Entrevista a Albert Soriano i Badia, Director de Cronoplast

Babyplast, una máquina mini a lo grande

Redacción PU18/12/2007
Aquella empresa catalana que congregó a cientos de visitantes en su stand de la K en 1992, atraídos por una pequeña inyectora autónoma de sobremesa capaz de inyectar de forma rápida, económica y con las prestaciones de cualquier inyectora convencional, se encuentra en plena fase de cambio generacional. Se jubila Albert Soriano i Badia 'alma mater' de Cronoplast , -toman las riendas de la empresa Albert Soriano Paris y Noemí Párraga Casanovas- en un momento en que la compañía además, estrena nuevas instalaciones de casi mil metros cuadrados en Abrera (Barcelona). Hoy, Albert Soriano, cuenta a Plásticos Universales cómo muchos de los grandes logros de Cronoplast en el campo de la fabricación de máquinas de microinyección tienen un responsable italiano, Rambaldi, que ha confiado en la empresa.

¿Podría hacer una breve presentación de Cronoplast y explicar desde cuando está implantada en nuestro país?

La empresa nació a partir de un molde ya que desde nuestros inicios y durante treinta años nos dedicamos a su fabricación. La idea de la inyección nació para dar un complemento a nuestra fabricación de moldes. Nuestra vocación inventora e investigadora nos llevó a crear nuestra primera inyectora. Es tan singular que hasta el día de hoy, a finales de 2007, ninguna empresa ha sido capaz de fabricar la máquina por el precio al cual somos capaces de hacerla.

Conseguimos un convenio con la Escuela de Ingenieros de Barcelona y durante todo un año hubo un doctor ingeniero, el director de la escuela de ingeniería, Carles Ribas y seis becarios trabajando con nosotros. Fue un punto de inflexión en la máquina. Tanto, que hoy seguimos siendo líderes mundiales. Somos una pequeña empresa de diez empleados, pero exportamos prácticamente el 90 por ciento de nuestra producción a todo el mundo y estamos en el Régimen General de Exportadores.

foto
Inyectora Babyplast 6/10 VP vertical, de minidimensiones

Además cuentan con varios premios internacionales, ¿con qué reconocimientos cuenta la empresa?

Cronoplast es una empresa con vocación investigadora. Ya en el año 1999 fue galardonada con el Premio a la Innovación Tecnológica de Pimec Sefes. Este Premio nos lo entregó el ex President de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol, y estamos especialmente orgullosos. Además cuenta con diversos premios a la calidad y a la excelencia comercial en ámbito internacional.

En 2006, un 6 por ciento de la facturación se invirtió en I+D a través de nuestro propio departamento de ingeniería. Entendemos que para una empresa de nuestra dimensión es una cifra realmente buena.

La empresa Rambaldi adquirió el cien por cien de sus acciones…

Así es. La empresa italiana Rambaldi siempre ha creído y confiado en nuestro producto.

Inicialmente los italianos entraron en la sociedad, pero con el paso de los años y toda su aportación, nos planteamos la posibilidad de que Italia fuese socia mayoritaria.

A finales de 2004, en noviembre, llegamos a un acuerdo y Rambaldi compró el cien por cien de las acciones.

Desde septiembre de 2007, Cronoplast cuenta con nuevas instalaciones y oficinas en la localidad de Abrera…

Adquirimos el local en octubre de 2006 y en septiembre de 2007 nos trasladamos.

¿Por qué han apostado por el cambio de instalaciones?

Nuestra ubicación en L´Hospitalet de Llobregat estaba afectada por un Plan Urbanístico. Esta razón, el hecho de estar en régimen de alquiler y el deseo de Rambaldi de contar con una infraestructura propia, nos hizo tomar la decisión de comprar una nave industrial en propiedad que nos permitiese racionalizar los métodos productivos y logísticos de la manera más eficaz posible para ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio. Aquí los tratamos de maravilla, tenemos buenas infraestructuras, accesos e incluso unas preciosas vistas a Montserrat.

¿Cuáles son sus principales servicios y sus principales características?

Somos fabricantes de maquinaria para la inyección de plásticos en procesos de microinyección. Siempre hemos ofrecido un servicio integral. Nos convertimos en partners, no en un mero proveedor. Estudiamos con los clientes sus necesidades y desarrollamos, con recursos de ingeniería tanto aquí como en Italia. Asimismo, como fabricantes de ingeniería atentos a las necesidades del mercado internacional, hemos ido ampliando la gama de productos de la inyectora Babyplast horizontal, suministramos inyectoras verticales e instalaciones especiales donde intervienen dos o más inyectoras en procesos automatizados.
foto
Albert Soriano i Badia, Director de Cronoplast
Total transparencia

Cronoplast entrega a Rambaldi una rigurosa Memoria anual. “Somos honestos y damos seguridad a nuestros inversores”, apunta Albert Soriano. La memoria recoge toda la información referente a la compañía: presentación, información general, inversiones detalladas, cifras de ventas, especificación de ventas por máquinas, recambios, periféricos, moldes, servicios, distribución de tipo de máquinas y dónde se han vendido, porcentaje de ventas por países, incidencias de cada año, total de máquinas vendidas, evolución de las ventas en Italia. También controlan cómo y dónde ha vendido y realizan toda la relación de ventas en España.

Una de las empresas clientes de Cronoplast es Alecop, del grupo Mondragón, que se ocupa de las universidades y escuelas técnicas. En España y Francia, vende material didáctico en los centros de FP, Universidades, Escuelas…“A día de hoy, Babyplast es la única inyectora homologada para la enseñanza”, señala.
foto
Babyplast es económica, tiene una potencia instalada de 2,95 kW y su consumo medio es de 1.600 W
foto

¿Puede poner algún ejemplo de colaboración con alguna empresa?

Hemos desarrollado proyectos interesantes. Una de las aplicaciones que hemos creado ha sido destinada a la inseminación artificial de cerdas. Nuestro producto permite realizar entre 30 y 40 inseminaciones. Hemos fabricado las instalaciones que realizan el trabajo de forma automática, desde posicionar los tubos, inyectar una parte mientras la otra asciende por una rampa, y cae en una máquina de emblistar paquetes de cinco. No cobramos, es una cuestión de I+D.
“A finales de 2004, en noviembre, Rambaldi compró el cien por cien de las acciones. La empresa italiana siempre ha creído y confiado en nuestro producto ”

¿Cuáles son los sectores a los que se dirige la microinyección de plásticos técnicos?

Los sectores a los que nos dirigimos son muy amplios, el único requisito en el que deben coincidir es que la pieza sea pequeña. Estamos ubicados en el sector del automóvil, en la gama blanca, en la medicina, sobre todo en la parte odontológica, en la óptica y la telefonía.

Para el sector de la medicina, hemos desarrollado un proyecto importantísimo en una empresa de Carolina del Norte que cuenta con 69 máquinas Babyplast formando islas. Todas ellas fabrican la misma pieza: agujas que una vez inyectadas, giran y quedan agrupadas con un protector de plástico que evita que el usuario se dañe.

Esta edición de Plásticos Universales dedica varios artículos a la automoción. ¿Qué proyectos desarrollan en este campo?

En el sector de la automoción, tenemos proyectos importantes en todo el mundo. Clientes nuestros son Valeo, AMP, … tenemos clientes muy importantes. Realizamos proyectos llave en mano para el sector del automóvil, cierres automatizados de capó, llaves eléctricas y el clipage de las carrocerías. Algunos de estos moldes los hemos dirigido y desarrollado nosotros ya que trabajamos directamente con moldistas.

¿Qué sector está despuntando últimamente en el mercado?

El 90 por ciento de la producción la dedicamos a la exportación. Recibimos pedidos de Italia, quien comercializa nuestro producto en todo el mundo, quien nombra distribuidores y se ocupa de todas las ventas del mundo excepto en España y Portugal, mercados de los que nos encargamos nosotros.

Ellos nos dan un programa, hacemos las máquinas y las enviamos. Sabemos a quién las venden pero no siempre conocemos la actividad que desarrolla la empresa.

¿Cuál es su producto estrella?

Sin duda, la inyectora Babyplast. Sin embargo, nuestro producto más valorado es el UAI (Unidad Autónoma de Inyección).
Investigación, desarrollo

y nuevos inventos

Si de algo puede presumir Cronoplast es del gran peso que la I+D ha tenido en la compañía. No es reciente, ya que en los ochenta la empresa dedicaba importantes recursos económicos y humanos al constante estudio de nuevas tecnologías, materiales y maquinaria. ¿El resultado? Una máquina única en el mundo, como apunta Albert Soriano, ser pioneros en el desarrollo de una unidad de inyección autónoma y de ser un referente en la microinyección.

foto
Albert Soriano Paris y Noemí Párraga Casanovas, la nueva generación de Cronoplast
foto
La empresa cuenta con numerosos premios
foto
Albert Soriano agradece la confianza a la empresa italiana

Rambaldi

¿Qué materias primas pueden transformarse en sus máquinas?

Nosotros decimos que podemos procesar los mismos materiales que cualquier máquina grande del mercado, desde amorfos a cristalinos, ABS, poliamidas, resinas acetálicas, materiales plásticos técnicos, termocaucho, todos.

Y a veces nos atrevemos a hacer más cosas, incluso hemos llegado a hacer galletas de pan en Alemania.

Babyplast es una institución en el mercado de la transformación de plástico, en la K 2007 hemos podido ver inyectoras bicomponente, LSR, un modelo vertical, ¿qué tecnologías son las más demandadas por el sector y cuáles son nuevas en las inyectoras de Cronoplast?

Desde hace años Babyplast es líder en el sector de la microinyección. Participa en todos los certámenes internacionales presentando nuevas tecnologías incorporadas a sus máquinas. Concretamente, en Düsseldorf presentamos la inyectora vertical con plato giratorio y la inyectora Babyplast equipada para inyectar silicona.

Por un lado, una de las novedades más importantes fue la inyectora bicomponente de silicona. Y por otro, el plato giratorio ya que nuestra inyectora hasta ahora había sido estática.

La cantidad de moldes construidos en el mundo la acreditan como empresa con mucha experiencia en la microinyección, ¿Qué demanda el cliente en la actualidad?

En períodos de crisis, como el que padece el sector de los plásticos con la entrada de los mercados asiáticos, el incremento del precio del petróleo y sus derivados, el mercado frena.

Precisamente es aquí donde entramos nosotros: Babyplast es económica, tiene una potencia instalada de 2,95 kW y su consumo medio es de 1.600 W, como una bombilla de discoteca. Con eso produce nuestro cliente.

Además ofrecemos otra ventaja que permite alcanzar una mayor competitividad. Si un cliente tiene que rentabilizar una pieza para la que utiliza un molde de ocho cavidades, nosotros le proponemos la fabricación de la pieza en una batería de varias Babyplast, cada una de ellas con su pequeño molde, más rentable que el de multicavidad. En el caso que el cliente deba realizar una modificación debe parar la producción, sin embargo, con las Babyplast se puede parar una y realizar la modificación sin parar toda la producción.

Empresas o entidades relacionadas

Cronoplast, S.L.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS