Quieren determinar las aminas aromáticas que ciertos colorantes liberan

Aiju investiga las sustancias residuales en la fabricación de artículos para la alimentación infantil

Luisa Marín.
Aiju
28/04/2008

28 de abril de 2008

Los productos de consumo destinados al público infantil, y en especial a los menores de 36 meses, están sujetos a estrictos requisitos legislativos que resultan difíciles de controlar por parte de los fabricantes, fundamentalmente cuando se ha de regular la presencia de sustancias residuales derivadas de los procesos de fabricación.
foto
Situemos antes que nada el asunto en su entorno legislativo. El Reglamento 1935/2004, de 27 de octubre de 2004, conforma en la actualidad el marco comunitario legislativo aplicable a los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos y establece como principio básico que 'cualquier material u objeto destinado a entrar en contacto directa o indirectamente con alimentos ha de ser lo suficientemente inerte para evitar que se transfieran sustancias a los alimentos en cantidades lo suficientemente grandes para poner en peligro la salud humana, o para ocasionar una modificación inaceptable de la composición de los productos alimenticios o una alteración de las características organolépticas de éstos'.

Este reglamento se complementa con distintas Directivas, que tratan de introducir disposiciones que permiten garantizar el principio básico establecido en el Reglamento.

Los artículos de puericultura quedan amparados por la Directiva General sobre Seguridad de los Productos (2001/95/CE) y, afortunadamente presenta normativa específica en la que se contempla la evaluación física, mecánica y química desde el punto de vista de la seguridad infantil. No obstante, los artículos de puericultura destinados a la alimentación infantil tales como biberones, tetinas, vasos de aprendizaje, cubiertos y vajillas infantiles, además, han de cumplir con las restricciones generales impuestas por tratarse de productos en contacto con alimentos. Consecuentemente, las disposiciones indicadas en el Reglamento Marco son de completa aplicación.

Como consecuencia de la variabilidad de materiales que pueden estar en contacto con alimentos, el Reglamento prevé la creación de Directivas específicas enfocadas por material. Los plásticos constituyen uno de los principales materiales empleados y para la que existe el mayor desarrollo tanto legislativo como normativo. La Directiva específica para plásticos es la 2002/72/CE en la que se indica la lista positiva de sustancias de partida y ciertos aditivos autorizados (incluyendo restricciones individuales, esto se conoce como el límite de migración específica) así como la necesidad de cumplir con el límite de migración global.

El Proyecto

En esta línea, el Instituto Tecnológico del Juguete (Aiju) ha desarrollado un proyecto financiado por el IMPIVA sobre Sustancias Residuales Presentes en la Fabricación de Artículos de Alimentación Infantil cuyo objetivo principal es establecer unas pautas de control para que los productores de materiales y objetos destinados el fin señalado, establezcan un control de residuales químicos, habitualmente tóxicos, que generalmente aparecen en el producto final.

En el proceso de investigación se consideran especialmente distintos tipos de Aminas aromáticas y configura un desarrollo pre-normativo para el análisis de las mismas de acuerdo a las exigencias legislativas en este tipo de productos, especialmente en lo referente a las buenas prácticas de fabricación legisladas en los artículos 5, 6 y 7 del Reglamento general.

Los procedimientos para la determinación de la migración global constituyen la Norma EN 1186. Para las determinaciones de las migraciones específicas, hasta 28 documentos (normas y especificaciones técnicas) se recogen hasta la fecha en la serie CEN/TS 13130 que el CEN (Comité Europeo de Normalización) desarrolla en colaboración con el IHCP (Instituto para la Protección de la Salud y el Consumidor) de la Comisión Europea. No obstante, esta recopilación resulta claramente insuficiente si tenemos en cuenta la enorme cantidad de sustancias cuyo límite de migración específica es requerido.

El proyecto se ha centrado en la determinación de las aminas aromáticas que ciertos colorantes liberan cuando se someten a determinadas condiciones de procesado. Dado que la serie de normas desarrolladas todavía no cubren la totalidad de estas aminas, se ha considerado necesario el desarrollo de métodos destinados a dicha determinación.

Para ello, se ha empleado la cromatografía de líquidos ultrarrápida UPLC combinada con técnicas de extracción y concentración convencionales.

foto
Figura 1: Waters ACQUITY UPLC
Dado que los artículos destinados a la alimentación infantil pueden estar sometidos a diferentes condiciones: calentamientos en microondas, contactos prolongados y una amplia variedad de alimentos, para el desarrollo de los métodos, se ha optado por la realización de los ensayos en las peores condiciones de uso.

Migración específica de aminas aromáticas en plásticos

Las aminas empleadas en el estudio son recogidas en la Tabla 1
foto
Tabla 1: Aminas estudiadas en el proyecto
Una separación óptima de las aminas se consigue con una columna del tipo ACQUITY UPLC BEH C8 2.1 x 100 mm con control de temperatura (50ºC) y con fase móvil combinada entre metanol y tampón fosfato (figura 2). El tiempo máximo por cromatograma es de 10 min.
foto
Figura 2. Cromatograma UPLC-PDA (extraído a 240 nm) de las aminas estudiadas.
Con estas condiciones, la cuantificación de las aminas puede realizarse mediante regresión lineal con coeficiente de correlación 0.995 y el límite de detección de las aminas de um 0.01 ppm.

Como paso previo a la determinación, se preparan disoluciones con concentraciones conocidas en las aminas de interés y se someten a los procedimientos adecuados de extracción para ser posteriormente analizados. Para ello, como medio simulante, se optó por emplear agua y ácido acético por un lado puesto que simularían alimentos acuosos y el simulante sustitutivo isooctano, con el que inicialmente es más sencillo trabajar como alternativa al aceite de oliva (indicado para los alimentos con grasa). Las extracciones fueron optimizadas para conseguir recuperaciones cuantitativas y reproducibles. No obstante, hay que disponer medidas adicionales para evitar pérdidas en las aminas más volátiles.

Aiju

Es el Centro Tecnológico del Juguete, experto en artículos infantiles y de ocio. El Laboratorio del centro cuenta con equipos destinados a la ejecución de todos los ensayos normalizados que son de aplicación en los sectores del juguete y la puericultura. El laboratorio dispone también de diferentes acreditaciones para la realización de sus ensayos, entre los que se incluyen contactos con alimentos.

Empresas o entidades relacionadas

Instituto Tecnológico del Juguete

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS