS